Qué debes tener en cuenta si vas a pedir un crédito

¿Es recomendable pedir un crédito en la crisis?
Qué debes tener en cuenta si vas a pedir un crédito
Crédito: Depositphotos

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Pese a que los trabajadores independientes de México registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) podían solicitar un Crédito Solidario a la palabra por 25 mil pesos, ofrecido por el gobierno federal, como medida para amortizar los efectos del desempleo a causa del Covid-19, se estima que solo un 30% de los microempresarios elegibles aplicaron a dicho crédito, de acuerdo a las autoridades del IMSS.

“Entre las razones que podrían haber dificultado esa iniciativa están que no todos los candidatos al crédito tienen una cuenta titular con los requisitos especificados, el monto no resuelve sus urgencias y tampoco tienen las garantías de pago en los plazos y condiciones para esa cantidad, de modo que tendrán que buscar otras opciones crediticias”, señala Sebastián Medrano, director de Coru.com

“La crisis está aumentando el uso del crédito, pero un riesgo crítico es que no hay seguridad en poder responder por estos créditos en el corto y mediano plazo”, añade.

¿Es recomendable pedir un crédito en la crisis?

Antes, analiza tu situación financiera de los siguientes 6 meses y considera otras opciones que existen en este momento para ganar algo de liquidez o de tiempo para pagar tus deudas.

Toma en cuenta que quizá tus ingresos serán inciertos a partir mayo, así que reorganiza tu presupuesto según las nuevas prioridades, y ten en cuenta qué deudas y gastos tienes. 

Si crees que el escenario te será muy difícil de mantener, acércate a negociar opciones con tu banco para saldar las deudas más caras; y si aún no logras salir a flote, entonces considera las opciones crediticias que existen.

Qué debes tener en cuenta si vas a pedir un crédito 

  • Analiza 4 preguntas: 1) ¿realmente lo necesitas o ya agotaste otras opciones?; 2) ¿tienes o tendrás estabilidad económica para pagar el crédito más intereses? Si no tienes estabilidad económica en este momento es probable que ni siquiera te autoricen un crédito; 3) ¿usarás el crédito para pagar deudas o para generar más dinero? y 4) ¿tienes buenos antecedentes con los créditos?, de lo contrario quizá tampoco te autoricen una suma muy atractiva.

  • Requisitos: según el tipo de crédito que solicites, lo más probable es que necesites ser titular de alguna cuenta y contar con cierto historial o antecedentes en el uso de productos financieros.

  • Términos y condiciones: lo básico que deben informarte es el tipo de interés y cómo lo aplican, es decir: cuánto vas a pagar en total, más comisiones e intereses, en cuánto tiempo y qué pasa si por algún motivo te atrasas o quieres adelantar pagos.

  • Restricciones del crédito. Dependiendo del crédito que solicites o la entidad que lo emita, pueden haber especificaciones para usar el crédito, especialmente si se trata de un crédito personal o empresarial.

Algunos tipos de financiamiento crediticio

Antes de tomar la primera opción de crédito hay que valorar las distintas alternativas que ofrece el mercado y analizar pros y contras. Algunas de las más comunes son:

  1. Crédito bancario. Uno de los créditos más solicitados, es el que otorgan las instituciones bancarias.

  2. Crédito empresarial. Es el que pueden usar los emprendedores y dueños de negocio para impulsar el crecimiento de su proyecto. Sin embargo, pedirlo es igual todos los demás créditos, implica responsabilidades y requisitos que se relacionan generalmente con la constitución y operación del negocio.

  3. Fondos gubernamentales. Estos financiamientos son otorgados por el gobierno para incentivar alguna causa específica: por ejemplo, catástrofes, crecimiento de las Pymes, etc. Por lo general son créditos a la palabra, mediante inscripción en fechas determinadas.

  4. Créditos en Financieras. Entidades financieras que otorgan préstamos son las Sociedades Financieras Populares (Sofipos), las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) y las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (Socaps). 

  5. Créditos por internet o fintech. Empresas Sofipos y Sofomes usan la tecnología para brindar mejores servicios financieros de una manera más ágil y cómoda para los usuarios. Las entidades de fintech en México están reguladas y el usuario tiene el respaldo de la Condusef. Este tipo de créditos por internet suelen ser más flexibles en sus requisitos, especialmente para personas que no aparecen en el buró de crédito, pero realizan transacciones diariamente en línea y generan datos que pueden usarse para desarrollar una calificación crediticia alternativa, ya sea por pagar el servicio móvil o la electricidad, usar las redes sociales o realizar compras online. Estos créditos a través de internet sirven también para comenzar a construir un historial crediticio, siempre que se respeten las fechas y montos de pago. 

IMPORTANTE: Si vas a pedir un crédito, considera que nunca te deben pedir dinero anticipado para trámites, anticipo o gestiones del crédito. En el caso de ciertas financieras que otorgan préstamos, se cobra una comisión por apertura del crédito, pero ésta debe indicarse desde el principio al cliente, además de aparecer especificada en el contrato, y se cobra hasta que se formaliza el préstamo.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur