Estas abogadas están innovando la manera tradicional de los servicios legales

La disrupción tecnológica está transformando la forma de ejercer el derecho en el mundo, así como el prototipo del abogado convencional. El caso de Sofía y Paulina son claro ejemplo.
Estas abogadas están innovando la manera tradicional de los servicios legales
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hemos escuchamos mucho que esta crisis sanitaria y económica ha venido a acelerar la digitalización y hay posturas encontradas al respecto; pero conversé con Sofía García y Paulina Martínez, ambas egresadas del Instituto Tecnológico de Monterrey, y lo describen, como un cambio esperado y sin nostalgia.

Ellas están conscientes de que el abogado suele ser catalogado como cuadrado, excesivamente cauteloso, reactivo y poco innovador. ¿Pero el COVID-19 por sí sólo va a cambiar su profesión? La verdad es que no, desde hace tiempo ha existido la necesidad de un cambio, principalmente porque ahora en cuestiones en las que considerabas indispensable contratar a un abogado, ya es posible prescindir de ello.

Actualmente con la tecnología es mucho más accesible, se puede contactar con abogados en cualquier parte del mundo y el procesamiento de datos es mucho más sencillo.

Cuando le pregunté a Paulina y Sofía, si no les da miedo “ser sustituidas por un robot”, me dijeron que naturalmente la gente se alejará de aquellos que no estén dispuesto a ajustarse a las tendencias; pero ellas han tomado como inspiración a los cientos de emprendedores con los que a diario conviven. En su opinión adoptar ciertas características de un emprendedor convertiría a cualquier abogado en el más vanguardista.

“Creemos que un abogado imprescindible es aquel que va desarrollando esas habilidades de emprendedor, por ejemplo, sentirse más cómodo con la incertidumbre (la cuarentena ha ayudado a practicar), ser más ágiles, adaptarse y buscar oportunidades, pero la clave, como en todo, es el balance, no olvidar las cualidades esenciales de cualquier abogado: negociación, comunicación, atención al detalle y pensamiento analítico”.

Aunque ellas estén convencidas de esto, me confiesan que no es fácil. Pedirle a un abogado que sea tan ágil como para atender a una Startup, acostumbrada a la rapidez, es prácticamente imposible sin resolver los problemas e ineficiencias que por generaciones han tenido en su profesión. Esas ineficiencias sólo pueden solucionarse con innovación y tecnología.

Acortar distancia con la tecnología

Para mí es vital que la gente se concentre en generar valor, así que me pregunté ¿Cuáles son las herramientas del abogado para minimizar actividades no valiosas? Para ellas el uso del blockchain es indispensable para asegurar la privacidad de información y datos, confían en los marketplaces para encontrar colegas con quienes colaborar, buscan firmar todos los documentos posibles con firmas electrónicas avanzadas que les dan incluso más certeza que las autógrafas y les automatiza la gestión del documento.

Esperan en un futuro el uso del blockchain para asegurar la privacidad de información, tal vez saber algo de programación para hacer sus contratos “smart contract” y consultar con asistentes virtuales.

Sin embargo, todavía toman fuerza otros factores externos como la aceptación de la gente y las políticas internas de instituciones públicas o privadas por la desconfianza que pueden generar las nuevas tecnologías en aspectos tan cautelosos como los legales.

Sofía García y Paulina Martínez. Foto: Cortesía

Para estas abogadas es claro que se debe acotar la distancia entre el experto en tecnología y el abogado. Incluir a un nuevo “socio” muy importante: un mitigador de riesgos externo, por ejemplo, el software que respaldará tus transacciones, el proveedor de almacenamiento, el código y el certificador de tus firmas electrónicas.

La disrupción tecnológica está transformando la forma de ejercer el derecho en el mundo, así como el prototipo del abogado convencional. Son pocos los abogados que han apostado por la innovación como plataforma para la práctica de su profesión y posicionarse como líderes en México.

Estas abogados de contar por una profunda devoción por la justicia, desarrollaron habilidades para entender la innovación en su máximo esplendor así como todo el ecosistema que la acompaña. Todos sin excepción entienden de startups, corporativos, emprendimiento y todo lo que conlleva la generación de certeza jurídica en un mundo hipercompetitivo.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur