Warren Buffet siempre paga en efectivo, por eso debes aceptar todas las formas de pago

La respuesta es tan simple como importante para el futuro de tu empresa.
Warren Buffet siempre paga en efectivo, por eso debes aceptar todas las formas de pago
Crédito: Daniel Zuchnik | Getty Images

Entrepreneur's New Year’s Guide

Let the business resources in our guide inspire you and help you achieve your goals in 2021.
Entrepreneur Leadership Network VIP
President of The Marks Group
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Si alguna vez Warren Buffett llegara a entrar a tu tienda o restaurante, lo más probable es que pague su compra en efectivo.

“Tengo una tarjeta American Express que saqué en 1964” le dijo Buffett, cuyo valor neto es de más de $88 mil millones de dólares, a Yahoo Finance el año pasado. “Pero pago en efectivo el 98 por ciento del tiempo. Si voy a un restaurante, siempre pago con efectivo”.

Es correcto. Warren Buffett, uno de los hombres más ricos del mundo, prefiere pagar en efectivo. De hecho, dice que siempre suele traer unos $400 dólares en la cartera. ¿Es porque no le gustan las tarjetas de crédito? ¿Le preocupa su seguridad? ¿Está intentando evitar los intereses y penalidades en caso de que no pague a tiempo?

De hecho, no, ninguna de las anteriores. La explicación es que para Buffett, pagar en efectivo “es más fácil”.

Sin embargo, Buffett es parte de la minoría. Cada año hay cada vez menos personas utilizando efectivo. De hecho, según una encuesta de los bancos estadounidenses realizada en 2017, de más de 2,000 estadounidenses, 50 por ciento sólo trae efectivo la mitad del tiempo. Entre la gente que sí carga con efectivo, casi la mitad dice llevar menos de $20 dólares y 76 por ciento dijo llevar menos de $50 dólares. Apuesto a que la cantidad de estadounidenses que no lleva efectivo ha aumentado desde entonces.

Así que hay un creciente número de personas a las que no les gusta usar efectivo, pero sigue habiendo mucha gente como Buffett que prefiere no sacar un crédito (o que no tiene la opción de hacerlo). Claramente estamos en un momento de transición. Hace veinte años, el efectivo era el rey. Hoy en día la cosa es mucho menos, y en 20 años puede que haya desparecido para siempre.

Pero si estás manejando un pequeño negocio en 2020, nada de esto importa. ¿Por qué?

Porque lo que quieres es vender. Y lo último que quieres es tener que rechazar a un cliente porque no te están pagando como quieres. Yo suelo toparme con pequeños negocios que hacen esto. Me dicen (a mí, el cliente) que sólo aceptan efectivo. O que tienen una política de pago mínimo con tarjeta. También me han tocado otros negocios que, a pesar de las leyes en ciudades como Philadelphia, San Francisco y Nueva York, sólo aceptan tarjeta de crédito. Estas personas, literalmente, estarían rechazando a Warren Buffett.

Esto no sólo es tonto sino que termina por insultar al cliente. Los consumidores actuales tienen preferencias sobre cómo quieren pagar por sus compras. Algunos, como Warren Buffett, prefieren usar efectivo. Otros prefieren tarjetas de crédito. Los pagos móviles como Apple Pay (que está por conseguir el 10 por ciento de todas las transacciones globales para 2025) se están haciendo cada vez más populares. Puede que Bitcoin sea menos volátil en algunos años. Puede que terminemos aceptando el Yuan como moneda en una década. ¿Quién sabe?

Sin embargo, no importa. Si eres un pequeño vendedor o un restaurantero, tienes que darle opciones a tus clientes. Tienes que ofrecer todas las opciones, y necesitas descifrar cómo hacer que esto te funcione financieramente. Claro, hay tarifas y pagos por ofrecer pagos móviles, pero cada vez hay formas de ayudarte a manejar estos gastos, y claro, parte de tu trabajo es encontrarlas. ¿Por qué?

Porque el cliente tiene que tener opciones. No te gustaría tener que mandar a Warren Buffett a su casa porque prefiere pagar en efectivo, así como no te gustaría tener que rechazar a otro cliente porque no tengas el método de pago que prefiera.

Por lo menos no hasta que tengas $88 mil millones de dólares en el banco.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur