Esta es la clave para aliviar el sufrimiento de la economía informal durante la pandemia Covid-19

Latinoamérica tiene millones de personas trabajando en la economía informal. ¿Cómo pueden sobrevivir y continuar después de la emergencia? Una palabra: Digitalización.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La economía informal forma una gran parte en varias partes del mundo, específicamente países en desarrollo. Respecto a América Latina, éstas actividades forman gran parte de la economía en la región. Según a la Organización International del Trabajo (OIT), en América Latina y el Caribe hay al menos 140 millones de personas trabajando en condiciones de informalidad, representando alrededor de 50% de los trabajadores. En México, por ejemplo, hay alrededor de 31 millones de mexicanos trabajando así.

Depositphotos.com

La economía informal se define como el segmento de la mano de obra que hace trabajos con instabilidad. Hoy, debido a la pandemia del coronavirus Covid-19, muchas partes del mundo están haciendo la distanciamiento social. En América Latina hay varios niveles de restricciones del movimiento en el público y muchos países como Colombia, Perú, Argentina, México y Chile, entre otros, han puesto restricciones a la movilidad. Aunque mucha gente sigue trabajando desde casa, hay muchas personas en la economía informal no tienen este lujo.

Lo más importante en estos momentos es cuidarse, pero también a las finanzas porque al final del día tenemos que comer. En varias partes del mundo como en Reino Unido, Estados Unidos y España, sus paquetes de rescate incluyen ayuda a la gente trabajando en la economía gig, independientes y freelancers. En América Latina, con el gran impacto de la economía informal, también hay planes para ayudar a los trabajadores informales. Por ejemplo, en Guatemala, la persona debe acercarse a la autoridad municipal. El gobierno comprobará sus datos y enviará un código a su celular, donde a la persona puede ir a un cajero automático y retirar desde Q50 (USD$383.50) hasta los Q1 mil (USD$7,670). Esta asistencia económica del gobierno guatemalteco será por tres meses.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un plan de ayuda con créditos de 25 mil pesos mexicanos (USD$1,010) que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) y el comercio informal se podrán saldar a lo largo de tres años y con tres meses de gracia. Recientemente el gobierno aumenó un millón de créditos por 25,000 pesos mexicanos. El requisito es que las empresas que hayan conservado a sus trabajadores y no hayan bajado salarios. 

Aunque hay varias iniciativas con gobiernos latinos para después de la pandemia, ¿cómo puede sobrevivir la economía informal? Globalmente, nosotros hemos hecho casi todo – cuando podemos – online y digitalmente. Desde el punto de venta, hasta la educación de nuestros hijos, varios aspectos de nuestra vida se han vuelto digitales, y puede ser que muchos aspectos de ellos serán cambios permanentes en la sociedad.

Por ejemplo, el Punto de Venta (PDV) sin contacto ya había crecido antes del Covid-19, pero hoy su importancia en el mundo global es evidente. Cuanto menos podamos tocar, podremos proteger mejor nuestra salud. Por ejemplo, en marzo MasterCard anunció que va a impulsar el PDV sin contacto en Latinoamérica y el Caribe. De momento, 75% de los PDV ya están preparados para aceptar los pagos sin contacto. En efecto, no solamente eliminarían el uso del efectivo, sino la forma de entregar la tarjeta al vendedor. 

El 77% de brasileños, 68% de costarricenses, 61% de colombianos y 58% de dominicanos hoy han indicado que están utilizando menos efectivo. Además, 84% de los Latinoamericanos piensan que el pago sin contacto es más higiénico. Ya veremos cómo se puede incorporar en toda la economía informal en América Latina, pero, con iniciativas del sector privado como la de MasterCard y la asistencia del gobierno, las herramientas para hacer que los negocios con pago sin contacto pueden ayudar a muchos empresarios e independientes.

Lo más importante para ayudar a la economía informal es eliminar muchos aspectos de las transacciones físicas: desde digitalizarse hasta regularizarse. Es decir, hacer una transición desde lo informal a lo formal en cuanto sea posible impulsaría el crecimiento de muchos países de la región. Esto se podría dar con una combinación de iniciativas de los gobiernos, la participación del sector privado (como el aumento de la inversión extranjera directa), educando a la población y aumentado su poder de emprender e innovar. 

El coronavirus Covid-19 ha afectado al mundo y 2020 efectivamente está parado. En América Latina las consecuencias de la pandemia se notaron, específicamente con la economía informal. Ojalá que la región después de la crisis sanitaria siga con su crecimiento económico y con su transición digital para impulsar su desarrollo económico.

Ingresa Ahora
Richie Santosdiaz

Escrito por

Richie Santosdiaz is an economic development expert with a focus on internationalization in the management consulting context. He is currently the Head of Strategy for Dubai-based Rise Group ME.