La Gigafábrica alemana de Tesla tiene un problema de lagartos

Un tribunal alemán dictaminó el viernes que la empresa de Elon Musk no podría talar tanto bosque como pretendía para construir su nueva Gigafábrica en las afueras de Berlín. El juzgado dictaminó que la deforestación pondría en peligro a la población local de lagartijas de arena en hibernación.
La Gigafábrica alemana de Tesla tiene un problema de lagartos
Crédito: Sebastian Willnow/picture alliance/Getty Images BI

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
3 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • Las autoridades suspendieron la tala de bosques el 10 de diciembre después de que grupos ambientalistas expresaran su preocupación por la hibernación de serpientes.
  • El fallo sobre las lagartijas también se produjo el mismo día en que la fábrica tuvo que detener la construcción debido a un depósito impago de 100 millones de euros (122 millones de dólares).

Mientras Tesla se apresura a terminar su nueva Gigafábrica alemana para julio de 2021, una especie local de lagarto podría representar un problema real. Un tribunal alemán emitió el viernes una orden que prohíbe a la empresa de autos eléctricos talar árboles que albergan lagartijas de arena en hibernación que no sobrevivirían al proceso de limpieza.

La orden judicial señaló que la compañía de Elon Musk ya intentó acomodar las especies protegidas recolectando y moviendo los lagartos que encontró en el lugar. Sin embargo, debido a que muchos de los lagartos machos ya habrían estado en sus guaridas de invierno, el tribunal dice que los esfuerzos de reubicación no habrían sido suficientes para proteger a la población de lagartos.

No está claro cómo, o si, la orden judicial afectará la fecha de finalización de la fábrica.

Esta no es la primera vez que los reptiles ralentizan la construcción de la Gigafábrica Grünheide, que según el CEO Elon Musk se inaugurará en julio de 2021 y tiene como objetivo producir 500,000 automóviles al año.

Imagen: Depositphotos.com 

Las autoridades suspendieron la tala de bosques el 10 de diciembre después de que grupos ambientalistas expresaran su preocupación por la hibernación de serpientes. Esta nueva sentencia, dictada el 18 de diciembre, solidifica esa suspensión.

Las serpientes y los lagartos no son las únicas preocupaciones ambientales con las que ha tenido que lidiar la Gigafábrica. En noviembre de 2019, los conservacionistas advirtieron que la construcción de la fábrica podría poner en peligro una especie de murciélago local, y se ha encontrado con una feroz oposición de grupos ambientalistas locales, dos de los cuales, NABU y Green League, presentaron sus preocupaciones ante el tribunal sobre reptiles hibernando.

"No podemos aceptar la idea de un 'Lex Tesla' especial que habría diluido los estándares de conservación y protección de las especies de Alemania", dijo Christiane Schröder, gerente de NABU, al Financial Times.

El fallo sobre las lagartijas también se produjo el mismo día en que la fábrica tuvo que detener la construcción debido a un depósito impago de 100 millones de euros (122 millones de dólares).

En octubre, según los informes, la construcción se detuvo porque el sitio se había olvidado de pagar la factura del agua.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur