La respuesta viral de un restaurante a 'influencers' que querían comer gratis a cambio de publicidad

Los blogueros pretendían disfrutar los mejores platillos del local, pero recibieron un certero rechazo que fue aplaudido por miles de internautas.
La respuesta viral de un restaurante a 'influencers' que querían comer gratis a cambio de publicidad
Crédito: Unsplash.com

Free Book Preview Winfluence

Get a glimpse of how to influence your audience’s buying habits using traditional and unconventional influencer marketing techniques.
Entrepreneur Staff
5 min read

Un par de influencers de gastronomía” propusieron a un restaurante que los invitaran a comer gratis sus mejores platillos, a cambio de darles publicidad en sus redes sociales con “más de 22,000 seguidores”. La contundente respuesta del local se hizo viral y le ganó muchos aplausos entre los internautas.  

El restaurante Topik, ubicado en pleno de Barcelona, España, compartió en Twitter el mensaje con la propuesta de los influencers. Si bien el local intentó no revelar su identidad, los blogueros se presentaron como Mikel y Roberta, quienes manejan el perfil @foodgordidos en Instagram.

 

 

La pareja afirmó que su perfil es “una gran oportunidad de captar una nueva clientela”, y de “promocionar vuestro sitio en todo el mundo”. Propusieron a Topik hacer “un post con diferentes fotos y diferentes stories (en Instagram) y un artículo en nuestro blog”.

“En intercambio, nos invita a comer vuestros mejores platos. Así, haremos fotos y videos atrayentes para traer clientes que aún no conocen vuestro lugar o que han olvidado vuestra existencia”, escribieron Mikel y Roberta.

La oferta no convenció al restaurante, quienes se han visto severamente afectados por los cierres durante la pandemia de coronavirus. En un tuit, los encargados del local evidenciaron la “falta de empatía” de los influencers.

¿Os habéis dado cuenta que hay una pandemia vigente y que los restaurantes en Barcelona estamos en aforo limitado al 30 % y limitaciones horarias?”, respondió Topik. 

“Llevamos desde el mes de marzo perdiendo 50 mil euros”, es decir, poco más de 1 millón 200 mil pesos mexicanos. “¿Tú crees que me quedan ganas de invitar a alguien?”, agregó.

“Tengo mis trabajadores al Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sin cobrar, un poco de por favor, ¿no? Las cosas se hacen por desinterés, sin esperar nada a cambio. Que os vaya bien la vida”, finaliza el post.

Al compartir la historia con sus seguidores de Twitter, el restaurante comentó: “Lo que os tendríais que poner a trabajar de una.... vez [sic]. Mi abuela a esto le decía hacer el gandul”.

 

 

Las reacciones 

Rechazar la “publicidad” de los influencers fue más redituable para el restaurante. Su tuit acumula más de 6 mil likes, 2 mil retuits y 671 cometarios, la mayoría de apoyo.

“Es acojonante, pero pasa porque hay quien lo acepta. Deseando volver a tu casa, disfrutar, hacer un menú largo, pagar la cuenta y dejar una buena propina para el equipo, que lo hace de cine y se vuelca. Esa es la hostelería que hay que defender”, respondió un usuario.

“¡Bien hecho! El mismo restaurante con esta respuesta se ha hecho su misma publicidad”, señaló otra tuitera.

“No sé si estaría yo interesada en que me promocionen unos bloggers que no saben ni escribir un simple mail sin cometer errores. Dice mucho de lo poco que revisan su trabajo”, notó una internauta.

“Yo tengo muchos menos seguidores. Pero muero de ganas de venir, comer vuestros mejores platos con amigos, hacer fotos, disfrutar y pagaros por vuestro excelente trabajo”, dijo una más.

 

 

Claro que también hubo quienes defendieron a los influencers, argumentando que "es un intercambio comercial" o que "es la nueva publicidad".

 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur