Astronautas de SpaceX culminan la histórica misión de manera exitosa

Los astronautas a bordo de la cápsula Dragon de SpaceX, Bob Behnken y Doug Hurley realizaron un amerizaje en el Golfo de México, Estados Unidos.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
5 min read

Este domingo 2 de agosto ambos astronautas, Bob Behnken y Doug Hurley regresaron a la Tierra en la Crew Dragon. Es la primera vez que desciende en el agua una nave espacial de Estados Unidos desde la misión de Apollo-Soyuz de 1975. “Es verdaderamente nuestro honor y privilegio”, comenta el piloto de la nave. 

Se pudo observar a la nave realizando un acuatizaje desplegando sus paracaídas sobre el Golfo de México sin presentarse ningún problema después de haber volado y accedido a la atmósfera de la Tierra. Bob Behnken y Doug Hurley dejaron ayer la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés) y tuvieron un viaje de 19 horas para llegar a la Tierra.

“Bienvenidos a la Tierra y gracias por haber volado con SpaceX”, anunció el director de vuelo a los astronautas, que respondieron inmediatamente. La cápsula Crew Dragon Endeavour acuatizó exitosamente y sin reportes de daños a las 18:48 GMT frente al sureste de Florida. 

Los astronautas deben de ser sujetos a chequeos médicos antes de trasladarse a la tierra. De igual manera, la nave fue recuperada por el “GO Navigator” en el Atlántico. La cápsula fue remolcada por un barco posteriormente a tener contacto con el mar. 

Estados Unidos demuestra nuevamente que sus misiones espaciales son exitosas.

“¡Gracias a todos! Es genial que los astronautas de la NASA vuelvan a la Tierra después de una misión de dos meses muy exitosa”, twitteó el presidente Donald Trump, recordando que él estuvo presente en el lanzamiento de la cápsula hace dos meses.

Esta misión fue sustentada por la compañía privada de Elon Musk, quien afrontó los riesgos de la tormenta tropical lsaías, hecho que obligó a modificar el lugar original del acuatizaje. 

La misión es un gran triunfo para la compañía SpaceX, fundada en el 2002, pero que en la actualidad ya se ha formado de un gran camino, incluso superando a su principal competidor Boeing, en la carrera espacial comercial. 

Foto: NASA vía YouTube.

Estados Unidos ha pagado alrededor de 7,000 millones de dólares a ambas empresas por sus contratos de “taxi espacial”, aunque en el caso de Boeing se ha fallado de manera estrepitosa.

El reingreso atmosférico

La Crew Dragon siguió ciertos procedimientos con la finalidad de regresar de manera segura. A las 17:51 GMT, se despojó de su estructura de carga,  la cual contiene energía, calor y sistemas, el cual entrará nuevamente en la atmósfera de la Tierra y se destruirá. A las 18:32 GMT entró a la atmósfera a una velocidad de aproximadamente 17,500 millas por hora (28,000 kilómetros por hora).

La nave contaba con un escudo térmico con la capacidad de resistir temperaturas de 1,900 grados centígrados, mismo que generó un apagón de comunicaciones por tan solo unos minutos. Posteriormente, abrió dos paracaídas en su bajada, disminuyendo la velocidad a 15 millas por hora (24 kilómetros por hora) al impactar con el agua.

Una vez en el exterior de la nave, ambos astronautas fueron llevados hacia una de recuperación para ser revisados médicamente antes de tocar la tierra. 

La SpaceX Crew Dragon salió desde la Estación Espacial Internacional el sábado por la noche. A través de las imágenes de la NASA se puede apreciar la cápsula alejándose a baja velocidad de la ISS en la oscuridad espacial, concluyendo la estadía de ambos astronautas. 

Behken dijo que "la parte más difícil fue lanzarnos. Pero la parte más importante es llevarnos a casa", durante una ceremonia.

Este solamente ha sido el inicio, puesto que se planean futuras misiones. La “Endeavour” regresará a la sede de Dragon SpaceX donde será inspeccionada durante mes y medio, en el cual se dará un análisis de datos y rendimiento para certificar que la nave tenga la capacidad de ser parte de futuras misiones en la órbita terrestre baja. 

Con el triunfal regreso, SpaceX podrá proveer vuelos regulares y efectivos a la ISS a partir de finales de año y ya no dependerá más de Rusia para acceder al espacio. En los últimos 9 años, solo se habían realizado viajes en cohetes Soyus rusos, por un estimado de 80 millones de dólares por lugar.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur