3 sesgos psicológicos que afectan si alguien compra tu producto o no

Apóyate en estas tendencias psicológicas en tus esfuerzos de marketing.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • Sesgo de confirmación.
  • Efecto Bandwagon.
  • Sesgo de cero riesgo.

El marketing no es publicidad. No publica en las redes sociales ni escribe correos electrónicos, y seguramente no envía spam a las bandejas de entrada de las personas en LinkedIn durante días y días. El marketing involucra muchos de estos activos, pero no es un solo acto lo que hace que sea lo que es. Es una estrategia a largo plazo para ganarse el cariño y la confianza de tus clientes.

aldomurillo | Getty Images

Es importante comprender que cada cliente que pasa por tu empresa atraviesa un proceso o viaje que los lleva hacia dentro o fuera de ella. El hecho de que se acerquen o se alejen de tu marca depende de cada punto de contacto a lo largo de la totalidad del plan de marketing.

En este proceso, el consumidor tiene sesgos psicológicos que están preparados y listos para la activación. Cada ser humano en este planeta está teniendo una experiencia humana, una que refleja el sufrimiento y la lucha de la humanidad. Psicológicamente, estamos en busca de comodidad. Lo hemos hecho desde que descubrimos el fuego y las herramientas, y su poder para brindar mayor comodidad.

Ahora, después del incontable milenio de horas hombre combinadas, tenemos una infraestructura social y digital que me permite comunicarme contigo, dondequiera que te encuentres hoy. Tecnológicamente buscamos constantemente ser mejores, más fuertes, más rápidos, más pequeños, más ligeros, más ágiles para hacernos más cómodos y seguros.

Hoy hemos eliminado muchos de los factores y variables que solían limitar la vida útil y seguimos mejorando. Muchos consumidores ahora están conscientemente preocupados por ser mejores, más saludables o cualquier versión positiva de crecimiento que estemos persiguiendo en lugar de la negativa, evitando el dolor.

Inconscientemente, nuestros cerebros no se han puesto al día. Evolutivamente, todavía estamos operando con un cerebro que está destinado a mantenernos vivos en tiempos de peligro. Por eso, psicológicamente, estamos preparados para pasar de la incomodidad a la comodidad y estamos programados para buscar en la comunidad señales de que el "agua es segura" para que el consumidor examine sus productos y servicios.

Utiliza estos 3 sesgos psicológicos para crear una estrategia de marketing que no solo capte la atención y active las sustancias químicas cerebrales que tu consumidor anhela, sino que también crea conversiones al utilizar sesgos psicológicos integrados en nuestra naturaleza biológica.

1. Sesgo de confirmación

Imagen: Rohan Makhecha vía Unsplash

A los consumidores les encanta sentirse bien. Les encanta sentirse como si supieran lo que viene después. Como si estuvieran por delante de la curva porque captaron pistas sutiles. El sesgo de confirmación es un factor importante en la elaboración de textos, contenido y estrategias de marketing creativas.

Haz una investigación de mercado y comprende a tu cliente como la palma de tu mano. Crea contenido que confirme sus prejuicios y observa cómo tus conversiones se disparan.

2. Efecto Bandwagon

Dado que todos queremos sentirnos parte de la comunidad, hay muchas cosas psicológicamente que haremos para probar las aguas y asegurarnos de que no vamos a hacer algo en contra de las normas sociales. Esto está integrado en nuestra evolución psicológica para mantenernos a salvo, como la mayoría de nuestros prejuicios psicológicos.

Otra forma de utilizar la necesidad de comunidad y conexión es con el efecto bandwagon, también llamado prueba social. Cuando vemos que otras personas se han arriesgado al probar un producto, nos sentimos mucho más confiados en la idea de que el producto podría funcionar, que no estamos solos al probarlo y que si cometemos un error al utilizarlo, no seremos los únicos que sufriremos las consecuencias.

Según BrightLocal, el 82% de las personas leen reseñas de empresas locales. Utiliza las pruebas sociales y testimonios para convencer a tus prospectos y clientes potenciales de que el agua está tibia y nada lo va a morder. Muéstrales que tu producto funciona y otros lo disfrutan y ven resultados.

3. Sesgo de cero riesgo

Cuando tu negocio cobra impulso, es importante mantenerlo. Tu producto o servicio funciona. Lo sabes sin la menor duda. Por eso lo vendes. Dado que psicológicamente siempre nos alejamos del miedo y la incertidumbre. Dado que queremos limitar nuestra incomodidad y riesgo, las empresas pueden aprovechar esto con el sesgo de riesgo cero.

Imagen: Depositphotos.com

Crea una garantía de devolución de dinero, una garantía de resultados u otro tipo de garantía que demuestre tu confianza. El consumidor reflejará la suya y esto inmediatamente comprará tu confiabilidad. Esta es una de las formas más fáciles de utilizar los sesgos psicológicos para eliminar el riesgo y aumentar las conversiones.

Intenta poner una de estas garantías en tu sitio web y observa cómo se disparan las conversiones. Siempre que tu producto funcione y resuelva el problema, reclamarás una agradable sorpresa.

El marketing se trata del proceso lógico de toma de decisiones que se necesitan para realizar una venta. La gente quiere confiar en tu negocio y saber que tu producto o servicio puede ayudarles a cambiar su vida. Utiliza sesgos psicológicos para mostrarles cuán eficaz es tu negocio para resolver problemas.

Ingresa Ahora
Scot Chrisman

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network Contributor

Scot is the founder of The Media House and co-founder of Health Media Group. He teaches digital marketing and business development.