7 pasos para reducir la deuda de tu negocio en 90 días

Es hora de liberar dinero y recursos para otras iniciativas más rentables.
7 pasos para reducir la deuda de tu negocio en 90 días
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network Contributor
CEO of Target Funding
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • Identifica la deuda "buena" y la "mala".
  • Aborda la deuda actual de manera agresiva.
  • Asume nuevas deudas estratégicamente.
  • Supervisa constantemente el uso de tu crédito.

Cuando las empresas más pequeñas experimentan una desaceleración como la que muchos están experimentando actualmente (no es que haya ningún precedente para esta circunstancia específica), los propietarios a menudo apuntan a aumentar sus ventas como estrategia principal para revitalizar sus objetivos de ganancias.

La reducción de la deuda, un paso potencialmente más alcanzable para obtener ganancias netas más saludables, es a menudo una consideración secundaria, pero un enfoque en la deuda recurrente puede proporcionar importantes beneficios a largo plazo en el funcionamiento de una organización eficiente, liberando tanto dinero como recursos para otros esfuerzos más rentables.

Cuando los propietarios de una empresa comienzan el proceso de reducción de la deuda corporativa, también deben considerar oportunidades para reducir las obligaciones de la deuda personal en conjunto. A menudo, la capacidad del propietario de una empresa para aprovechar capital adicional también depende de su relación de deuda personal a ingresos. Si se percibe como potencialmente incapaz de pagar sus obligaciones personales a tiempo, pueden surgir dudas sobre la solvencia y estabilidad general de la empresa y sus responsabilidades de deuda.

A continuación les muestro un proceso paso a paso que utilizo para respaldar la reducción de la deuda de las empresas.

Paso 1: Identifica la deuda "buena" y la "mala"

Foto: Avery Evans vía Unsplash

El primer paso crítico es revisar el balance de una empresa en busca de deudas pendientes, con el entendimiento previo de que no todo debe considerarse malo. Por ejemplo, si una empresa tiene una cantidad significativa de responsabilidad asociada con la propiedad de un espacio de oficina, eso podría considerarse una buena deuda debido al beneficio a largo plazo de la potencial apreciación y las oportunidades de compensación imponible. Si una gran parte de la deuda actual de una empresa está asociada con crédito renovable no respaldado por una garantía (por ejemplo, tarjetas de crédito), es probable que sea algo para identificar.

Paso 2: Aborda la deuda actual de manera agresiva

Muy a menudo, las pequeñas empresas pueden depender demasiado de las tarjetas de crédito para superar un déficit de flujo de caja. Lo ideal es documentar los pasivos mediante el pago mensual y el porcentaje cobrado con un enfoque en priorizar primero los elementos de mayor porcentaje. Por ejemplo, tuve una experiencia reciente apoyando a una empresa que tenía 20 tarjetas de crédito en uso activo, algunas con una tasa de porcentaje anual (APR) de hasta el 25 por ciento. Después de varios meses de diligente enfoque, lograron eliminar todas las tarjetas de crédito con una tasa de interés del 10 por ciento o más y aumentar su flujo de caja.

Paso 3: Asume nuevas deudas estratégicamente

Foto: Depositphotos.com

Agregar deuda puede ser una decisión positiva si impulsarás a tu empresa hacia sus objetivos estratégicos. Por ejemplo, muchas pequeñas empresas en 2020 fueron aprobadas para el préstamo de Préstamo por Desastre por Daños Económicos (EIDL) que la SBA ofreció para las empresas afectadas por el COVID-19. Aunque el EIDL es un préstamo, es uno sin intereses por el período de un año. Con eso, las empresas pueden aprovechar este dinero para pagar la deuda con el plan antes de incurrir en intereses. Esto puede servir como un medio muy ventajoso de apalancamiento cruzado de la deuda, sin asumir una carga adicional continua.

Paso 4: Supervisa constantemente el uso de tu crédito

Existen numerosas herramientas con el propósito de administrar el crédito de manera efectiva y monitorear tu puntaje con las agencias de informes crediticios. Un ejemplo de ello, CreditKarma.com, no solo monitorea tu puntaje, sino que resaltará las métricas utilizadas para generar esos puntajes, como el crédito que se usa versus el crédito disponible. Como pauta general, los propietarios de negocios deben apuntar al uso por debajo del 9 por ciento, lo que influirá en una calificación personal más sólida de las agencias de informes.

Paso 5: Establece relaciones con los prestamistas

Foto: Sebastian Herrmann vía Unsplash

No existe una única opción a la hora de elegir una fuente de financiación. Los prestamistas siempre están compitiendo por nuevos clientes y comercializarán nuevos prospectos de manera agresiva. Es fundamental que las empresas realicen la debida diligencia antes de seleccionar un socio y, una vez comprometidas, dediquen el tiempo a fomentar la relación. De hecho, una cooperativa de ahorro y crédito comunitaria a menudo ofrece servicios y capacidades de apoyo comparables a los de los grandes bancos, y están comprometidos a construir una asociación a largo plazo basada en relaciones personales. Estas relaciones pueden proporcionar información oportuna sobre opciones no obvias para la reestructuración de la deuda, optimizaciones del servicio de préstamos y más.

Paso 6: Renegocia o reconsidera tu deuda existente

Una recesión económica es a menudo un momento oportuno para renegociar tu deuda existente. Los prestamistas están más abiertos a reestructurar los pagos de préstamos o reajustar una tasa de interés de acuerdo con la guía de tasas federales, y probablemente tendrán acceso a programas alineados para respaldar la realidad financiera actual.

Paso 7: Considera las subvenciones

Los préstamos no son el único medio de financiación adicional. A menudo, si una empresa está ampliando su equipo y brindando beneficios para el desarrollo de la comunidad local, es probable que existan subvenciones disponibles de organizaciones regionales enfocadas en el desarrollo económico. Si bien las subvenciones tienen ciertas estipulaciones para calificar, estas pueden proporcionar una afluencia necesaria de financiamiento o compensar la deuda que se acumularía en otras partes de la organización. Un ejemplo específico es el Next Level Job Program de Indiana, que ofrece a los empleadores locales hasta 100,000 dólares si se comprometen a capacitar a otros trabajadores nuevos o existentes con certificación educativa aprobada en dominios de habilidades de alta demanda.

La deuda no tiene por qué ser un aspecto demasiado molesto de la realidad financiera de tu empresa, pero sí debe tramitarse con algunas medidas de seguridad sobre la gestión continua y los tipos y áreas de aplicación adecuados. Si aplicas estos pasos, puede ser una parte positiva y funcional para lograr tus objetivos comerciales.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur