Apple indemnizará con 113 millones de dólares a 34 estados de EU porque lo acusan de la 'obsolescencia programada'

Según una investigación colectiva, la firma escondió problemas relacionados con la batería y tuvo ganancias con la venta de nuevos teléfonos a los consumidores perjudicados.
Apple indemnizará con 113 millones de dólares a 34 estados de EU porque lo acusan de la 'obsolescencia programada'
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
3 min read

De acuerdo con la publicación en Facebook del fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, Apple acuerda pagar 113 millones de dólares a 34 estados de EE.UU. que declaran que la empresa oculta de manera intencional problemas con la batería de algunos antiguos iPhones.

La “obsolescencia programada” sucede cuando el fabricante de algún producto lo diseña de tal modo que este mismo lleve una vida útil que en algún momento llega a su fin, obligando al usuario a comprar una nueva versión. 

Según la investigación encabezada por los estados de Arizona, Indiana y Arkansas, el problema con la batería está relacionado con que algunos de los modelos de iPhone se apaguen repentinamente. 

De acuerdo a un reporte en Forbes, los investigadores afirman que en lugar de hacer esto público o reemplazar los componentes requeridos, la compañía decidió esconder este fallo a los usuarios y que en diciembre de 2016 publicó una nueva actualización de software que refirió una caída en el rendimiento de los dispositivos.

Dicho lo anterior, el fabricante obtuvo un beneficio económico por la venta de nuevos dispositivos móviles para todos estos usuarios perjudicados debido a la “obsolescencia programada” de sus aparatos. 

Por esta razón, Apple acordó pagar al Estado de Arizona una indemnización que supera los 5 millones de dólares y además va a brindar esta clase de información a los usuarios por medio del sitio web, a la vez la explicación de las actualizaciones y en la interfaz de los consumidores del iPhone. 

Anteriormente, la empresa había admitido hace tiempo que ralentizaba el funcionamiento de modelos como el 6 y 7 a través de las actualizaciones del sistema operativo, con la finalidad de compensar la capacidad de sus baterías y prevenir que estos se apaguen o sobrecargaran. No obstante, hubo muchos desacuerdos por parte de consumidores que consideraron que lo que Apple hacía era ralentizar los modelos antiguos y eso empeoraba sus funciones, incentivando la adquisición de nuevos productos. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur