¡No tienes que ser siempre la estrella del equipo! Lecciones para tu carrera de la salida de Tom Brady de los Patriotas

Case Keenum y Chase Daniel son dos QB menos conocidos que son igual de importantes para sus equipos.
¡No tienes que ser siempre la estrella del equipo! Lecciones para tu carrera de la salida de Tom Brady de los Patriotas
Crédito: Maddie Meyer | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Cofounder, www.GetMomentum.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

No es ningún secreto que la figura más comentada en los deportes la semana pasada fue el exmariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady. El miembro del Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional anunció a través de sus redes sociales que dejaría la franquicia que ayudó a rejuvenecer y conducir a seis victorias en el Super Bowl en el transcurso de dos décadas.

Sin embargo, hay otros dos mariscales de campo menos de conocidos que no solo han logrado permanecer en la liga (una hazaña en sí misma, teniendo en cuenta que la carrera promedio de la NFL es de poco más de tres años), sino que también están ganando dinero siendo buenos compañeros de equipo y maestros. 

Case Keenum, anteriormente con los Pieles Rojas de Washington, firmó un contrato de tres años por ocho millones de dólares con los Browns de Cleveland para ser el suplente de Baker Mayfield. Chase Daniel, previamente con los Osos de Chicago, firmó un contrato por tres años y más de 13 millones de dólares con los Leones de Detroit para respaldar a Matt Stafford. Aquí hay un desglose del valor que aportan, títulos de Super Bowl o no, y las lecciones que puedes aplicar a tu propia carrera.

Ego sacrificado

El día del juego, tanto Keenum como Daniel saben que hay una buena posibilidad de que estén en la banca, ya sea sentados en el banco o de pie cerca del entrenador en jefe con un portapapeles en la mano. Ambos firmaron no por lo rápido que pueden correr o lo lejos que pueden lanzar, sino por el valor que aportan de lunes a sábado al ayudar al entrenador a prepararse.

Todos los que juegan en la NFL quieren estar en el campo, pero los grandes respaldos saben que es su trabajo preparar al titular para cualquier situación. El ego y el orgullo corren desenfrenados en toda la liga (como puede pasar en los negocios), y muchos jugadores son expulsados ​​de los equipos.

En tu puesto actual, ya sea como emprendedor, empleado o jefe, trata de mantener el valor por delante de la visibilidad. ¿Qué es lo que traes al equipo que mantiene tu negocio en movimiento? Puede ser algo que consideres pequeño, como organizar una reunión o corregir un documento, pero es importante. Tiene valor y tú también.

Dominar la descripción de tu trabajo

Cuando los respaldos de seguridad como Keenum y Daniel son contratados por equipos, los entrenadores esperan principalmente tres cosas:

  • Un veterano experimentado que pueda actuar como caja de resonancia para el titular.
  • Un tipo decente que puede impartir sabiduría al equipo en diferentes escenarios.
  • Una opción capaz si el titular se cae que pueda intervenir y mantener competitivo al equipo.

Observa estos tres adjetivos: experimentado, decente y capaz. Un entrenador en jefe es feliz cuando un backup cumple con esas expectativas. Gran parte de nuestra trayectoria profesional se centra en ascender y olvidamos dominar el título que tenemos actualmente.

En tu propio trabajo es importante revisar la descripción de puesto una vez cada tres o cuatro meses. Estudia lo que estás haciendo constantemente y evalúa las áreas en las que podrías mejorar. Esta no es una información nueva para ninguno de nosotros, pero es probable que tengas longevidad simplemente por ser experimentado, decente y capaz.

Aprender todo lo que puedas siempre

El mariscal de campo Steve Young fue el suplente de Joe Montana durante cuatro temporadas con los 49ers de San Francisco. Su frustración de no entrar al campo cambió cuando, como describe en su autobiografía, se sentó junto a Stephen Covey, autor del famoso Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas, en un viaje en avión.

Mientras Young lamentaba su situación actual ante Covey, enfocándose en los contras más que en los beneficios, el autor detuvo al mariscal de campo con algunas preguntas conmovedoras: "Espera un segundo, ¿es este el mejor equipo de la liga?" "¿Juegas para el mejor entrenador?" "¿Está Joe Montana a tu alrededor todo el tiempo?" "¿Puedes hacerle preguntas?"

Young respondió que sí a los cuatro. Pasaría a una a tener una carrera que lo llevaría al Salón de la Fama de la NFL. 

Hay una buena posibilidad de que Case Keenum ni Chase Daniel lleguen a ser tan conocidos como Brady, pero han hecho lo suficiente para mantenerse valiosos y empleables.

Si quieres quedarte en tu lugar de trabajo, sacrifica tu ego, domina la descripción de tu puesto y acepta estar aprender todo lo que puedas. Siempre existe la posibilidad de que te llamen a un gran juego.
 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur