No subestimes el poder de tu mente: David 'Hand Solo' Aguilar

Este emprendedor creó a sus nueve años una prótesis con su juguete favorito. Hoy es una historia de superación y resiliencia.
No subestimes el poder de tu mente: David 'Hand Solo' Aguilar
Crédito: Fernando Díaz Vidaurri

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Papá Noel llegó con un set de construcción de LEGO a la casa de un David Aguilar de nueve años, las piezas eran para construir un barco pero en lugar de ello, el niño se percató de que podía usar los bricks para crear una prótesis de antebrazo. 

David “Hand Solo” Aguilar es un joven de 21 años que nació con el Síndrome de Poland, situación por la cual le falta el antebrazo derecho. “Tuve mucha suerte porque tengo un movimiento con el cual puedo operar parte de mis prótesis, es muy simple es como el que tienes en el codo, pero en realidad lo que hay aquí son las falanges de la mano, es decir, es como si mi muñeca está conectado a todo, yo le llamo la codoñeca”, dice David en entrevista con Entrepreneur en español. 

Actualmente, ya cuenta con cuatro prótesis diseñadas y desarrolladas por el mismo con piezas de LEGO Technic las cuales llevan el nombre de las armaduras de Iron Man MK-1, 2, 3 y 4. 

Aunque es estudiante de bioingeniería en la Universidad Internacional de Catalunya y sigue construyendo este tipo de prótesis, dando pláticas y trabajando para obtener cada día un mejor resultado de estos dispositivos, el joven también tiene un canal de YouTube donde se le conoce mejor como “Hand Solo”, y es apasionado de la música. 

“Me gusta el tema de producción musical y en mi canal de YouTube se pueden encontrar todas esas canciones que he publicado”, dice. 

Ejemplo de resiliencia 

David explica que se ha convertido en un personaje reconocido por lo que ha construido, mediante eso ha obtenido mucho reconocimiento y cuenta con un Récord Guinness por crear el primer brazo funcional de LEGO, además recibió el premio a la Superación Personal de la Fundación Jacqueline Pradere en 2019. 

El joven originario de Andorra cuenta que para sus padres fue muy difícil porque no sabían cómo actuar, sobre todo porque en su país casi no hay casos como el suyo. Asimismo, David tuvo muchas experiencias incómodas con respecto a su condición. Por esto, nos regala 10 claves para inspirarnos y ser resilientes: 

  1. No tengas miedo de ser tú mismo. Antes me costaba enseñar mi condición (Síndrome de Poland, por lo que no desarrolló su pectoral y brazo derecho), no me gustaba salir a la calle, hoy llevo mi camisa arremangada y ya casi no uso mis prótesis. 

  2. Que mi historia se hiciera conocida me hizo darme cuenta de que no soy el único en este mundo con esta situación y eso me ayuda porque en Andorra casi no hay casos como el mío. 

  3. Tuve suerte de nacer así porque me permite desarrollar mucha destreza con la mano izquierda. Gracias a eso puedo construir estas cosas. 

  4. Usa lo que tienes a la mano. Una navidad Papá Noel me trajo un set de construcción con eso y un alambre que funcionaba como anillo que se ajustaba a mi brazo construí mi primera prótesis. 

  5. Si a un niño le surge un interés para la robótica debes dejarlo libre. Si no le gusta, no creo que disfrute el proceso de hacer un robot o usar los mecanismos que yo he usado para mis prótesis. 

  6. Practica siempre. Sé creativo hasta que hagas algo que realmente es fruto de tu mente. 

  7. Pon atención a tu alrededor. Las prótesis tienen el nombre de las armaduras de Iron Man porque en una charla que di en una escuela un niño me dijo que se parecían y que si tenían algún nombre.  

  8. Conviértete en ejemplo. Vi que había muchísima gente que se podía identificar conmigo y me enteré que he ayudado a los hijos de muchas personas a luchar contra el bullying y a superar la condición que les ha tocado vivir. 

  9. Nunca dejes de aprender. No sé cómo modificar un chip electrónico para que responda a estímulos, pero estoy seguro de que si me lo enseñan, se podría conectar una de mis prótesis al cerebro. 

  10. El mensaje que quiero que escuchen todos, es que nada es imposible y si ustedes se convencen de que algo es imposible, eso sí que es una minusvalía. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur