3 citas creativas que ilustran la diferencia entre imitación e inspiración

Hay ideas finitas en el mundo, entonces, ¿cuál es la diferencia entre imitar a alguien e inspirarse en él?

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • ¿Cómo puedes hacer algo nuevo si todo ya se ha hecho?
  • Evolutivamente el ser humano se ha inspirado.

Sir Arthur Conan Doyle dijo una vez: "No hay nada nuevo bajo el sol. Todo se ha hecho antes". Probablemente hayas notado lo que sucede cuando alguna marca o estrella de la plataforma tropieza con un éxito viral. De repente, todos piensan que esto es lo último en moda y, como los lemmings (una especie de roedores), corren hacia el acantilado.

GettyImages

Y al igual que los lemmings, los resultados son bastante similares. ¿Por qué los humanos tienen una inclinación similar por hacer lo mismo?

Depositphotos

A lo largo del desarrollo evolutivo, los mamíferos (no solo los humanos) experimentan y observan. Cuando descubrimos que una planta en particular es amarga o que el fuego está caliente, sabemos evitarlo la próxima vez. Estas observaciones nos ayudan a tomar decisiones, incluida la duplicación de las cosas que funcionan.

Cuando se trata de supervivencia, en un momento dado, el hombre prehistórico determinó que era más fácil pescar con una lanza que con las manos desnudas. Los miembros de la tribu hicieron lo mismo cuando la idea fue observada y compartida entre el grupo.

Este es el simple proceso de imitación. Es fácil y nos ayuda a tener éxito rápidamente al adoptar comportamientos exitosos que presenciamos en los demás. Pero la imitación es perezosa. Es un atajo. Es más intrigante reflexionar sobre la inspiración.

Podría decir: "Imitación, inspiración, todo es lo mismo. Simplemente estás copiando la idea de otra persona".

Bueno, sí y no.

Ciertamente, hay un número limitado de ideas por ahí. Cuando Helen Keller estaba angustiada porque había sido acusada de plagio en 1903, Mark Twain le escribió una nota alentadora: "Todas las ideas son de segunda mano, tomadas consciente e inconscientemente de un millón de fuentes externas".

Twain admite que hay un número limitado de ideas por ahí. Sin embargo, la clave de la inspiración es cómo remezclamos, recreamos y remodelamos estas ideas para crear una expresión nueva y diferente. Es la esencia del espíritu emprendedor, la inspiración que nos impulsa.

La inspiración es la chispa, cuando observamos algo que nos hace pensar un poco diferente y aplicar una idea de una manera nueva. ¿Qué necesitas para que la inspiración cobre vida, de modo que alimente una idea comercializable? La inspiración requiere un pensamiento más profundo, un ajuste con la estrategia y la cultura, una visión bien articulada y la capacidad de comunicar efectivamente esa visión a medida que la convierte en realidad.

Depositphotos

Henry Ford observó las fábricas textiles y las plantas de procesamiento y envasado de carne, reunió las ideas y desarrolló la línea de montaje móvil para la fabricación de automóviles. Estaba inspirado, pero no imitó.

Pensando en aquellos pescadores prehistóricos: ¿Qué los llevó a ir más allá de la simple pesca submarina? Uno de ellos podría haberse encontrado con un grupo de peces atrapados en algas. Eso, a su vez, puede haberlo inspirado a crear una red para capturar muchos peces a la vez, en lugar de depender de la pesca submarina única.

Si tomamos las ideas de los demás y simplemente las copiamos para nuestros propios fines, es probable que tengamos menos éxito. Es la lección que deberíamos haber aprendido del infame tuit de "clavada en la oscuridad" de Oreo, que se produjo durante el Super Bowl de 2013, famoso por tener un corte de energía en medio del juego. Todas las marcas pensaron que podían replicar el éxito de marketing en tiempo real de Oreo.

Los líderes deben ayudar a sus equipos a comprender qué ha tenido éxito y por qué.

Esa última parte que es tan importante. Es fácil aprender qué ha hecho que otros tengan éxito, pero se necesita más reflexión y comprensión para determinar quién eres y qué te impulsa, ya seas una marca o un individuo.

Al comprenderte a tí mismo, podrás tomar tus inspiraciones y aplicarlas de una manera que sea auténticamente tú. Y eso es lo que la gente comprará. Como dijo una vez Lev S. Vygotsky: "A través de otros nos convertimos en nosotros mismos".

Ingresa Ahora