¡Nada detiene a Tesla! Excepto esta serpiente que retrasó la construcción de su planta en Alemania

La hibernación de la especie Coronella implicaría retrasos y altos costos para Elon Musk, sumado a los problemas que ya tiene en el país europeo.

Por

Los planes de Elon Musk para construir una nueva planta de Tesla en Alemania han sufrido varios tropiezos. Hace solo unos días reportamos que el sindicato más grande de ese país iniciaría una batalla contra la empresa por los derechos de sus trabajadores. Ahora, quien se atravesó en el camino del magnate es nada menos que ¡Una serpiente!

Spencer Platt/Getty Images vía BI

Como se sabe, Musk planea levantar la Gigafactory 4 de autos eléctricos a las afueras de Berlín. Pero hay un obstáculo inesperado: la zona es hábitat de la serpiente coronella austriaca, actualmente en hibernación.

Las leyes alemanas establecen se debe consultar a las organizaciones medioambientales para autorizar este tipo de proyectos. Sin embargo, grupos ecologistas como la Unión por la Conservación de la Naturaleza y la Biodiversidad (NABU) denunció que el proyecto de Tesla amenaza a este tipo de reptil porque se tendrían que talar 83 hectáreas de bosque. Esto paralizó las obras, con los altos costos que implica.  

Las autoridades alemanas iniciaron una auditoría para evaluar la situación y este fin de semana el Juzgado de lo Contencioso-administrativo de Frankfurt dio luz verde al proyecto. El juez consideró que el fabricante de coches eléctricos “ha tomado suficientes medidas para proteger a los reptiles al cumplir con los requisitos para capturarlos y reasentarlos en un hábitat alternativo”, según informa el portal Electrek.

Tesla no la ha tenido fácil en Alemania

Los problemas con el sindicato IG Metal y la oposición de grupos ambientalistas no son los únicos obstáculos de Tesla en Alemania.

A principios de 2020, uno de los primeros contratiempos fueron las bombas sin explotar que quedaron en el terreno desde la Segunda Guerra Mundial, lo que demoró las obras. Luego, en febrero, un tribunal detuvo de forma temporal los trabajos de deforestación de la zona por el presunto impacto que podrían tener en la vida silvestre y porque las obras podrían dañar el suministro de agua potable.

En octubre, Tesla consultó a los habitantes de la zona y recibió más de 400 reclamos por la potencial escasez de agua cuando la fábrica entre en operaciones. En respuesta, Tesla se comprometió a reducir sus necesidades de agua, de 3.3 millones de metros cúbicos a 1.4 millones. En noviembre, la falta de permisos administrativos para construir sus nuevas instalaciones se sumaron a la lista.

A pesar de todo, Elon Musk no ha anunciado ningún cambio en los planes de inauguración de su planta en Alemania, prevista para 2021.

La Gigafactory 4 es clave para Tesla, ya que ahí se fabricará el Tesla Model Y, la SUV eléctrica con que la compañía pretende afianzarse en el mercado europeo y que podrá portar la leyenda 'Hecho en Alemania'.

Ingresa Ahora