Mayor estrés, más gastos innecesarios: Cómo 'amarrar' tu cartera durante la cuarentena

Está bien si te quieres dar un gusto, pero lleva el control de tus gastos. Recuerda que el panorama aún es muy incierto.
Mayor estrés, más gastos innecesarios: Cómo 'amarrar' tu cartera durante la cuarentena
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hace apenas un par de semanas, se anunció que México estaba entrando a la fase 3 del COVID-19

Las autoridades han pedido a las personas que nos quedemos en casa, y que solo salgamos para asuntos de suma importancia, lo que ha modificado de manera notable el comportamiento de consumo a nivel mundial.

De acuerdo con un estudio realizado por Nielsen, existen seis etapas de comportamiento de compra, las cuales están relacionadas directamente con la llegada del COVID-19. Estas etapas son: compras proactivas para la salud, gestión reactiva de la salud, preparación de la despensa, preparación para la vida en cuarentena, vida restringida y vivir una nueva normalidad.

Actualmente, México se encuentra en la etapa cinco, vida restringida.

Y esta situación también ha impactado en las finanzas personales de las personas, tanto de manera negativa como positiva.

Por esto, te compartiré algunos aspectos que pueden afectar tus finanzas, y posteriormente, te diré cómo puedes estar mejor parado ante esta situación:

1. Mayor estrés, más gastos innecesarios

Imagen: Depositophotos.com

Aunque pudiera parecer que estar en casa con tu familia, y llevando a cabo trabajo vía remota, genera menos estrés, no es del todo cierto. A veces convivir tanto tiempo con las mismas personas y no poder salir, pueden causar conflictos y un alto nivel de estrés. Y como en estos momentos no podemos salir, muchas personas están alivianándose a través de las compras en línea. Ropa, videojuegos, plataformas de streaming…la gente no sale a gastar su dinero, pero sí agrega productos a su carrito.

Y aunque ahora pudieran parecer gastos pequeños y sin importancia, si vas sumándolos, cuando termine la cuarentena, verás que la cantidad pudo haber aumentado, posiblemente por falta de presupuesto o por no contemplar los gastos de envío.

Consejo: Está bien si te quieres dar un gusto, pero lleva el control de tus gastos. Recuerda que el panorama aún es muy incierto. Te recomiendo usar tu dinero de manera inteligente, y no gastarlo todo en compras emocionales. También lleva una cuenta independiente donde puedas dimensionar los gastos de envío, que son adicionales para tu consumo.

2. ¿Hambre?

Imagen: Depositophotos.com

Otra consecuencia de la cuarentena, es que si te está generando la ansiedad, probablemente quieras comer todo el tiempo. ¿Y cuál es la opción por la que optan muchas personas? Pedir comida a domicilio. ¿Ya hiciste la cuenta?  

Consejo: Cuando vayas al súper (o cuando lo pidas a tu casa), puedes agregar algunos antojos. Papas, chocolates, dulces, helado… se trata de tener un pequeño almacén de comida que se te antoja normalmente. Seguramente será más barato y te ahorrarás costos de envío o propinas.

3. Compras de pánico

 

Imagen: Depositophotos.com

Otra cuestión que puede sacar dinero de tu cartera (y tal vez no le das la debida importancia), son las compras de pánico. Aunque siempre les recomiendo que tengan consumibles por si la situación se pone más crítica, recuerda que hacer compras de pánico también puede ser contraproducente.

Consejo: Ve al súper con una lista y apégate a ella, esto te ayudará a no exceder tu presupuesto, y además, harás compras inteligentes. No caigas en pánico. Revisa bien tu refrigerador y alacena, para no hacer compras innecesarias.

4. Mantén tu presupuesto mensual

Imagen: Depositophotos.com

No porque tus actividades cotidianas se hayan modificado, quiere decir que dejes de llevar el registro de tus ingresos y egresos, no pierdas el hábito de realizar tu presupuesto mensual.

Consejo: Sigue elaborando tu presupuesto mensual aunque tus gastos y compromisos se hayan visto modificados. Esta es una gran herramienta para continuar con tus finanzas personales en orden. A lo mejor ya no estás gastando en salidas, pero contrataste Netflix, y esto es un gasto que debes registrar. Lo importante es llevar bien el control y no perder el hábito.

5. No hay de qué preocuparse

Imagen: Depositophotos.com

Tal vez no haya que preocuparnos hasta el punto en el que tengamos problemas de salud…, pero sí hay que ocuparnos.

Muchas personas todavía creen que el tema del COVID-19 es una mentira, y piensan que todo regresará a la normalidad, así como así.

Sin embargo, la crisis económica es real, los precios del dólar y del petróleo, también son una realidad. Los despidos masivos también están sucediendo en todo el mundo y no es un tema que deba ser tomado a la ligera.

Consejo: Protégete a ti y a tu familia. No sabemos cuál será nuestra realidad cuando todo esto termine. No podemos saber si habrá más desempleos, o si serán reducciones de sueldo.

Pero lo que sí puedes hacer, es tomar precauciones, cuida tu dinero, cuida tu salud y cuida a tu gente más cercana. Genera fuentes de ingreso a parte de tu trabajo normal, reduce gastos (los que puedas), no caigas en más deudas y trata de negociar lo que puedas negociar para sacar menos dinero de tu bolsa. 

Cierro esta nota con una de mis frases favoritas: “Si no cuidas tu dinero, nadie más lo hará por ti”.
 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur