No seas parte del montón, sé el 3% en tus finanzas

Déjame decirte que todos los emprendedores deben aspirar a ser del 3% de la población que hace las cosas diferentes.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Si eres emprendedor seguramente sabes que es muy difícil tener tus finanzas al 100%. Muchas veces el término “emprendedor” es visto como algo que está de moda y en tendencia, algo que es fácil y que no requiere mucho esfuerzo. Pero tienes que saber que la realidad es que al principio, el emprendedor batalla mucho con el flujo y sobretodo con sus finanzas personales y de la empresa.  

depositphotos.com

Jim Ron decía que el 97 % de las personas no están contentas con su trabajo, no ahorran, no tienen buenas relaciones, no llevan un buen control de sus finanzas y finalmente la mayoría ya tiró la toalla porque no busca ni encuentra soluciones a sus problemas. 

Pero, existe un porcentaje pequeño del 3% que continuamente busca mejorar e ir en contra de la corriente en todas las áreas de su vida. 

Déjame decirte que todos los emprendedores deben aspirar a ser del 3% de la población que hace las cosas diferentes. Y significa que debemos tomar responsabilidad por cómo construimos nuestra vida financiera.

¿De qué porcentaje buscas ser tú?

Para lograr esto, el primer paso es tener una meta bien clara porque como lo he mencionado en el artículo de 5 pasos para ser emprendedor, lo que no se mide, no se puede mejorar. Necesitas pensar ¿Qué quiero hacer con mi dinero? ¿Cuál es mi meta financiera para este año? ¿Cómo puedo hacer más? ¿Cuál es mi meta de facturación de mi empresa? O ¿Para qué quiero usar mi dinero?  

Ahora que tienes tu meta clara, es necesario cambiar tus hábitos en las finanzas y para ello quiero darte estas recomendaciones: 

1. Deja de trabajar para fin de semana

No postergues nada, al contrario ponle una fecha o un día para poder trabajar en ello. Hay muchas personas que dejan todo para el final y todos sabemos que aunque digas que lo harás el fin de semana, terminas sin hacerlo.

2. No vivas un escalón arriba

Esto es muy importante, hay que ajustarse el cinturón. No compres lo que no puedes pagar en ese momento. Trata de vivir siempre a tu nivel y siendo muy consciente de a dónde quieres llegar. 

3. Investiga y aprende 

Un emprendedor tiene que saber y conocer absolutamente todo lo que rodea su negocio. Es necesario que todo el tiempo estés actualizándote. Las mejores batallas se ganan en territorios conocidos. 

4. Ten una meta clara 

Como lo mencionaba anteriormente, si no tienes una meta clara, ningún camino va a llevarte a tu propósito. 

5. No muevas la meta

Si constantemente estás moviendo la meta, sencillamente es lo mismo a no tener una meta. Nunca podrás llegar. 

A continuación te presentó un modelo de ahorro para que puedas empezar a implementarlos basandote en tus metas financieras: 

Cofres: Modelo financiero

Este modelo te ayudará a tener un orden en tus finanzas y déjame decirte que no solo aplica a los emprendedores, aplica a todo aquel que busque mejorar en esta área de las finanzas personales. 

La idea es distribuir el 30% de tus ingresos entre los 3 cofres y para esto, tienes que ir llenándolos uno por uno. 

Aquí te pongo el ejemplo, si tu ganaras $10 pesos, de 1-3 meses llenarías el primer cofre con $30 pesos, posterior de 3-6 meses llenarías el segundo que corresponde a $60 pesos y finalmente el cofre de los sueños se llena por metas claras de lo que quieres al año.

Imagen: Cortesía de Kiperfy

Aquí te lo explico paso por paso: 

Si tu ganaras $10 pesos, deberías destinar $3 pesos para llenar el primer cofre en un periodo de tiempo de 1- 3 meses. Al mantener este cofre de flujo lleno, podrás no depender de nadie en los siguientes meses. 

El segundo es el cofre de las emergencias y se llena después de que ya llenaste el cofre de reserva o flujo. Va desde lo más líquido a lo menos líquido, es decir, tener de 3- 6 meses de dinero en cosas de valor como joyería, pinturas, dólares o cualquier cosa que en su momento puedas intercambiar por dinero líquido. 

El cofre número 3 es el de sueños y deseos y dependiendo de la edad puedes invertir tu dinero de una forma agresiva o menos agresiva. Por ejemplo, si tienes 30 años, puedes arriesgarte con el 70% , si tienes 40 años puedes arriesgar el 60%. Esto es porque si tú aún vives en casa de tus papás, tienes dinero que no gastas en hijos, en el súper o cualquiera de estas responsabilidades. A mayor edad mayor responsabilidad es por eso que tienes que arriesgar menos. 

Hay una frase que me gusta mucho y dice que si juntáramos todo el dinero del mundo y lo repartiéramos equitativamente, en poco tiempo el dinero acabaría en las mismas manos. Y se refiere a que las personas que tienen mucho dinero van a poder volver a hacer más dinero, sin embargo, las personas que no tienen una disciplina y una buena administración financiera, gastarán el dinero que al final quedará en las manos de las personas ricas. 

Ahora te toca a ti, comienza con poco y conviértelo en hábito hasta que tu dinero crezca. 

Ingresa Ahora