Este emprendedor quiere alimentar a 8,500 millones de personas y para eso está construyendo un nuevo unicornio mexicano

Estas son las lecciones de negocio de Ricardo Weder, fundador de Jüsto, un supermercado en línea que promete productos frescos y de calidad.
Este emprendedor quiere alimentar a 8,500 millones de personas y para eso está construyendo un nuevo unicornio mexicano
Crédito: Isaac Alcalá Nácar

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Haber sido una pieza clave en el crecimiento y expansión del unicornio de movilidad Cabify en Latinoamérica le dejó muchos aprendizajes a Ricardo Weder –quien fue presidente global de la firma–, pero sobre todo la seguridad de que en México se tiene el talento para crear startups que resuelvan problemas reales, cambien los paradigmas del mercado y generen modelos de negocios que compitan con algunas de las empresas más grandes del mundo.

Este apasionado e impulsor del ecosistema de tecnología e innovación en Latinoamérica es mentor Endeavor y parte de la red de expertos del World Economic Forum (WEF). Dejó su posición en lo más alto de la estructura corporativa de Cabify persiguiendo su sueño de emprender en una solución que, con tecnología de alto impacto, busca resolver uno de los grandes retos que vivirá la humanidad en el futuro: ¿cómo alimentar a los 8,500 millones de personas que seremos en 2030, produciendo y distribuyendo el alimento donde y cuando se necesite?

Con esta convicción y armado de un equipo de jóvenes emprendedores con apetito de cambiar el mundo, como Ricardo Martínez, quien lideró el crecimiento de B2W, Groupon y NetShoes; Weder lanzó en 2019 la plataforma Jüsto, el primer supermercado 100% en línea donde los clientes pueden hacer un pedido (de entre más de 2,000 productos) a través de un sitio web o la aplicación móvil y recibirlo en casa el mismo día bajo la promesa de obtener “frescos más frescos” y de calidad.

En entrevista para Entrepreneur en Español, este emprendedor nos comparte cómo sentar las bases para construir un unicornio en Latinoamérica.

Revoluciona una industria

La apuesta de Jüsto es entrar a una industria donde hay jugadores muy grandes y recelosos de la competencia. Pero precisamente por eso tienen muchas áreas de oportunidad. “Si bien la tecnología ha ayudado a los supermercados a hacer los procesos mucho más eficientes y conocer mejor a los usuarios, la cadena de suministro no ha sufrido cambios en décadas. Es una industria con volúmenes superaltos pero márgenes muy bajos, con altos activos fijos.”

Por otra parte, en los años recientes han crecido mucho los deliverys o servicios de reparto a domicilio, pero cuyo modelo de negocio está enfocado en la clase alta y en la rapidez en la entrega, dejando en segundo plano la calidad y la frescura de los productos.

Reestructura el juego

El nombre del supermercado sin tiendas físicas hace referencia a su filosofía. “Creemos en el comercio justo y queremos que los precios sean justos para todos, no sólo para los accionistas de las empresas, sino para los productores, usuarios, y los márgenes nos lo permiten.”

¿Cuál es la estrategia? “Desintermediarizar la cadena de valor a través de la venta a granel de productores locales, reduciendo la merma de un 35% que hoy se tiene en los supermercados tradicionales a un 3% automatizando los procesos para entregarle al usuario final 100% de su pedido y no un 80%, como sucede con algunos deliverys.”

La plataforma también busca un trato justo para productores locales, a quienes les es muy difícil entrar a una gran cadena de retail por el volumen de producción que exigen y los pagos a 180 días, que pueden llegar a matarlas.

Los datos lo son todo

La visión de Ricardo es usar la tecnología aplicada a un retail minorista. “Nuestro core es data, cómo magnificamos y utilizamos los datos para optimizar la experiencia del costumer journey (todas las fases por las que pasa el cliente, desde que identifica una necesidad hasta que adquiere un producto) y nuestros procesos de operación”, explica.

Aunque actualmente se habla mucho de inteligencia artificial y machine learning, “la gran revolución que estamos viviendo es el tema de los datos porque son capaces de hacer más eficiente cualquier cosa y automatizar cualquier proceso. De hecho, la verdadera ventaja competitiva de cualquier empresa en el futuro va a ser la calidad de sus datos: entre mejores sean, más potente será el output de tu sistema de IA”.

Un problema a la vez

Ricardo pasó más de una década en el mundo corporativo y escalando posiciones. Ha tenido los suficiente fracasos y éxitos para saber la importancia de mantener el foco en nuestros días. “Conozco a muchas personas que quieren dejar de ser ‘godín’, pero les digo que estadísticamente la mejor edad para emprender son los 45 años” porque trabajar en empresas tradicionales te permite aprender mucho. El conocimiento, aprendizaje y experiencia, afirma, son muy valiosos para reducir el número de errores y elevar la oportunidad de tener éxito cuando por fin te lances a emprender.

Ricardo Weder pasó del frenesí de los jóvenes que te lleva a tomar decisiones intempestivas, a ser más paciente y analítico. Recuerda cómo ocurrió el cambio: “Yo soy bastante aventado, hiperactivo, tenía dislexia, y cuando estás en una gran empresa con potencial de escalar, la idea de crecer y expandirse es supersexy. Te emociona porque crees que de eso se trata el éxito, pero yo he aprendido a ser más cauto, ir paso a paso y resolver problema a problema.”

Keep Reading

Latest on Entrepreneur