Arqueólogos hallan 'anillo de pozos' en los alrededores de Stonehenge

La estructura está formada por hasta 20 pozos de aproximadamente cinco metros de profundidad y 10 de ancho.
Arqueólogos hallan 'anillo de pozos' en los alrededores de Stonehenge
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
5 min read

Arqueólogos británicos descubrieron un inmenso círculo constituido por pozos prehistóricos el pasado lunes 22 de junio cerca del monumento Stonehenge, en el condado de Witshire, Inglaterra.

Esta construcción se ubica a unos tres kilómetros de Stonehenge y rodea Durrington Walls, asentamiento neolítico que se piensa que fue erigido aproximadamente durante la misma época en la que los pozos fueron cavados.

El hallazgo de esta nueva estructura circular de más de dos kilómetros de diámetro con pozos de hasta cinco metros de profundidad y 10 de ancho, fue anunciado en un comunicado en el sitio web de la universidad escocesa de St. Andrews.

"Los rellenos sedimentarios contienen un archivo rico y fascinante de información ambiental previamente desconocida, y con perfiles y fechas de luminiscencia estimulados ópticamente, podemos escribir detalles narraciones del paisaje Stonehenge de los últimos 4,000 años", mencionó al respecto Tim Kinnaird, quien actualmente trabaja en la Escuela de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la universidad.

De acuerdo con los arqueólogos, los pozos habrían servido para limitar un área sagrada. Lo anterior, se debe a que se trata de una estructura construida en el periodo neolítico, época caracterizada por la construcción de monumentos rituales de gran tamaño.

Además, mencionan que esta estructura prehistórica, cuya forma se asemeja a la de un anillo, es tan grande como ninguna en Reino Unido, aspecto que la convierte en única.

Cabe mencionar que a diferencia de otros descubrimientos arqueológicos, para este hallazgo no fue necesario hacer excavaciones, ya que la tecnología de teledetección y muestreo que utilizaron los científicos arrojó los inesperados resultados.

“¡Ver lo que no se ve! Una vez más, el uso de un esfuerzo multidisciplinario con teledetección y un cuidadoso muestreo nos está dando una idea del pasado que muestra una sociedad aún más compleja de lo que podríamos imaginar. Las prácticas sofisticadas demuestran que las personas estaban tan en sintonía con los eventos naturales hasta un punto que apenas podemos concebir en el mundo moderno en el que vivimos hoy", añadió el Dr. Richard Bates, quien también trabaja para la Escuela de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente en St. Andrews.

Asimismo, Vincent Gaffey, quien estuvo a cargo de la investigación, mencionó que utilizaron un magnetómetro, radares y tecnología LiDAR, que consiste en un escáner láser en 3D capaz de penetrar hasta 12.5 kilómetros en el subsuelo

Por otro lado, los investigadores indican que la estructura hallada demuestra que fue planificada cuidadosamente para encerrar otro monumento prehistórico dentro del límite: El recinto de la calzada de Larkhill.

El Dr. Nick Snashall, arqueólogo de National Trust, agregó que el reciente descubrimiento es de gran ayuda para aprender sobre el modo de vida y las creencias de nuestros antepasados del periodo neolítico.

"El equipo de Hidden Landscapes ha combinado un trabajo de campo arqueológico de vanguardia con un buen trabajo de detective anticuado para revelar este descubrimiento extraordinario y escribir un capítulo completamente nuevo en la historia del paisaje de Stonehenge", afirmó.

La estructura hallada demuestra que fue planificada cuidadosamente para encerrar otro monumento prehistórico dentro del límite / Imagen: Ankit Sood vía Unsplash

Stonehenge es una estructura megalítica antigua en la que cada año, entre el 21 y el 23 de junio, las piedras adquieren un toque mágico y los habitantes y turistas en el condado acuden a darle la bienvenida al verano. 

Este monumento, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tiene más de cinco mil años de antigüedad y se ha caracterizado por los descubrimientos arqueológicos que se han hecho alrededor del mismo.

La investigación sobre el “anillo de pozos” fue realizada por un consorcio de arqueólogos para el Proyecto Stonehenge Hidden Landscapes, cuyo objetivo es precisamente utilizar un conjunto de técnicas innovadoras y rápidas que permitan observar el desarrollo del sitio a través del tiempo. 

Además de la Universidad St. Andrews, participaron otras instituciones como el Instituto Ludwig Boltzmann de Prospección Arqueológica y Arqueología Virtual, las universidades de Birmingham, Warwick, Gales Trinity Saint David y el Centro de Investigación Ambiental de las Universidades Escocesas.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur