4 formas de proteger tu salud mental durante la segunda ola de COVID

Tu mente es tu mejor herramienta comercial. Aquí te mostramos cómo mantenerla saludable en tiempos difíciles.
4 formas de proteger tu salud mental durante la segunda ola de COVID
Crédito: Justin Paget | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network Contributor
Public Relations/Marketing and Brand Growth Expert
6 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • Céntrate en el trabajo, no en los números. 
  • Invierte en salidas creativas. 
  • Anota tus frustraciones. 
  • No descartes la terapia.

Los emprendedores están más estresados ​​que nunca. Un estudio canadiense de salud mental encontró que el 62% de los dueños de negocios se sentían deprimidos al menos una vez a la semana y el 54% dijo que el estrés afectaba su nivel de concentración en el trabajo. Esta investigación se realizó antes del COVID, y solo podemos imaginar cuánto ha crecido el porcentaje en medio de la pandemia, especialmente ahora que nos enfrentamos a una segunda ola.

Si eres un empresario o propietario de una pequeña empresa lo más probable es que hayas invertido una gran parte de tu tiempo en desarrollar tu negocio. El resultado no intencional de esto es que el desempeño de tu negocio se vuelva en gran parte responsable de tu estabilidad mental, sentimientos de satisfacción y productividad en todas las demás áreas de tu vida.

La mayoría de las industrias han experimentado una especie de dominio absoluto durante esta pandemia y todos hemos tenido que adaptarnos al rápido cambio de circunstancias, pero cuanto más nos aferramos, más parece que esta pandemia simplemente no desaparecerá como muchos habían predicho. Al encontrarnos en medio de la segunda ola de este virus, es aún más necesario cuidar nuestra salud mental. A continuación, te indicamos cómo hacerlo:

1. Céntrate en el trabajo, no en los números

Si bien algunas empresas han logrado encontrar oro durante esta pandemia y ven un aumento impresionante en sus resultados finales, la mayoría de los empresarios han tenido dificultades. Existe una tentación muy real de obsesionarse con los números decrecientes y preocuparse por cómo obtener mejores resultados, pero esa es una receta para un desastre de salud mental.

Imagen: Stefan Steinbauer vía Unsplash

No sabemos cuánto tiempo durará esta pandemia y sus restricciones, por lo que realmente no hay razón para que compares tus números de pre-covid con tus números actuales. Las cosas han cambiado y es posible que debas establecer una nueva línea de base mediante la cual puedas evaluar tu desempeño dentro de la pandemia y luego establecer una estrategia para aumentarlo en todos los ámbitos.

La clave para encontrar el equilibrio es concentrarse en el trabajo diario que realizas para tu negocio y aprovechar todas las oportunidades para realizar cambios y ajustes positivos.

Algunos emprendedores están usando este tiempo para aprender nuevas habilidades relacionadas con los negocios. Otros están redescubriendo cómo comercializar a sus clientes durante este tiempo. Estos pequeños pasos positivos son en los que debes concentrarte, no en tus números estancados o decrecientes.

2. Invierte en salidas creativas

Centrarte en el trabajo es excelente, pero a veces es necesario invertir en algo que no está relacionado con el negocio para mantener el equilibrio mental.

Muchos emprendedores ahora tienen más tiempo en sus manos que antes. Y en muchos casos, esto alimenta un sentimiento de improductividad e insatisfacción, porque nuevamente, están comparando sus niveles de actividad antes del COVID con sus niveles de actividad en la mitad de la pandemia.

Las actividades creativas dan a la mente una sensación de productividad y plenitud. La segunda ola puede ser exasperante, pero también te da tiempo para terminar ese proyecto creativo que has estado posponiendo durante mucho tiempo.

Las actividades creativas exactas que son tranquilizadoras difieren de una persona a otra; un libro para colorear puede ser útil o quizás un proyecto de carpintería. La idea es seguir siendo productivo incluso si la productividad no está afectando directamente a tu negocio.

También es pertinente en este momento mantener una actitud de “esto también pasará”. El conocimiento de que aún te quedan muchos años después de COVID para hacer negocios productivos reducirá en gran medida su ansiedad.

3. Anota tus frustraciones

No es necesario que escribas un bestseller del New York Times, solo debes escribir constantemente sobre tus experiencias durante esta pandemia. Los expertos han señalado que llevar un diario es un tipo de terapia porque te permite expresar tus sentimientos y frustraciones más profundos, aunque sea en papel.

Los diarios son una forma de controlar tus emociones. También puedes identificar patrones que significan problemas de salud mental más profundos y trabajar para abordarlos.

La ansiedad con la que todos hemos lidiado durante este período es palpable, real y puede tener consecuencias devastadoras. Esto no debe darse por sentado. Escribir un diario es una forma de curar una mente inquieta y volverse más productivo.

4. No descartes la terapia

Muchas personas descubren que pueden controlar los altos niveles de ansiedad aplicando todos los pasos anteriores, haciendo ejercicio con regularidad y pasando tiempo con familiares y amigos. Sin embargo, en algunos casos, estas estrategias no alivian la ansiedad que sienten los empresarios por las luchas de su negocio.

Imagen: Nik Shuliahin vía Unsplash

Esto puede indicar que gran parte de su autoestima está vinculada a su negocio, y esa es una señal de que podrían beneficiarse de la terapia con un profesional de la salud mental. No debería haber ningún estigma por obtener ayuda. Así como cualquier persona puede desarrollar una enfermedad física y necesitar tratamiento, cualquiera puede desarrollar una crisis de salud mental y necesitar tratamiento.

No tenemos ni idea de cuándo terminará esta pandemia, pero sabemos que terminará. Hasta entonces, debemos cuidar nuestra mayor herramienta para los negocios: nuestra mente.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur