Lecciones de Ted Lasso sobre liderazgo

Si aún no has visto esta serie de Apple TV Plus, te estás perdiendo de varias enseñanzas para crear equipos ganadores.
Lecciones de Ted Lasso sobre liderazgo
Crédito: Apple TV Plus

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Siempre he creído que el cine y la televisión dan muy buenas enseñanzas para los emprendedores, tanto en nuestros entornos personales como profesionales. Cuando vi la nueva serie de Apple TV Plus, Ted Lasso, inmediatamente me dieron ganas de escribir sobre ella. Se trata de una comedia producida y protagonizada por Jason Sudeikis (Saturday Night Live), cuya trama gira en torno a Ted, un coach de futbol americano que es invitado a Inglaterra para entrenar a un equipo de la Premier League. Además de ser una historia ligera y divertida (que gustará a fanáticos y no del soccer), cada episodio tiene elementos que podemos retomar para el liderazgo de nuestras empresas y proyectos. Estos fueron los que encontré: 

1. Hay que disfrutar el proceso

Para Ted, el objetivo no es ganar (algo que, claramente, no es bien visto entre los directivos), sino disfrutar cada entrenamiento, cada partido, cada derrota y cada triunfo. Si la única misión de tu negocio es ganar dinero y todos los esfuerzos van encaminados a ello, es probable que no logres el éxito. 

2. La motivación cambia de persona a persona

Ted sabe que Jamie (la joven estrella) no responde a los mismos motivadores que Roy (el veterano). Conoce a cada uno de sus jugadores y sabe qué es lo que los mueve. No todos los empleados son motivados por el dinero o la posición, hay quienes prefieren mayor libertad, otros mayor capacidad de toma de decisiones. Si quieres tener a todos en tu equipo motivados, identifica los intereses de cada uno. 

Imagen: vía GIPHY

3. Aprende a escuchar a TODOS

Nathan es el aguador del equipo, pero tiene propuestas muy interesantes sobre cómo trabajar con los jugadores, así como propuestas de jugadas. Ted no sólo lo escucha, sino que valora su opinión y ejecuta sus recomendaciones. Esto puede pasar en tu empresa: nunca sabes de dónde pueden venir las mejores ideas. 

4. En un equipo, el “yo” no existe

Los grandes equipos no se hacen de unas cuantas estrellas, sino de grupos de gente que saben confiar entre ellos. Jamie es un gran jugador, sin embargo, siempre está buscando la gloria personal. Cuando Ted consigue que lo entienda, no sólo cambia su visión, sino que hasta consigue la victoria. 

5. La humildad te da grandeza

Ted llega a Inglaterra sin entender acerca del soccer y sus reglas. Esto le genera muchas críticas entre su equipo y los medios de comunicación. Pero su actitud nunca es soberbia, él sabe sus limitaciones y entiende que debe buscar el apoyo de los demás. Como emprendedor, nunca lograrás ser un experto en todos los temas, no finjas que tú puedes resolverlo todo solo; apóyate en quienes conocen del tema. 

6. Busca los puntos de encuentro entre tu equipo

Antes de la llegada de Ted, el AFC Richmond tenía varios desencuentros entre sus miembros. Poco a poco, Ted va encontrando puntos donde todos se sienten identificados y se llegan a conocer mejor. Esto ocurre en todos los equipos: hay gente que se lleva bien, y otros que no, pero un buen líder logra minimizar las diferencias y potenciar las coincidencias. 

Imagen: vía GIPHY

7. La clave está en las personas

Finalmente, la razón por la que Ted se convierte en un líder querido y respetado es porque su verdadero interés está en el bienestar de la gente, y eso incluye desde la directora, hasta el asistente y cada uno de los jugadores. Cuando un emprendedor entiende esto es cuando consigue tener éxito.  

8. Nuevos talentos + experiencia

Los jugadores jóvenes inyectan al AFC Richmond vitalidad y energía; mientras que los “veteranos”, la experiencia. Intenta reunir a un equipo que pueda darte ambas cosas: los jóvenes aprenden mucho de los más experimentados y viceversa. 

9. Rodéate de gente que no tema decirte la verdad

Cuando Ted se equivoca, su asistente no teme confrontarlo y dar su opinión. No sumes gente a tu equipo que siempre te diga lo que quieres escuchar; busca personas que te complementen, agreguen valor y sean honestos contigo. 

10. Nunca subestimes el elemento sorpresa

Cuando el AFC Richmond se enfrenta al Manchester City, un equipo muy superior, Ted aplica varias jugadas sorpresa para confundirlos y perder su confianza. Tu mejor herramienta como emprendedor para enfrentar a los grandes competidores es innovar, probar cosas diferentes a lo que hacen los demás. Imitando lo que ya se hace no llegarás a ningún lado. 

11. Bonus: Cree

Desde el primer día que Ted ejerce como coach cuelga en los vestidores un letrero con la palabra “Believe”. Este es un mensaje motivador para todos en su equipo: cuando hay confianza en uno mismo, no hay imposibles. 

Imagen: vía GIPHY

Keep Reading

Latest on Entrepreneur