6 formas inteligentes de diversificar tu portafolio de inversiones

Sigue estos simples pasos y cosecharás el éxito financiero.
6 formas inteligentes de diversificar tu portafolio de inversiones
Crédito: Eskay Lim/EyeEm | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Guest Writer
Founder of Echelon Copy LLC
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Cualquiera que haya estudiado finanzas, aunque haya sido un sólo día, podría decirte que construir un portafolio diversificado de inversiones es fundamental para el éxito, principalmente porque minimiza el riesgo y potencializa las oportunidades.

Sin embargo, diversificar de forma inteligente es más fácil en teoría que en la práctica. La estrategia de inversión que tengas hoy puede determinar el éxito financiero que consigas en los próximos años. Elegir mal las diversificaciones puede terminar siendo tan riesgoso como no diversificar nada. Así que, ¿cómo llevar tu portafolio al éxito financiero? Los siguientes seis tips pueden ayudarte.

1. Calidad sobre cantidad

El hecho de tener una gran cantidad de inversiones no necesariamente significa que tu portafolio está bien diversificado. Si sueles enfocarte únicamente en acciones locales, puede que te convenga buscar opciones internacionales. Dos de los factores más importantes a la hora de darle variedad a tu portafolio son el valor y el crecimiento. Algunas inversiones son lucrativas porque ya están bien valuadas, otras son valiosas por su potencial de crecimiento. Asegúrate de tener de ambas en tu portafolio.

2. Los inversionistas inteligentes tienen liquidez

Además de acciones, bonos y bienes raíces, un portafolio de inversiones seguro incluirá una fuerte cantidad de dinero en efectivo. La liquidez ofrece seguridad y estabilidad y protege tus otras inversiones de circunstancias no previstas. Muchos inversionistas son tan agresivos que se quedan sin dinero para sobrellevar las situaciones económicas difíciles.

Para saber más: 

El efectivo no sólo ofrece estabilidad, sino que permite a los inversionistas aprovechar rápidamente las situaciones únicas. Por ejemplo, en 2015, Warren Buffet, famoso por tener mucho dinero en su portafolio, pudo comprar 1.6 millones de acciones de Wells Fargo cuando el precio de las acciones cayó repentinamente.

Cuando construyes seguridad y liquidez en tu portafolio a través del dinero en efectivo, no solo podrás llegar a la cima incluso en las recesiones económicas más difíciles, sino que también podrás vencer a otros inversores cuando las oportunidades adecuadas se presenten.

3. Limita las conjeturas mediante franquicias

Las franquicias son una estrategia de inversiones comprobada, con bajo riesgo y alto potencial, considerando que sus dueños toman préstamos de sistemas con reconocimiento per-existente y tazas de éxito comprobadas.

De hecho, según una publicación de Seth Lederman de Frannexus, quien trabaja con profesionistas buscando oportunidades de franquicias, “La mayoría de las empresas nuevas corren un gran riesgo cuando comienzan con conceptos y prácticas no probados. Con las franquicias, las conjeturas se reducen al mínimo, y la posibilidad de éxito duradero y la creación de riqueza aumenta significativamente”.

Las franquicias ya vienen con su propio marketing, con lealtad de clientes e incluso con sistemas de entrenamiento ya dispuestos. Los dueños de nuevos negocios podrían ahorrarse grandes cantidades de dinero cuando compran una franquicia en lugar de crear un nuevo negocio independiente.

4. Invertir en bienes raíces suma variedad

Las inversiones en bienes raíces funcionan de forma diferente, y por esto, algunos inversionistas son cautelosos a la hora de entrar en este mercado. Pero la ventaja de las bienes raíces es que hay muchas formas de beneficiarte, ya que generan riqueza a través de rentas, beneficios fiscales, avales o ganancias inmediatas de una posible reventa. La diversidad inherente en las inversiones inmobiliarias las convierte en una apuesta inteligente.

Para saber más: 

5. Mantén las inversiones novedosas al mínimo

Cada cierto tiempo, surge una industria que parece un camino fácil hacia la riqueza, pero es importante no permitirte caer en esta tentación. Si quieres intentarlo, invierte una porción de tu dinero, pero mantén el resto en otras industrias.

Un ejemplo de lo que pasa cuando demasiados inversores ponen todo su dinero en una tendencia creciente fue lo que pasó durante la burbuja del dot-com en el año 2000. El internet parecía un sueño, y muchos inversionistas no fueron capaces de mantener estrategias inteligentes, por lo tanto, derrochando dinero cuando una gran parte de estas empresas resultó estar sobrevaluada y sus acciones colapsaron.

6. No tomes decisiones en automático

El hecho de que creas que tienes un portafolio hermosamente diverso no significa que puedas dejar que tus inversiones se manejen solas. Es imperativo mantenerte informado sobre cada mercado en el que estás operando. Entre más involucrado estés, más fácil será notar señales de alerta. También podrás saber cuándo necesitas retirar cierta inversión o cuándo debes esperar pacientemente a que pase una mala racha. La gente rara vez hace dinero por accidente. No permitas que tus inversiones se manejen en automático.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur