Cómo alinear tu propósito de vida y tu empresa para que no 'trabajar otro día en tu vida'

Si no te apasiona realmente lo que haces, lo más seguro es que eventualmente termines por tirar la toalla.
Cómo alinear tu propósito de vida y tu empresa para que no 'trabajar otro día en tu vida'
Crédito: Jamie Street vía Unsplash

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Mucho se ha hablado en las últimas décadas sobre lo importante que es que los emprendedores dueños de Pequeñas y Mediana Empresas (Pymes) como tú tengan alineado su propósito de vida con su empresa. Me gustaría citar al icónico emprendedor Steve Jobs de Apple. En una de las pocas entrevistas que dio al público abierto en conjunto con Bill Gates (su legendario contrincante y amigo). Cuando le preguntaron cuál era uno de los factores más importantes en el éxito de un emprendedor, él no dudo en decir “que te apasione lo que haces, y es muy sencillo, desarrollar una empresa de manera exitosa y por un período largo y sostenido requiere de un gran esfuerzo. Siempre habrá retos y épocas buenas y épocas malas, pero si realmente te apasiona lo que haces, entonces vas a poder aguantar las épocas difíciles. De hecho, ¿quién en su sano juicio seguiría haciendo algo que le trae muchos problemas y a que además no le apasiona?” 

Creo que Steve Jobs no lo pudo haber explicado mejor. Esta es la enorme importancia de que tu propósito de vida este alineado con lo que hace tu empresa. Las ventajas este equilibrio no sólo se dan en la parte profesional, sino también en la personal.

Aquí mencionaremos algunos de los muchos beneficios que esto trae:

Comenzando por trabajar todos los días en aquello que te apasiona, ¿qué es mejor que eso? 

  1. La muy sabía y difundida frase de “el día que trabajes en lo que más te guste y te apasione, ese día dejarás de trabajar para siempre” no podría describirlo mejor. Trabajar en lo que más te guste podría ser una de las definiciones más cercanas a la felicidad y la plenitud.
  2. Podrás tener mayor resiliencia en las épocas difíciles y ante los retos de tu empresa. Como lo dijo Steve Jobs, si haces lo que te apasiona podrás aguantar los retos y épocas difíciles que toda empresa tiene.
  3. Podrás expresar tu individualidad y diferenciación en tu empresa. Si realmente estás haciendo en tu empresa lo que te apasiona se verá reflejado en la forma en la que tu negocio hace las cosas. Todas las compañías, y sobre todo las Pymes, son un reflejo de su dueño / dueños. Cuando tu propósito de vida está alineado con tu empresa entonces tu negocio, -aunque se dedique a lo mismo que miles más-, tendrá un sello particular como resultado del reflejo de tu personalidad en la empresa, partiendo obviamente de que es una diferenciación positiva. Y con este sello particular tendrás una diferenciación única en tu empresa.   

Tal vez el concepto de propósito de vida tal vez es un concepto que puede ser un poco amplio y puede confundir, pero quisiera poder ayudarte a entenderlo mejor con algunas descripciones. 

Tu propósito de vida podría definirse como:

  • Aquello que le da sentido a tu vida.
  • Aquello que te hace levantarte en las mañanas.
  • Aquella actividad que harías incluso si no te pagaran, estarías dispuesto a hacerlo gratis por los enormes niveles de satisfacción que te trae. 

Ahora, encontrar nuestro propósito de vida puede ser algo no tan sencillo de hacer sobre todo para aquellas personas que suelen gustar de muchas cosas. Y hay que tener cuidado de no confundir entre algo que te gusta y algo que realmente te apasiona. Adicionalmente puede resultar un reto encontrar nuestra misión de vida en una sociedad donde precisamente desde pequeños nos impulsan a reprimir nuestra individualidad y no se fomentan lo suficiente ejercicios de introspección para conocer nuestro verdadero ser. Es normal que nuestra mente y tendencia a razonar y analizar todo nos impida encontrar aquello que realmente nos mueve y nos apasiona (nuestra vocación, por decirlo de otra forma). El propósito de nuestra vida no viene de un análisis lógico, viene de lo más profundo de nuestro ser, de nuestra esencia. 

¿Cómo sabré si ya encontré mi propósito de vida?

Simplemente lo sentirás; cuando realmente lo encuentres simplemente lo sabrás. Existen algunos pocos afortunados quienes desde muy pequeños no dejaron que la influencia externa y del entorno los confundiera y que desde niños sabían que querían ser de grandes. El resto de nosotros tiene que ir poco a poco buscando ese propósito de vida.

Como lo comentamos anteriormente, tu misión de vida tiene que ver con aquella actividad que te llena. Una vez encontrada tu misión de vida, simplemente tienes que ver si está alineado a lo que tu negocio hace o incluir esta misión si vas a comenzar una nueva empresa (hacerlo por ejemplo, en un giro relacionado aquello que te apasiona).

Ahora, esta actividad puede ser de todo tipo, desde algún deporte o cualquier otra actividad. 

En una ocasión un emprendedor dueño de una Pyme que tuve la oportunidad de coachear descubrió haciendo algunos ejercicios que lo que al realmente le apasionaba era desarrollar a la gente a su alrededor, a su equipo de trabajo. Por ende, realmente a lo que se dedicara la empresa no era un tema relevante. De hecho, tenía una empresa bastante exitosa en la industria de la ropa, pero este giro no era algo que le apasionara demasiado. Sin embargo, descubrió su pasión por desarrollar a las personas a su alrededor y esto lo podría hacer tanto en su empresa actual como en proyectos futuros.   

A continuación, te dejo algunos ejercicios que puede servirte mucho para ir descubriendo que es lo que realmente te apasiona:

  • Escribe que es lo que más te gusta hacer, aquello que realmente disfrutas y que podrías hacer el resto de tu vida incluso ya estando retirado. 
  • Escribe que es lo que no te gusta hacer.
  • ¿Qué cosas haces bien y con mucha naturalidad, que no te esfuerzas y sin embargo haces muy bien?
  • Escribe tu epitafio, es decir, lo que quieres que digan de ti el día que dejes este mundo.
  • Después de hacer estos ejercicios trata de escribir tu misión de vida, tu misión de vida no tiene que ver con el tener, tiene que ver con el ser, no es una meta, es más bien una acción, una actividad que podrías hacer de por vida.

No te desesperes, ni te desanimes, sigue buscando hasta encontrar tu misión de vida y conforme la vayas descubriendo ve alineándola con lo que haces en tu empresa. Estarás en el camino de trabajar en aquello que más te gusta, además de generar un impacto positivo en la vida de los demás. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur