Por qué Shake Shack recibió 10 millones de dólares en fondos y luego los regresó

La cadena regresó el paquete de estímulo después de ser criticada por aceptar dinero destinado a pequeñas empresas en dificultades.

Por
Nota original publicada en Business Insider

Shake Shack ha decidido devolver un préstamo de 10 millones de dólares que recibió del gobierno de Estados Unidos como parte de su estímulo de coronavirus, después de estar entre algunas de las grandes cadenas criticadas por tomar dinero de un programa destinado a ayudar a las pequeñas empresas en dificultades.

Cliff Hawkins/Getty Images vía BI

La marca de hamburguesas es una de las cadenas de hamburguesas más populares del mundo, opera más de 200 restaurantes en varios países y el año pasado obtuvo casi 595 millones de dólares en ingresos.

En un comunicado publicado en LinkedIn el domingo por la noche, el presidente de la cadena Danny Meyer y su CEO Randy Garutti explicaron que si bien su empresa calificó para recibir asistencia como parte del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP), no tenían idea de que el fondo se agotaría en menos de dos semanas, y que devolverían su préstamo para ayudar a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) que necesitan más dinero.

Antes del anuncio, Shake Shack recibió críticas por obtener fondos PPP cuando tantas Pymes quedaron excluidas del programa. También se llamó a otras grandes cadenas como Ruth's Chris Steakhouse, Potbelly Sandwich Shop y Taco Cabana por aprovechar el programa.

Los críticos a Shake Shack comenzaron a acumularse más el viernes, cuando la compañía anunció que además había recaudado 150 millones de dólares en una oferta de capital privado.

En su declaración del domingo, Meyer y Garutti dijeron que la solicitud de PPP "era extremadamente confusa" y que "la responsabilidad recaía en cada negocio para determinar cómo, cuándo, o incluso si solicitar" el préstamo.

Para calificar para el préstamo, una empresa no podía tener más de 500 personas trabajando en una sola ubicación, lo que significaba que Shake Shack, así como casi cualquier otro restaurante en Estados Unidos, era elegible.

Después de despedir a cientos de trabajadores durante la crisis del coronavirus y operar con una pérdida de 1.5 millones de dólares a la semana, Meyer y Garutti dijeron que decidieron solicitar el préstamo para "proteger la mayor cantidad posible de empleos posibles".

Pero de lo que no se dieron cuenta, escribieron, es que el programa estaba "subfinanciado" y que "muchos de los que más lo necesitan no han recibido ayuda".

"No había letra pequeña, en ninguna parte, que sugiriera: 'Solicite ahora, o nos quedaremos sin dinero para cuando finalmente llegue a la fila'", escribieron Meyer y Garutti.

Meyer y Garutti dijeron que decidieron devolver el préstamo en su totalidad después de asegurar lo que creen que es suficiente dinero para mantenerlos a flote por ahora.

"Shake Shack tuvo la suerte el viernes pasado de poder acceder al capital adicional que necesitábamos para garantizar nuestra estabilidad a largo plazo a través de una transacción de capital en los mercados públicos", dijo el comunicado.

"Estamos agradecidos por eso y hemos decidido devolver de inmediato el préstamo PPP completo de 10 millones de dólares que recibimos la semana pasada a la SBA para que los restaurantes que más lo necesitan puedan obtenerlo ahora", agregó, refiriéndose a la Pequeña Empresa Administración, que procesa préstamos PPP.

Meyer y Garutti reconocieron las críticas de haber ganado el préstamo en primer lugar, y dijeron que "las empresas de todo el país estaban comprensiblemente en armas" cuando los fondos del PPP se agotaron en solo 13 días.

Agregaron que están contentos de que el Congreso esté a punto de aprobar otra ronda de financiamiento del PPP, pero escribieron que esta vez las empresas que necesitan más dinero deben ponerse al frente de la línea.

Ingresa Ahora