Proyectos espaciales de Elon Musk y Jeff Bezos podrán exentar impuestos para atraer inversionistas

Los hombres más ricos del mundo gozarán del beneficio fiscal por desarrollar sus proyectos en zonas con dificultades económicas de Texas, Alabama, California y Nuevo México.
Proyectos espaciales de Elon Musk y Jeff Bezos podrán exentar impuestos para atraer inversionistas
Crédito: Unsplash.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
5 min read

Jeff Bezos y Elon Musk, quienes ocupan el primer y segundo lugar entre los hombres más ricos del mundo, tienen un estímulo económico extra. Sus proyectos espaciales gozan de una exención de impuestos por parte del gobierno federal de Estados Unidos. El beneficio es parte de un programa cuyo objetivo es atraer inversiones y empleos a comunidades en dificultades.

Durante casi una década, el par de magnates ha invertido millones para desarrollar motores y cohetes con sus empresas espaciales privadas: Blue Origin de Bezos y SpaceX de Musk. Las empresas se comprometieron a crear empleos en zonas designadas a cambio de recibir exenciones fiscales locales.

El beneficio, que no se había dado a conocer hasta ahora, les permite evitar los impuestos a las ganancias de capital sobre el dinero que destinan a dichas zonas de oportunidad. Esas inversiones pueden crecer libres de impuestos mientras mantengan sus inversiones en el lugar durante una década.

 

 

También el millonario Sir Richard Branson, número 379 en la lista de riqueza global de Bloomberg, aprovechará dicha excepción fiscal. El británico se sumó a la carrera espacial a través de Virgin Galactic, una empresa pública que opera desde California y Nuevo México, sitios incluidos en el programa.

 

Críticas y resultados

El programa gubernamental ha recibido diversas críticas. Hay quienes consideran que se debió invertir en empresas ya existentes, en vez de atraer nuevas inversiones a las zonas empobrecidas.  

“Sería un gran mal uso de recursos escasos subsidiar a multimillonarios para salir al espacio, cuando hay personas que luchan con problemas reales aquí en la tierra”, dijo Brett Theodos, un experto en desarrollo comunitario que ha estudiado el programa para el Urban Institute en declaraciones recogidas por El Financiero.

Otro punto controversial es que las empresas no están obligadas a revelar si están reclamando la exención fiscal ni a documentar la creación de empleo. También se reclama la falta de transparencia respecto a cómo se seleccionaron las zonas, pues se especula que respondió a motivos políticos y no de necesidad económica.

No obstante, el sitio de lanzamiento de SpaceX de Musk, en Boca Chica Village, un asentamiento en el extremo sur de Texas, ha generado 500 puestos de trabajo a la región desde 2014, según un funcionario de desarrollo espacial local. El CEO de Tesla dijo esta semana que se mudó a Texas para estar más cerca de las operaciones de SpaceX.

 

 

En el caso de Blue Origin de Bezos, éste se estableció en Cummings Research Park, en Huntsville, Alabama. El parque de investigación, conocido como “Rocket City”, incluye empresas de nueva tecnología y laboratorios universitarios, y está cerca del Centro Espacial Marshall de la NASA. Funcionarios de Alabama lo hicieron más atractivo otorgando a Blue Origin 16 millones de dólares en incentivos. La compañía ha dicho que en la producción máxima, la planta de cohetes podría emplear a 400 personas.

Virgin Galactic de Branson está construyendo su llamado SpaceShipTwo en el puerto aéreo y espacial de Mojave, California. Se trata de una instalación de pruebas civiles que alberga varias compañías aeroespaciales y es parte de una zona de oportunidad designada.

 

 

Virgin Galactic anunció este año que operaría vuelos de turismo espacial desde Spaceport America, un lujoso campo de lanzamiento y terminal en Nuevo México. Se espera que esa operación cree alrededor de 200 empleos, dijeron funcionarios de desarrollo económico del estado. En documentos presentados ante la Comisión de Bolsa y Valores, indica que aún no ha pagado impuestos federales porque no ha comenzado a recibir pasajeros ni pagos, y no ha obtenido ganancias.

Branson planea ser el primer pasajero de Spaceport America a principios del próximo año. Cientos de personas ya apartaron su lugar para el vuelo suborbital con un depósito de 250 mil dólares. Virgin Galactic ha dicho que espera ser rentable en 2021 y se estima que sus ingresos anuales superen los mil millones de dólares en pocos años.

Por su parte, el presidente electo Biden se ha comprometido a continuar mientras solicita a los inversores que demuestren que los proyectos benefician a la comunidad.

 

Con información de El Financiero.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur