La 'Espiral de la muerte' de las pymes mexicanas

Estamos una etapa inédita de la humanidad, en los que los enfoques tradicionales de la gestión de una startup resultan insuficientes, en el mejor de los casos.
La 'Espiral de la muerte' de las pymes mexicanas
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hoy en día no se puedo más que estar de acuerdo con la tesis principal que transmitieron ya hace unos años los directivos de Sequoia Capital, uno de los principales fondos de venture capital del mundo.

Introdujeron un concepto especialmente interesante que tiene mucho que ver con el efecto económico que están sufriendo hoy las pymes en el mundo, denominado “Espiral de la muerte”.

¿De donde viene la Espiral de la muerte? Es un fenómeno en el que un grupo de hormigas que han perdido la pista del grupo principal, se juntan formando un círculo que gira continuamente hasta morir de agotamiento.

No cabe duda que estamos una etapa inédita de la humanidad, en los que los enfoques tradicionales de la gestión de una startup resultan insuficientes, en el mejor de los casos. Día tras día se superan “barreras de contención” que eran en teoría innombrables, y que definían los límites de nuestro pequeño ecosistema emprendedor.

Las magnitudes tradicionales dan una imagen siniestra (PIB, desempleo, etc.) del panorama de los meses venideros, impregnando todas las capas de nuestra sociedad de un pesimismo que cada día se está volviendo más endémico.

“¿Podemos decir que no éramos conscientes de lo que se avecinaba? Siendo crítico, creo que en cierta medida sí lo éramos, pero sin duda era más cómodo dejarnos llevar por la bonanza”.

Dejar la autocomplacencia

Ahora ha llegado el momento de dejar atrás la autocomplacencia y mirar más allá. Para ello, lo primero que debemos hacer es analizar de forma realista la situación de nuestras empresas e sectores en el entorno actual.

Están apareciendo diversos “expertos” que dan excelentes recetas para que nuestras compañías naveguen de la mejor forma posible, pero ¿son realmente novedosas dichas recetas?

No revelare ningún misterio indicando que, en mi opinión, no lo son, lo cual no les quita ni una pizca del merito que tienen. Haciendo un esfuerzo de síntesis, podemos identificar los siguientes patrones comunes de acción para afrontar la tristemente espiral de la muerte de las pymes.

  • Analizar de forma super crítica la oferta de servicios y productos de nuestra organización, identificando los mas rentables y potenciarlos. Igualmente debemos identificar aquellos que no resultan estratégicos o no ofrecen un buen retorno, y si es necesario, deshacernos de ellos (desgraciadamente es habitual que esta información se base más en percepciones o ideas que en conocimiento claro del retorno, costes o rentabilidad de cada uno de los servicios).
  • Reinventar la estrategia de gasto de operaciones (OPEX), identificando todos los costes fijos susceptibles de ser eliminados o externalizados, y por tanto, convertirse en costes variables. En este punto, me gustaría hacer un alto y destacar la interesantísima oportunidad que se abre al hipersector on-demand, en áreas tan prometedoras como el talento humano on-demand, tu empresa as a service (SaaS) o incrustación en nuevas comunidades digitales, entre otras.
  • Redescubrir nuestra gestión de clientes, acercándonos a ellos, conociéndolos mejor y, sobre todo, discriminando a los “buenos” de los “malos” (no sólo con base en los manidos criterios clásicos de rentabilidad y solvencia, sino de otros como la proyección o cercanía estratégica).
  • Exponenciar nuestro esfuerzo en la generación de negocio, a través de un super foco comercial acompañado por un refuerzo y reorientación de la estrategia de free marketing. Es importante buscar iniciativas capaces de generar retornos claros y sobretodo rápidos.
  • Evaluar de manera critica si nuestra plantilla se adecua a las necesidades reales de producción o ingresos a corto/medio plazo. En este sentido, no puedo evitar adelantar que el prescindir de una parte de la plantilla no siempre es la mejor estrategia, pero el ser realista… ¿quizás sea mejor plantear una nueva política de la distribución de los ingresos de los recursos de la empresa?

Relacionada: La vida on demand, la verdadera oportunidad de los emprendedores detrás de la crisis

Foto: Depositphotos.com

No más medidas excepcionales

Todas estas medidas no deberían ser planteamientos excepcionales para adoptar en épocas de “vacas flacas”, sino más bien una guía de buenas prácticas responsables a seguir en nuestro futuro como emprendedores, especialmente durante las épocas de “vacas gordas” o ¿acaso no deberíamos cuestionar todos esos puntos sistemáticamente en nuestras empresas, deshaciéndonos de las líneas menos rentables/estratégicas y cuestionando la necesidad de cada gasto?

Aunque parezca anacrónico, analizado desde la perspectiva financiera de corto plazo, es ahora cuando se dan algunos de los factores más interesantes para una época dorada de la innovación, si somos capaces de mirar más allá:

  • Disponibilidad de recursos especializados a un coste razonable.
  • Necesidad de hacer las cosas de forma diferente y optimizar procesos.
  • Competencia focalizada en reducir su perfil de gastos.
  • Disponibilidad de únicamente quedarse con el personal mas valioso.

En resumen, a menos que se disponga de un músculo financiero en condiciones (y, aun así), si como empresario no quieres entrar a la espiral de la muerte, debes dejar de guiar tu estrategia a corto plazo, que debe pasar a ser gobernada únicamente por el circulante.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur