WHAT A QUARAN-TIME TO BE ALIVE

WHAT A QUARAN-TIME TO BE ALIVE
Crédito: Century 21

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
6 min read

Debemos de estar siempre preparados ante la adversidad, es algo que hemos aprendido a lo largo de este año tan atípico, un año que, sin lugar a duda, pasará a la historia. Algunos lo recordarán con sumo desagrado y otros tantos, como un año maestro, gracias a las fuertes lecciones y enseñanzas adquiridas.

Jamás tuvimos una clase llamada “¿qué hacer ante una pandemia?”, o hasta ahora, no existían seminarios referentes al tema, sobre cómo salvaguardar nuestra economía en tiempos de profunda crisis. La mayoría, hemos aprendido en la marcha, ideando nuevas formas de operar e improvisando una manera diferente de vivir.

La drástica vorágine de emociones y los fuertes cambios económicos vienen siempre acompañados de oportunidades y crecimiento. Y el que no lo vea así, probablemente le haga falta todavía mucho por aprender.
“No hay nada hecho por la mano del hombre que tarde o temprano el tiempo no destruya”, Cicerón.

A lo que llaman “La Nueva Realidad”, no es más que una invitación para mejorar; mejorar nuestro modelo económico por uno más solido y en regresar como una sociedad más humana y empática. 

Albert Einstein, decía que, en los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento y que, sin crisis no hay méritos, es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno.

Tenemos que aceptar el entorno que nos reclama un nuevo curso de acción, esto implicará reasignar nuestras prioridades, cambiar hábitos y renunciar a muchas banalidades que poco a poco nos parecerán carentes de importancia.
Nunca se está completamente preparado para lo inesperado y si algo está claro es que, después de este año nada volverá a ser igual. Pero depende de nosotros que sea mejor.

Las personas inteligentes son aquellas que saben resolver problemas, son las personas exitosas que libran airosamente las crisis con dos estrategias:
Enmendar y Entender.
Es decir, resolver todo lo que se encuentre en sus manos y aceptar con madurez aquellas situaciones en donde no puedan hacerlo.

En estos momentos tu mejor aliado y socio se llama “yo mismo”. Y es por ello por lo que es mandatorio fortalecerte para poder emerger con una actitud optimista y proactiva, con una mirada con enfoque resolutivo.

Haz pequeños cambios en tu vida que te lleven al progreso:

1. Ser intencionales:

¿Sabes por qué existen más personas que se quejan que personas que toman acción?
La respuesta es porque es más fácil.
Es más fácil culpar a los factores externos de nuestra desgracia e infelicidad, lo que es difícil es tener la fuerza de voluntad para cambiar nuestra situación.
Ser intencional es saber que no será fácil cambiar, pero estar convencido de que el hacerlo, poco a poco, brindará los frutos que estamos buscando.
Sin querer empezar, será otro día perdido.

2. Autoconocimiento:

A través de una autoexploración, reconoce tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Tu proyecto como lo mencionamos anteriormente, eres tú mismo. Es tu famoso FODA.
Sin conocer tus áreas fuertes y tus áreas endebles, no podrás mejorar como persona en la vida personal y profesional.
Evita compararte y caer en la crítica destructiva.

3. Disciplina:

Adapta nuevos horarios en donde puedas aprovechar a medida de lo posible tus días.
Estar en cuarentena no ha sido nada fácil sobre todo para las personas acostumbradas a tener una vida ajetreada, sin embargo, el establecerte horarios te permitirá estar concentrado, te sentirás con más energía. Retoma la lectura y el ejercicio para oxigenar tu cerebro y encontrarte sereno.

4. Muévete:

Cuando te encuentras en la rutina, a pesar de estar en un trabajo en donde no eras completamente feliz, tenías mil maneras de distraerte y olvidarte de esa situación.
Salías de la oficina, quedabas con algunos amigos en ir a un restaurante, ibas al gimnasio y se te olvidaba por completo el fastidio laboral.
Ahora, perdiendo todos los distractores, muchos se tuvieron que enfrentar a su realidad.

Conscientemente evita caer en pánico. No existe una sola buena decisión que pueda tomarse guiado por el miedo.

¿Qué opciones tengo? ¿Qué puedo hacer?

5. Analiza tus opciones:

Acércate con un asesor financiero y realiza un plan para restructurar tu economía. Tal vez sea momento de invertir en un fondo a largo plazo, tal vez sea momento de cambiarte de trabajo o bien, incluso, iniciar tu propia empresa.
Existen múltiples oportunidades de invertir en donde tu dinero puede obtener rendimientos.

6. Reduce Gastos:

Existen varias aplicaciones donde te pueden exponer tus gastos mensuales, una de ellas se llama Fintonic, una app totalmente gratuita que se liga con tu banca. Esto te permitirá conocer tus hábitos de consumo e identificar partidas que puedes reducir. Conserva solamente con lo imprescindible y deshazte del resto.

7. Modo ardilla:

Así como las ardillas almacenan sus alimentos, haz como ellas y conserva el dinero que más puedas para aumentar tus ahorros e ingresos. Tu capacidad de ahorro es la diferencia entre lo que ingresas y lo que pagas.

8. Apaga las noticias:

La gran diferencia en mantenerte informado a contaminarte es abismal, sin embargo, existe una línea delgada que debemos de procurar no rebasar para mantenernos anímicamente positivos.
Mantén tu cabeza fría y adquiere perspectiva y no te conviertas en presa del miedo colectivo.

9. Aumenta tu educación financiera:

Estudia el mercado y evalúa la bandeja de opciones para poder salvaguardar tu dinero con los mejores rendimientos.
Existen opciones con instrumentos financieros, en un negocio propio, invertir en alguna franquicia.
En toda crisis, invertir es una gran oportunidad.

10. Recuerda que todo es temporal:

Dile adiós a la paranoia y a la plática mental.
Tanto lo bueno como lo malo tienen fecha de caducidad, si te encuentras cruzando un mal momento regocíjate sabiendo que tendrá fin. Si te encuentras cruzando un excelente momento, disfrútalo y agradécelo que, también, es temporal.
 

 

Valeria Oehmichen Gastélum
Directora de Expansión Nacional en CENTURY 21 MÉXICO  

Keep Reading

Latest on Entrepreneur