¿Emprender en tiempos de pandemia? Este franquiciante desarrolló y vendió un nuevo concepto durante el confinamiento

Homero Ranchero surgió en la mente y la casa de Gerardo Uvalle durante las restricciones por el COVID-19. El nuevo concepto ya colocó sus primeras tres ubicaciones, que actualmente se encuentran en construcción.
¿Emprender en tiempos de pandemia? Este franquiciante desarrolló y vendió un nuevo concepto durante el confinamiento
Crédito: Homero Ranchero

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

No cabe duda que la crisis global que estamos viviendo por el COVID-19 ha dejado muchos estragos en negocios de todos los tamaños y giros. Pero hay quienes aún en escenarios desalentadores no solo ven oportunidades, sino que las aprovechan para darle la situación y obtener resultados positivos.

Tal es el caso de Gerardo Uvalle, emprendedor poblano que hace 8 años lanzó su concepto de franquicia Homero Taberna, que actualmente opera con éxito 30 unidades en 20 ciudades del país. Sin embargo, como le sucedió a muchos negocios del giro, su red de tuvo que cerrar temporalmente para cumplir con las medidas sanitarias emitidas por el Gobierno.

Pero Gerardo no se quedó con los brazos cruzados a esperar que pasara la contingencia. “Había un hambre, tanto metafórica como real; había que reinventarnos como marca”, dice Gerardo. Así, aprovechó su tiempo en casa para aterrizar un nuevo concepto que rondaba su mente: Homero Ranchero, una franquicia que, a diferencia de su predecesora, está pensada para ciudades y municipios de menos de 200,000 habitantes y que requiere de una menor inversión.

“En esas ciudades está muy arraigado el consumo de la cerveza pero sus bares no son emotivos ni tienen personalidad. Ahí es donde entra nuestra propuesta, con una buena imagen de marca y buenos precios”, explica Gerardo. Homero Ranchero tiene muy claro su concepto: un bar estilo campirano, con música de ranchera, de banda y country, snacks de buen sabor y precios accesibles, incluso por debajo de lo que el mercado está dispuesto a pagar.

A decir de su creador, “es como si un salón del viejo oeste conociera a una cantina mexicana de la Época de Oro, en una cena de tacos y chelas, y tuvieran un hijo en el siglo XXI”. Y continúa: “aquí conviven Clint Eastwood y Pedro Infante.”

 

 

Invertir contra corriente

A pesar de que las condiciones económicas no parezcan favorecedoras, Gerardo ya logró colocar tres unidades que se ubicarán en Teziutlán, Puebla, Berriozabal, Chiapas, y Cozumel, Quintana Roo. Y lo hizo promocionando el concepto en sus redes sociales. Según su propio análisis, este éxito de debe a diversos factores: un concepto interesante y diferente, cobijado por una marca “sombrilla” exitosa, el momento oportuno y un modelo de baja inversión, que es lo que busca el inversionista actualmente.

La cuota de franquicia de Homero Ranchero es de 75,000 pesos, más un monto similar de inversión inicial. Esta inversión incluye: mobiliario, gestión de permisos, diseño y decoración, capacitación, know how, branding y tangibles. El inversionista potencial puede ser tanto operativo como ausente, y no requiere de experiencia previa pues la marca se encarga de la capacitación.

Pero, ¿por qué emprender e invertir en franquicias si todo está “detenido” y la fecha para regresar a la normalidad aun está lejana? Gerardo lo explica usando una jugada del futbol. “Es un ‘pase al hueco’: cuando haces un pase de anotación, no tiras el balón a donde está el jugador, sino a donde va a colocarse. Esa es mi jugada porque esto no va a durar para siempre y una vez que lo superemos, estaremos abiertos y listos para recibir a los clientes.”

Así, Gerardo y sus inversionistas están ocupando este tiempo “muerto” hasta que las resticciones a los negocios se levanten para hacer las adecuaciones a los locales, conseguir los permisos, reunir a los proveedores y demás aspectos preapertura, que generalmente toman alrededor de dos meses.

Otra de las razones que expone este emprendedor es que el giro de alimentos y bebidas, junto con el de entretenimiento y el consumo de cerveza, son algo que la gente buscará cuando pueda salir de nuevo, pues “se extraña mucho hoy”, lo que impulsará su consumo.

Gerardo es muy optimista con su nueva propuesta y prevé colocar un centenar de unidades en los siguientes 5 años y exportarlo a Centro y Sudamérica, España y Canadá, pues existe la oportunidad de atender este el nicho de mercado.

¿Te interesa sumarte a esta oportunidad y concepto visionario? Entra en contacto con la marca en sus redes sociales (Facebook, Instagram), web o al teléfono (222) 517 8059.

 

Homero Ranchero

Cuota de franquicia: $75,000

Regalías: $1,000

ROI estimado: 12 meses

homerotaberna.com

Keep Reading

Latest on Entrepreneur