Tácticas de compromiso SEAL para triunfar durante el confinamiento

Te decimos cómo interactuar con tus compañeros de equipo y construir vínculos que los hagan imparables. Segunda parte de la guía SEAL para prosperar en lugares cerrados.
Tácticas de compromiso SEAL para triunfar durante el confinamiento
Crédito: Envato.elements

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur, CXO Advisor, Navy SEAL, Author and Speaker
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En mi último artículo (La guía SEAL para prosperar esta cuarentena), les presenté el acrónimo REMOTE, que representa las seis acciones esenciales para operar en espacios cerrados. Ya sea que esté trabajando dentro de un submarino (como lo hice yo) o dentro de un apartamento, estas acciones REMOTAS no sólo lo ayudarán a sobrevivir, sino que también te ayudarán a ti y a tus compañeros de equipo a prosperar durante estos tiempos. 

En resumen, la primera acción en REMOTE es Rutina, que consiste en desarrollar una estructura para mantenerte enfocado a través de rutinas físicas, profesionales y personales. 

La segunda acción se llama Engage (involucrar) y antes de entrar en detalles quiero compartir una breve historia. Una de las pruebas de entrenamiento más conocidas de los comandos Mar, Aire y Tierra de la Marina de Estados Unidos (Navy SEAL) se llama Semana del infierno.

Durante esta semana de entrenamiento básico de demolición subacuática / SEAL (BUD / S), los candidatos realizan simulacros durante todo el día repartidos por tres turnos de instructores y se les niega casi tres horas de sueño cada día.

La tasa de deserción es extremadamente alta durante esta semana. Representa aproximadamente 80% de los candidatos que abandonan. Después de pasar la Semana del Infierno, se te asigna un nuevo compañero de natación, alguien que también ha pasado la Semana del Infierno.

Las estadísticas muestran que aquellos que permanecen comprometidos con su compañero de natación tienen mejores posibilidades de sobrevivir al resto del entrenamiento SEAL. 

¿Sabes por qué? Porque cuando te relacionas con alguien, te conectas con él: formas una conexión humana que puede empoderarte para hacer más de lo que originalmente creías posible. Involucrarse se trata de conectarse emocionalmente, no sólo electrónicamente.

No confundas "conectividad" con "conexión". Hoy, tenemos el nivel más alto de conectividad en la historia de la raza humana. Pero, ¿adivina qué? Tenemos las tasas de suicidio y adicción más alta.

Cuando construimos una conexión humana, nos sentimos más conectados con cada uno y comenzamos un cambio del egoísmo al desinterés. Pero eso sólo sucede cuando nos comprometemos a conectarnos realmente entre nosotros.

Cuando compartimos nuestros altibajos, cuando lloramos y nos reímos de nuestros sufrimientos y alegrías, cuando nos hacemos vulnerables y transparentes, construimos vínculos que pueden ayudarnos a ser imparables ... juntos.

Regla 1: Estar presente

Al operar en espacios físicos cercanos, puedes estar físicamente cerca de la familia durante todo el día, pero eso no es tan importante como estar cerca emocional y mentalmente, es decir, estar presente. Tenemos muchos dispositivos para distraernos, por lo que estar presente requiere proactividad, como poner tu teléfono en modo avión o cerrar tu computadora portátil.

Cuando te sientes a comer, apaga los televisores, las estaciones de juegos y los teléfonos inteligentes. Tendrás mucho tiempo con esos dispositivos más adelante. El mismo enfoque en la presencia familiar es válido cuando se relaciona con sus compañeros de equipo externos (aquellos que no están en la misma ubicación). Nada dice "no me importa" más que alguien que realiza múltiples tareas durante una llamada de videoconferencia. De hecho, ahora más que nunca, tus acciones se magnifican.

Cuando operamos de forma remota, el tiempo que pasas hablando con otras personas es limitado,Por lo tanto, es fundamental hacer que cada momento cuente permaneciendo presente. Date tiempo antes de cada reunión virtual para despejar tus distracciones y recoger tus pensamientos. ¡Tus compañeros de equipo apreciarán tu presencia y tu negocio también!

Regla 2: Primero la seguridad

La crisis ocurre cuando la certeza de nuestra vida cotidiana se reemplaza abruptamente por la incertidumbre. Nos encontramos en un estado reactivo y, naturalmente, cambiamos nuestro enfoque hacia el interior para hacer un inventario de nuestra situación actual (es decir, nos volvemos egoístas).

¡Ojo! Ahora, todos lidian con la incertidumbre de manera diferente: lo que puede no parecer un gran problema para ti podría significar el mundo para otra persona. Procura comprender qué significa la seguridad para tus colegas. La seguridad no es una definición única para todos. Haz que conocer sobre sus necesidades de seguridad sea tu primera prioridad.

Regla 3: Humor, corazón y luego cabeza

Llevar a cabo misiones clasificadas de combate mini-sumergible es estimulante, agotador y aterrador. Para ayudar a aligerar el estado de ánimo justo antes de lanzar una misión, los compañeros de equipo idean formas creativas para hacer reír unos a otros.

Por ejemplo, momentos antes de partir para una inmersión particularmente agotadora, un compañero de equipo cortó la tensión gritando: "M-I-C ... k-E-Y… M-O-U-S-E”. Me reí y luego pasé las siguientes 12 horas tarareando esa melodía de Disney para mantener la calma.

El punto es, usa el humor para llegar al corazón de las personas. Y una vez que llegues a sus corazones, puedes ayudarlos a razonar con el trabajo en cuestión. Hay mucho humor para compartir en estos días y puede ser una herramienta poderosa para conectar a las personas al poner su estrés en perspectiva y recordarles que no están solos. 

Participa en cada oportunidad

La parte más difícil de trabajar de forma remota es lidiar con el aislamiento. Somos criaturas sociales por naturaleza. La depresión situacional puede arraigarse rápidamente si no somos activos para involucrarnos tanto emocional como mentalmente.

Cuando pongas en práctica estas tres simples reglas de compromiso, te sentirás más cerca y más comprometido que nunca con tu familia y compañeros de equipo. La lucha que conlleva la incertidumbre también puede hacernos más fuertes. 

¡Queda atento para la acción # 3 de REMOTE. Mientras tanto, sigue el ritmo de tu rutina mientras pones las reglas de Engage en la práctica diaria!

Keep Reading

Latest on Entrepreneur