4 caminos para romper los 'techos de hierro', según Angélica Fuentes, ex CEO de Omnilife

Además de haber dirigido Grupo Omnilife, Angélica Fuentes es reconocida por su lucha en favor del liderazgo de las mujeres. Aquí te dejamos 4 recomendaciones para romper todos los techos que frenan la equidad de género.
4 caminos para romper los 'techos de hierro', según Angélica Fuentes, ex CEO de Omnilife
Crédito: Isaac Alcalá Nacar

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Magazine Contributor
5 min read

This story appears in the March 2020 issue of Entrepreneur Mexico. Subscribe »

Su teléfono no paraba de vibrar. Angélica Fuentes estaba en una junta en Los Ángeles esa tarde del 15 de noviembre de 2019. Ante la insistencia de las llamadas, salió aprisa. Pensó que tal vez le había pasado algo a alguna de sus dos hijas.

“¿Estás sentada?”, le preguntó una amiga del otro lado del auricular. Y luego le soltó la noticia: “Jorge acaba de fallecer.”

La muerte de Jorge Vergara, fundador de Omnilife y dueño del equipo de futbol Chivas, con quien estuvo casada siete años, no la dejó inmune. “Se me fue el corazón a los pies.”

La historia de amor entre ambos se convirtió en un escándalo cuando, el 3 de abril de 2015, Vergara la destituyó como CEO de Grupo Omnilife y la acusó de fraude.

Ella niega las acusaciones. Mientras los tribunales deciden el futuro del pleito legal, decidió lanzar la microfinanciera Muvop y seguir su lucha por la equidad de género en los negocios y la economía.

“En México y en América Latina, las mujeres no enfrentamos un techo de cristal, enfrentamos un techo de hierro, porque es mucho más fuerte y difícil de romper, es mucho más obvio y tristemente es mucho más aceptado, incluso a veces por la misma mujer”, dice.

Por eso, Angélica, quien también lideró los esfuerzos de equidad de género para México en el Foro Económico Mundial, afirma: “Yo estoy convencida de que cuando le damos oportunidades a la mujer, cuando le damos crédito, cuando le damos capacitación, se convierte en un detonador para que un país tenga un crecimiento sostenible.”

Aquí te dejamos cuatro recomendaciones de Angélica Fuentes para avanzar en la equidad y romper los ‘techos de hierro’:

  1. Cree en ti. Angélica dice que a las mujeres se les ha enseñado a través de la historia a no creer en ellas, a ser solo la hija, la esposa o la madre de alguien. “Es fundamental que la mujer empiece a creer en ella, que sepa que es valiente y valiosa, que entienda que todo lo que quiere empieza con ella misma: amor, respeto, dignidad… todo empieza con ella. Y para poder moverse de ese lugar donde siente que no vale, que no puede, que no cree en ella, tiene que ir a tocar a su propia puerta y decir: ‘Sí voy’. Una vez que una mujer recupera ese poder, despierta en ella, y tiene capacitación y educación financiera, el límite se vuelve el cielo.”
  2. Sé ambiciosa. “Nos han dicho que las mujeres no debemos ser ambiciosas; los hombres sí, pues un hombre ambicioso es bien visto, es aquel que debemos de admirar, con quien debes de estar, pero cuando una mujer es ambiciosa le pones la cruz y la ves como una mala mujer. ¡Y no se vale! Las mujeres tenemos el mismo derecho de ser ambiciosas”, dice Fuentes. A esta ambición, recomienda agregarle la actitud correcta y mucha disciplina. “En la vida, nada te cae del cielo. Tenemos que trabajar con mucha disciplina y mucha constancia cualquier proyecto”, dice y remata: “Lo más importante es saber quién soy yo, en dónde estoy, qué quiero y adónde voy.”
  3. Atrévete a ser vulnerable. “Ser femeninas en nada nos quita ser poderosas, fuertes, capaces, inteligentes, sabias”, afirma. Incluso, dice, “la fortaleza más grande que las mujeres poseemos como seres humanos es la vulnerabilidad. Algo que el hombre no se permite y la mujer, por lo general, sí. Un hombre que se permite ser vulnerable es alguien que conecta más con los otros seres humanos porque se requiere de mucho valor ser vulnerable.” Por eso recomienda que no le temas al fracaso. “Los fracasos los debemos de ver como otra oportunidad en la vida para seguir avanzando, y no como algo negativo. El peor fracaso que podemos tener es no intentarlo.”
  4. Haz equipo con el hombre. Ella piensa que hombres y mujeres deben trabajar en equipo. “Dos cabezas piensan mejor que una. Dos visiones diferentes se complementan y crean de forma más exponencial.” El problema de la equidad de género no se va a resolver enfrentándose. “Hay muchas cosas que nos diferencian, pero también que nos complementan. Esto es algo que tenemos que entender, aceptar, vivirlo y trabajarlo en equipo. Todo el tema de equidad de género no se va a mover tan rápido como quisiéramos si no incluimos y si no cooperamos con el hombre. Nos corresponde hacerlo a todos porque al final de cuentas es en beneficio de toda la sociedad.”

Keep Reading

Latest on Entrepreneur