El emprendedor que se atrevió a abrir un restaurante en medio de la crisis

Sergio Ascencio vio que la pandemia podría matar su sueño, pero decidió aprovechar sus enseñanzas para que Nerea cumpliera desde un inicio con el nuevo mundo.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La industria restaurantera fue una de las más afectadas en México. Según cifras de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), durante la pandemia han cerrado más de 50 mil restaurantes mientras que algunos otros se tuvieron que adaptar para hacer servicio a domicilio para evitar la quiebra de su negocio.

Cortesía Nerea

Pero en medio de estas circunstancias inciertas, hay emprendedores que todavía se aventuran a abrir un negocio. Tal es el caso de Sergio Ascencio.

Este emprendedor gastronómico originario de la Ciudad de México se estableció en Cancún en 2004. Durante un tiempo se dedicó a viajar por diferentes países como Argentina, Uruguay, República Dominicana, Costa Rica y España, en donde probó distintos tipos de gastronomía. 

Después de realizar su último viaje, tuvo la oportunidad de posicionar distintos establecimientos y restaurantes con su firma, logrando ganar por tres años consecutivos el premio World Luxury Restaurant Award. Esto fue un detonante para regresar a su ciudad de origen, dejando a Cancún como una experiencia para dedicarse a la comida del mar.

Sergio vio en la ciudad un área de oportunidades y sueños perfecto para Nerea, un restaurante dedicado a la comida del mar. Sin embargo, justo en el mes de su inauguración se declaró una pandemia que crearía una crisis en todos los sectores e industrias.

Imagen: Cortesía Nerea

“Se debe de ser muy optimista para tomarle las riendas a una situación tan crítica”, dijo el chef ejecutivo en entrevista con Entrepreneur en Español. 

Debido a esto, Sergio y su equipo tuvieron que cambiar los planes originales para poderse adaptar a la situación. Ascencio realizó una gran inversión para no perder todo aquello que había soñado y tomar nuevas medidas de bioseguridad, mayores niveles de limpieza e higiene.

“Esta pandemia ha sido un obstáculo muy fuerte, aunque es un parteaguas para dejar oportunidades de emprendimiento”, señaló. 

Para Sergio, el cancelar la inauguración antes de que se declarara una situación de emergencia ha sido una de las mejores decisiones que pudo haber tomado ya que lograron acatar a tiempo todas aquellas medidas de higiene y salud que las autoridades oficiales habían manifestado.

Sin embargo, aunque se contempló la idea de abrir el restaurante con un sistema de entregas a domicilio, Sergio no vio esto como una opción pues, para él, esta no era la forma adecuada de inaugurar un restaurante que prometería calidad. 

Más que abrir un restaurante en tiempos de pandemia, para Sergio esto es una oportunidad para apoyar a la economía local creando una cadena de valores con los proveedores y arrendatarios, en donde todos se puedan apoyar mutuamente que esa cadena se logre expresar en Nerea.

Una de las estrategias que ayudó a Nerea a mantenerse en pie durante tantos meses fue la frescura de sus productos, ya que su carta está basada en alimentos de temporada que llegan día con día, evitando la sobreproducción y desperdicios de los mismos, logrando que cada uno cumpla su propio ciclo biológico.

“Hoy en día tenemos que ser más responsables, la rentabilidad se debe de basar en un bien común, estamos en una situación en la que debemos de apoyarnos mutuamente sin importar el sector, se debe de valorar una reactivación económica. Es la única forma en la que se puede mejorar, consumiendo productos locales y nacionales, haciendo que el dinero se quede en México”, declaró Sergio Ascencio para Entrepreneur.

Imagen: Cortesía Nerea

Aunque han sido tiempos complicados y se han presentado bastantes obstáculos en el camino, Sergio ha logrado materializar sus sueños en Nerea, proyectando en sus precios el esfuerzo para promover la economía mexicana y el apoyo a los comensales manteniendo los precios originales.

La industria restaurantera ha caído de manera súbita en todos los aspectos, desde el económico hasta anímico, y esto se ha proyectado en el cambio de concepto. Sin embargo, para Sergio es importante mantener una actitud positiva para salir adelante y transmitir esa energía a los clientes a través de los alimentos y el servicio.

Más que alimentos de calidad, Nerea ofrece una experiencia que logra transportar a las personas, a través de los sonidos, la vista, el oído y las texturas, de la Ciudad de México a una palapa a la orilla del mar. 

Nerea abrió sus puertas al público el 31 de agosto y con la intención de cumplir con las medidas sanitarias sólo se aceptan hasta 14 personas en el establecimiento, la experiencia dura alrededor de una hora y media, y las mesas pueden ser reservadas a través de OpenTable para evitar la saturación del restaurante. 

Aunque el establecimiento tiene un horario constante de sanitización, para acudir debes de llevar equipo de seguridad sanitario para evitar riesgos de contagio dentro del restaurante.

Imagen: Cortesía Nerea

Ingresa Ahora