¿Cómo serán las franquicias tras la recesión?

Un resurgimiento del modelo de franquicias está en camino. ¿Estás listo?
¿Cómo serán las franquicias tras la recesión?
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
VIP Contributor
Franchise Consultant for Start-Up and Established Franchisors
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En las franquicias, la mayoría de las empresas saben cómo prepararse para la estacionalidad, la rotación de empleados y las crisis económicas. Pero ningún sistema de franquicias ha tenido que enfrentar la amplitud y profundidad de los impactos económicos de nuestros tiempos actuales e inciertos.

¿Las buenas noticias? Las ventas de franquicias eventualmente se recuperarán, y dado un plazo extendido de meses a la venta, los franquiciantes pueden comenzar a preparar sus organizaciones y aumentar sus esfuerzos de generación de leads en este momento.

Tres factores centrales contribuirán principalmente a este resurgimiento, y son los mismos factores que impulsan las ventas de franquicias, en general, sin importar el estado de la economía: personas, capital y recursos.

Personas

Se espera que la tasa de desempleo promedie cerca del 14% para el segundo trimestre de 2020, y puede alcanzar el 16% para el tercer trimestre antes de comenzar a disminuir ligeramente a partir del cuarto trimestre.

Incluso muchos de los que aún no han perdido sus empleos están subempleados o miran por encima de un hombro para ver si serán los próximos en irse. 

Una de las razones por las que las ventas de franquicias tradicionalmente han ido bien durante una economía en recesión es que el desempleo o subempleo a menudo estimula a las personas a dar el salto para convertirse en su propio jefe.

Como hemos visto en recesiones pasadas, cuando las empresas se reinician, puede que no haya un retorno inmediato a la misma cantidad de oportunidades de empleo, especialmente en el extremo superior del mercado.

Muchas de las personas cuyos trabajos han sido afectados, reducidos o eliminados tendrán las habilidades duras y blandas típicamente asociadas con el éxito de una franquicia (experiencia comercial, habilidades tecnológicas, estilo de liderazgo y disposición para seguir sistemas). 

Si no pueden regresar a sus puestos anteriores, o desconfían de regresar al mundo corporativo, estas personas naturalmente buscarán alternativas viables para mantener a sus familias y futuros. La adquisición de una franquicia puede ser una opción natural para muchos de estos profesionales desplazados. 

Capital

La adquisición de una franquicia, por supuesto, no es la respuesta para todas las personas que se encuentran desempleadas. Lo más probable es que la franquicia sea atractiva para aquellos que tienen ahorros, un paquete de indemnización u otros recursos financieros que pueden aprovechar para comprar una franquicia. 

Los próximos meses deberían proporcionar un mayor acceso a los préstamos para estos futuros franquiciatarios. El personal de ventas del franquiciatario debe conocer las opciones de financiamiento disponibles para facilitar la venta y evitar problemas en la obtención del mismo. 

Recursos

Desafortunadamente, algunas empresas fracasarán en el clima actual. El mercado de bienes raíces comerciales ya estaba viendo vacantes, y los impactos de los cierres prolongados probablemente resultarán en la disponibilidad de más ubicaciones principales. Por lo tanto, se puede esperar que los propietarios estén dispuestos a negociar y ofrecer ofertas favorables para ubicaciones privilegiadas.

Los nuevos propietarios de franquicias o los actuales que deseen expandirse a medida que se reabre la economía podrán capitalizar estos términos favorables para sus ubicaciones físicas. 

Lo mismo puede decirse de otros proveedores de la industria de franquicias que han sufrido un duro golpe durante la crisis. Los emprendedores inteligentes verán esto como un momento ideal para comenzar un nuevo negocio, aprovechando las concesiones, precios y términos especiales posteriores al cierre que los proveedores sin duda ofrecerán. 

Quizá lo más importante, habrá una mayor disponibilidad de mano de obra para la ubicación de franquicias debido a los empleados por hora y otros que buscan trabajo, respondiendo a la escasez de empleo que muchas empresas sintieron antes de COVID.

A pesar del resurgimiento anticipado de las ventas de franquicias, una advertencia para los franquiciantes: eventualmente habrá una demanda acumulada de todas las partes para que los negocios vuelvan a una "nueva normalidad".

Para algunas empresas, esta nueva normalidad puede afectar la economía empresarial subyacente del modelo en sí. Y para esas empresas, la elección difícil pero sabia será permanecer al margen mientras se adapta al nuevo orden mundial. Para aquellas empresas que continúan prosperando, será más importante que nunca mantener la integridad de los procesos de evaluación y ventas de candidatos a franquicias ante el aumento de la demanda.

Será fundamental no solo garantizar que los compradores estén bien capitalizados, sino que sean una buena opción para la marca y el sistema de la franquicia en términos de experiencia, habilidades, filosofía y objetivos de expansión. 

Es probable que las ventas de franquicias aumenten en los próximos años. Cuando lo hagan, el papel vital que desempeña la franquicia en la economía se hará más evidente que nunca. 

Se recomienda a las empresas que buscan lanzar o continuar sus programas de franquicia usar este tiempo sabiamente y preparar estrategias de expansión, hacer ajustes operativos y apuntalar herramientas y mensajes demarketing en previsión del resurgimiento. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur