Vacuna COVID-19 de Oxford provoca una respuesta inmune en pruebas

Según reporta The Lancet, la vacuna que se desarrolla en conjunto con AstraZeneca es de las opciones que muestra resultados más esperanzadores

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La nueva vacuna del COVID-19 desarrollada en la Universidad de Oxford junto a la farmacéutica Astra Zeneca generó grandes expectativas el lunes, pues los resultados que obtuvo tras su fase de prueba se mostraron esperanzadores.

Depositphotos.com

Según la revista The Lancet, es de las opciones que más posibilidades demuestra de que en un futuro pueda ser distribuida a toda la población. Se demostró que es segura y fue capaz de provocar una respuesta inmune en su fase de pruebas.

En el estudio participaron 1,077 personas en el rango de edad de 18 a 55 años, sin antecedentes de coronavirus y tuvo lugar en cinco hospitales del Reino Unido desde finales de abril hasta finales de mayo. 

La vacuna, llamada ChAdOx1 nCoV-19, está hecha de un virus genéticamente modificado que causa un resfriado común en chimpancés, según BBC Mundo. Fue altamente cambiado para que no pueda causar infecciones en las personas y también para hacer que sé “parezca” al COVID-19.

El logro de esta vacuna se atribuye al hecho de que incluye una doble protección contra el virus. En primer lugar, desarrollaría la producción de anticuerpos y células T, un tipo de glóbulo blanco que ayuda a coordinar el sistema inmunitario. Por otro lado, se conseguiría que el organismo reconociera a largo plazo células infectadas.

El logro de esta vacuna se atribuye al hecho de que incluye una doble protección contra el virus / Imagen: Depositphotos.com

“Aún queda mucho trabajo por hacer antes de que podamos confirmar que nuestra vacuna va a ayudar a controlar la pandemia de la COVID-19, pero nuestros primeros resultados son ciertamente esperanzadores”, aseguró Sarah Gilbert, investigadora de la Universidad de Oxford, según el portal de medios Medio Tiempo.

El estudio todavía es muy reciente como para determinar con exactitud cuánto tiempo va a durar la protección, según The Lancet.

El 90% de las personas mostró un desarrollo de anticuerpos neutralizantes después de una dosis. Solo a diez personas se les agregó una dosis extra y todas desarrollaron anticuerpos neutralizantes.

“No sabemos el nivel necesario para lograr la protección, pero podemos maximizar la respuesta con una segunda dosis", le explicó a la BBC Andrew Pollard, el jefe del grupo de investigación de Oxford.

No hubo reacciones peligrosas a la vacuna, sin embargo, el 70% de las personas en el ensayo desarrolló fiebre y dolor de cabeza, síntomas que según los investigadores se pueden tratar con paracetamol. 

 

Ingresa Ahora