Agile, Lean y Design Thinking: ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?

Aprende a eficientar tareas, enfócate en la resolución de problemas y adáptate al cambio mediante Agile, Lean Startup y Design Thinking.
Agile, Lean y Design Thinking: ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?
Crédito: Depositphotos

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
8 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La coyuntura que vivimos este año ha logrado que muchas organizaciones aceleren su transformación digital y si bien al principio esta puede ser un poco torpe es importante que empiecen a conocer todas las posibilidades que este cambio les brinda. Por esta razón, hoy te hablaremos sobre las prácticas de trabajo Agile, Lean y Design Thinking

Los tiempos de incertidumbre económica son aquellos donde debemos mejorar mucho más los procesos de nuestros emprendimientos y a través de estas prácticas las compañías pueden eficientar tareas al enfocarse en la resolución de problemas; mejorar resultados, al involucrar al equipo de trabajo con los usuarios finales; y tener una mejor adaptación al cambio, ya que permiten anticipar necesidades. 

A continuación, te explicaremos qué son Agile, Lean Startup y Design Thinking, cómo funcionan y cómo puedes combinarlas. 

¿Qué es la metodología Agile? 

Agile es un conjunto de valores y principios, una colección de creencias que los equipos pueden usar para tomar decisiones sobre cómo hacer el trabajo de desarrollo de software, de acuerdo con Mark Shead, especialista en Agile e ingeniero de software. Estos valores fueron expuestos en un manifiesto creado por 17 especialistas en programación en el año 2001. 

Actualmente, aplicar estos principios en diferentes industrias implica ciclos de trabajos de tiempos cortos y constantes con pausas para evaluar los objetivos alcanzados y los pasos que deben seguir, los mismos, consisten en aprender, ajustar y responder de manera inmediata a los desafíos para así brindar mayor valor a los clientes. Estos procesos facilitan la flexibilidad de los equipos y con ella la capacidad de adaptación al cambio y  la forma de resolver problemas de forma eficiente. 

Unos de los principales valores a los que debemos prestar atención para aplicar esta forma de trabajo son: 

  • El enfoque en la solución, presta atención a la solución que habilita una rápida ejecución, en menor tiempo y con menos recursos. 

  • Divide el trabajo, identifica las grandes cantidades de valor para entregas más rápidas. 

  • Experimenta de forma rápida y sin miedo, es una forma de identificar contingencias, errores o resistencias que pueden existir y tomar acción para reducir impactos. 

  • Ayudar personas o el enfoque en el cliente, no olvides anticipar necesidades para que realices cambios oportunamente, lo importante es la persona y cómo las puedes ayudar con tu producto. Involucra al equipo con el usuario final para obtener resultados sobresalientes. 

¿Qué es Lean Startup?

Es un proceso desarrollado Eric Ries, el cual hace referencia a que el ciclo de desarrollo de un producto puede acotarse y los negocios pueden dirigirse de manera más eficiente midiendo los procesos y la retroalimentación.

Con esta filosofía empresarial, en lugar de hacer planes complejos basados en asunciones, se pueden hacer ajustes constantes mediante un circuito de feedback de crear-medir-aprender.

Lean es un modelo basado en la experimentación y la aceptación del fracaso. Entendiendo el fracaso como parte esencial para conseguir metas y el crecimiento tanto profesional como personal. 

Los cinco ejes principales de este proceso son: 

  • El aprendizaje continuo, pregúntate qué es lo que aprenderás de tu proyecto antes de hacerlo.

  • La experimentación, asume que no sabes nada y comprueba si tu ideas funcionan o no para resolver una necesidad. 

  • Data driven, mide y evalúa tus esfuerzos, hoy es más fácil en el ámbito digital. 

  • Es iterativo, repite y regresa a los pasos “superados” y encuentra en ellos nuevas oportunidades. 

  • La rapidez, muévete rápido, lanza rápido, aprovecha oportunidades e identifica de forma eficiente errores o fracasos. 

Este proceso propone que coloques tu atención en las reacciones de tus clientes y crees productos mínimos viables para que entiendas lo que puede funcionar o no. 

¿Qué es Design Thinking? 

Se trata de una herramienta creada por David Kelley, profesor de la Universidad de Stanford y fundador de IDEO, consultora de innovación. Esta tiene como objetivo que desarrolles un factor de innovación en tu empresa, colando el tu enfoque 100% en tu cliente. 

Para lograr su finalidad deberás: 

  • Empatizar, esto significa colocarte en los zapatos de tus usuarios, comprender a detalle sus necesidades y los desafíos a los que se enfrentan diariamente para que los puedas resolver. 

  • Definir, identifica claramente el problema que buscas resolver, luego define las habilidades y talentos con los que cuentas para llevar a cabo esta tarea. 

  • Idear, involucra a todo el equipo en la creación de una lluvia de ideas o estrategia de innovación abierta, recuerda si dos cabezas piensan mejor que una un grupo más grande traerá consigo soluciones innovadoras. 

  • Prototipado, desarrolla el prototipo más básico y de bajo costo que solo te ayude a probar la viabilidad de tu propuesta. Da forma física a la idea que surgió del paso anterior para satisfacer las necesidades de tu cliente. 

  • Testeo o prueba: una vez que esté listo tu prototipo es hora de probarlo en el mercado esto te permitirá obtener información valiosa, recopilarla y volver al laboratorio a mejorar el producto basándote en la retroalimentación de tus clientes.

Diferencia entre Agile, Lean Startup y Design Thinking 

Si bien a lo largo del artículo hemos podido observar que estas formas de trabajo tienen mucho en común, algunas son más eficientes para unas tareas que otras. Por ejemplo: el Design Thinking está más enfocado en la innovación y aunque algunos pasos convergen el Lean Startup se enfoca más en testear conceptos con el mercado a través de un producto mínimo viable mientras que Agile es como la “madre” de las otras dos y se enfoca en desarrollar una metodología a través de valores, expuestos en su manifiesto, con mecanismos para adaptarse de forma rápida a los procesos. 

Entonces, podríamos decir que: 

El Design Thinking estudia y explora el problema de las personas y como resolverlo; el Lean Startup es un proceso posterior, que se enfoca en el desarrollo fácil y rápido de un producto o servicio que cubra las necesidades del cliente con el objetivo de obtener retroalimentación y mejorarlo para una versión final más eficaz, este proceso se enfoca en probar hipótesis. Mientras que Agile avanza de acuerdo a las necesidades de la empresa y del cliente por lo que no necesariamente se tiene un objetivo final. 

¿Cómo combinamos Agile, Lean Startup y Design Thinking? 

Según explica en el blog de Mind the Product Jonny Schneider, director de estrategia y diseño de producto en ThoughtWorks, “Design Thinking es cómo exploramos y resolvemos problemas; Lean es nuestro marco para probar nuestras creencias y aprender nuestro camino hacia los resultados correctos, y Agile es cómo nos adaptamos a las condiciones cambiantes con el software”. 

Si estás pensando en aplicar estos procesos en tu emprendimiento o crear una empresa desde cero mediantes estas prácticas, Frank Muñoz González, director del Centro de Excelencia Ágil en everis México, nos comparte tres cosas que debes tomar en cuenta: 

  1. Acompáñate de expertos. Si bien las organizaciones pueden iniciarlo solos es importante que un proveedor les ayude a implementar estas formas de trabajo.

  2. Establece el propósito del porqué quieres implementar estas tareas en tu empresa u organización. Debes preguntarte ¿Por qué lo quieres?, ¿por qué lo necesitas? ¿cómo pueden mejorar en tus procesos, en tus resultados? 

  3. Define claramente cómo iniciar. Amplía tu tecnología si es necesario, cambia la forma de reclutar talento humano, comunica a tu equipo de trabajo los cambios en las diferente prácticas.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur