Qué hacer si terminó tu prórroga con el banco y no puedes pagar

Qué hacer si venció el "periodo de gracia" y tengo que pagar la tarjeta, pero no tengo trabajo ni dinero.
Qué hacer si terminó tu prórroga con el banco y no puedes pagar
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • Trata de bajar la deuda.
  • Busca alternativas para capitalizarte.
  • Busca la reestructura en créditos renvolventes.

A partir de este mes termina el periodo de aplazamiento de pagos que ofrecieron los bancos de México en apoyo a la población afectada por la pandemia, y que básicamente consistió en dar un periodo de gracia de 4 a 6 meses, sin afectar el historial crediticio de sus clientes que no abonaron capital durante este tiempo, previo registro en el programa con cada entidad.

Hasta finales de julio, había alrededor de 9 millones de créditos inscritos al programa para diferir el pago de financiamientos sin el cobro de intereses ordinarios -que después serán cobrados-, según informó la Asociación de Bancos de México (ABM).

De los créditos inscritos, 3 millones 300 mil corresponden al sector Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipyme) y personas físicas con actividad empresarial; 3 millones 300 mil es para tarjetas de crédito; 2 millones 100 mil son en el segmento de consumo no revolvente (personales, nómina, automotriz, entre otros); 322 mil en hipotecas y 37 mil en grandes empresas, según la ABM.

Foto: Depositphotos.com

Al término del periodo de gracia, se ha descartado una extensión del aplazamiento de pagos, y dado que la banca necesita reservas, lo que sigue es un análisis de cada acreditado para ofrecer reestructuras o en todo caso mantener el apoyo en casos puntuales, declaró la ABM.

“En el caso de los deudores, verán ampliar sus costos por mora y podríamos ver un aumento significativo en las malas calificaciones del historial crediticio, lo que impedirá a empresas y hogares acceder a créditos en tiempos no menores a cinco años. En casos mucho más complicados, podrían enfrentarse a embargos, juicios, costos legales, principalmente”, dice Sebastián Medrano, director de Coru.com

“Más que pensar en endeudarse, habría que estar preparados para que los ingresos no se vean disminuidos y tener cuidado con la tentación de pedir un crédito (endeudarse) para liquidar una deuda”, añade.

Al menos la mitad de los mexicanos (55%) pide créditos para pagar deudas y cubrir necesidades económicas básicas, según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Qué hacer si venció el “periodo de gracia” y tengo que pagar la tarjeta, pero no tengo trabajo ni dinero

Primero hay que entender que la prórroga de pagos termina y lo más probable es que los bancos no la vayan a continuar porque también ellos tienen impacto en sus operaciones. Lo que pasará es que las cuotas y el pago mínimo regresan a la normalidad.

La plataforma de servicios financieros Coru.com emite las siguientes recomendaciones para las personas que deberán hacer frente al descongelamiento de sus créditos, y carecen de liquidez.

  • La primera y principal recomendación, aunque suene difícil, es bajar la deuda, tratar de pagar al menos el saldo mínimo.
  • Buscar alternativas para capitalizarse, ya sea mediante la renta de activos (propiedades) o mediante emprendimientos acordes a la contingencia (negocios digitales).
  • En el caso de los créditos revolventes (como TDC o créditos), buscar una reestructura, que no es lo mismo que una prórroga, pues hay condiciones diferentes para la persona, además de un impacto negativo en el historial crediticio y la relación con el banco o financiera. El cliente perderá la línea de crédito o la tarjeta de crédito y lo más probable es que quede una marca negativa en su buró de crédito y no pueda volver a sacar un crédito o algún producto financiero.
  • En el caso de un crédito hipotecario o automotriz, lo que procede es buscar un pago anticipado o alguna solución de litigio para que el banco o financiera pueda recuperar la propiedad, objeto o inmueble.
  • Piensa dos veces antes de endeudarte más o pedir crédito para pagar deudas. Lo más probable es que ni siquiera te lo den, y si te lo dan, serán préstamos caros.
  • Antes de pedir crédito para pagar deudas, busca reestructurar deudas, o negociar una quita. Son soluciones poco recomendables por la marca negativa en Buró, pero es mucho peor el impago.
  • Busca “soft money”, préstamos baratos, o sin intereses, por ejemplo entre familiares o amigos.
  • Considera el empeño (asegúrate de hacerlo en forma segura, casas de empeño confiables) con el riesgo de que puedes perder la prenda en empeño si no logras cumplir los pagos.

Otras formas de salir de deudas atrasadas

Foto: Depositphotos.com

Debe considerarse que estas opciones no “limpian” los antecedentes crediticios, pero son la solución más viable antes que caer en impago y afectar el historial a largo plazo.

1. Reestructuración de deudas. Es negociar las condiciones del crédito a favor del cliente: ya sea en el plazo o las tasas de interés. Por ejemplo, acceder a pagos fijos, o aplazar las cuotas para disminuir el pago mensual, pero con mayor tasa de interés, o viceversa.

Importante: hay que ubicar prioridades reales, es decir, si se prefiere pagos cómodos a un mayor costo o pagos mayores a cambio de una deuda menos larga. Esta opción de pago debe solicitarse en los primeros meses de endeudamiento, pues es inviable para clientes con muchos meses de impago.

2. Consolidación de deuda. Con esta opción se agrupan todas las deudas en una sola: el banco ofrece traspasar el saldo a deber de varias tarjetas de crédito a un único plástico. Para que sea realmente ventajoso hay que buscar la entidad financiera que ofrezca el CAT y la tasa de interés más bajos.

Importante: no todos los bancos tienen este tipo de soluciones. Una de sus grandes ventajas es que las otras tarjetas quedan liquidadas y canceladas, por lo que solamente se tendrán las comisiones anuales de una sola tarjeta. Hay que considerar que con esta opción puede aumentar el monto mensual a cubrir cada mes, así que probablemente podría ser mejor tener varias deudas pequeñas e ir pagando una por una: por otro lado, si esto te resulta más confuso y pesado, hay que pensar en juntar todas las deudas en una.

3. Quita. Es una negociación con el banco o entidad financiera para reducir la deuda. El cliente moroso busca un acuerdo para obtener un porcentaje de descuento de la deuda. Es una de las opciones menos recomendables ya que implica consecuencias negativas en el buró de crédito. En la negociación de la quita, debe verse el impago por muchos meses seguidos para demostrar que en efecto no hay manera de solventar la deuda actual.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur