¿Qué entiendes por innovación? Te presentamos el caso de Pepsi

Múltiples marcas realizan grandes esfuerzos por innovar sus productos y servicios. Sin embargo, varias fallan al momento de generar e implementar esos cambios que podrían ayudar a cumplir con los objetivos planteados.

Por

Innovar significa la creación de algo nuevo para obtener un resultado diferente y poder aportar valor a lo existente para brindar un distinto enfoque. La innovación es una herramienta fundamental para poder competir en el mercado con las condiciones conocidas. Varias marcas han salido adelante con sus estrategias de innovación que han mostrado resultados exitosos. Por otro lado, otras marcas como lo es Pepsi se han hallado con grandes obstáculos a lo largo del camino.

Depositphotos.com

Cabe destacar, que hoy en día las marcas necesitan innovar para poder sobrevivir. De acuerdo con una investigación realizada por la firma global de consultoría especializada en estrategia, marketing, precios y ventas, Simon-Kucher&Partners señala que el 90 por ciento de las compañías dice que la presión acerca del precio está aumentando, con lo que el 75 por ciento de las organizaciones dice que la innovación de productos es la mejor medida para contrarrestar los efectos de estas presiones.

Dicho lo anterior, Gartner informa que el 83 por ciento del presupuesto que una marca destina a marketing se utilice en el proceso de innovación del producto o servicio que ofrece.

Aunque en realidad, no es tan sencillo como parece el hecho de aterrizar esta inversión en proyectos rentables o que sean vistos como auténtica innovación.

Según datos publicados por TNS se dice que lo que identifican las marcas como ´innovación´ en lo que ofrecen, solamente el 15 por ciento corresponde a propuestas que cumplan con dicho concepto, el 82 por ciento indica a extensiones y el 3 por ciento a relanzamiento.

Con las cifras anteriormente mencionadas, podemos entender que en estos últimos tiempos muchas marcas se aventuran a la exploración y experimentación de rutas, que pueden ir fuera de su campo de acción habitual. Tal es el caso de Pepsi, una empresa que hace unos años tomó la decisión de invertir para incursionar en el sector de la telefonía y hacer presencia de manera sorpresiva a empresas como Motorola, Samsung o Huawei.

La plenitud de los teléfonos inteligentes

En el 2015, cuando se generó esa emoción y auge por los teléfonos inteligentes, llegó la propuesta al mercado, mientras marcas como Xiaomi o Huawei comenzaron a crecer, parecía que Pepsi había hallado un nuevo espacio para desarrollarse, sacando a la luz su nuevo proyecto denominado Pepsi Phone o Pepsi P1S, el cual operaba bajo el sistema Android, cuya existencia era de dos series, la P1 y la P1S.

Imagen: Pepsi P1S

En ese entones, el lanzamiento de Pepsi ofrecía algo muy parecido al típico diseño de los teléfonos móviles del momento, hecho con material de aluminio, la vista exterior similar a la de sus competidores, quienes ofrecían la pantalla de 5,5 pulgadas y resolución Full HD con un procesador MediaTek. Asimismo la cámara de 13 megapíxeles con doble Flash Led y de una de 5 megapíxeles, panel frontal.

Como lo hemos descrito, nada diferente ni extraordinario a las propuestas que ofrecían las firmas con mayor experiencia y afinidad en el sector de telefonía móvil. Lo que era el verdadero atractivo con el que Pepsi tenía el propósito de conquistar a los usuarios en el mercado, era el logo de la marca en la parte de atrás del dispositivo inteligente.

Imagen: Pepsi Phone P1

La finalidad de la marca era ´innovar´ por medio de la exploración de otro sector, el cual no se apegaba a su campo de acción

El objetivo era demasiado claro de entender, la empresa apostaba por entregarle al usuario ´una nueva firma para interactuar con el logo de la compañía´ que hasta ese momento solamente era percibido en las latas del refresco, camisetas y mochilas, que con los años se habían convertido en la meta de muchos coleccionistas y fanáticos.

A decir verdad, no funcionó, pese a que Pepsi se considera una marca de culto.

Con el lanzamiento de dicho producto, Pepsi propuso una financiación colectiva con el fin de generar más de sus -poco comunes- teléfonos inteligentes, en el comercio electrónico de origen chino JD.com, donde hasta el momento, después de cinco años de su ofrecimiento no se ha logrado cumplir con el objetivo.

Además, el precio del producto no era lo suficientemente atractivo para ganarse a los consumidores, el cual constaba de menos de 100 dólares. La estrategia de Pepsi no funcionó y es recordada como una falla. Solo se pusieron en venta mil modelos P1.

¿Cuál fue el aprendizaje?

Siempre una marca quiere innovar debe de ser muy consciente de como es percibida por sus usuarios, cual es su giro y entender si realmente posee la experiencia necesaria para poder explorar en un nuevo sector del cual no esté tan familiarizado. En caso de que no sea posible cumplir con alguna de las anteriores, deberá de replantearse su objetivo. Cuando se piensa en innovación, se debe pensar más allá del poder de una marca, ya que aunque domine en cierto sector, no quiere decir que pueda ser exitosa en otro, ya que sus consumidores la perciben de una manera diferente. Esto se debe a que si está firmado por ´x´ marca no se tiene asegurada la innovación en el mercado.   

Lo importante es generar esa necesidad en medio de segmentos de mercado, de manera que se pueda satisfacer de una forma diferente, pero con un gran nivel de saturación.

Evidentemente, no es un desafío sencillo, pero se han visto grandes historias de éxito que inspiran a apostar a estrategias de mercadotecnia asimétricas, lo cual es un punto clave para poder innovar en el mercado actual. Los riesgos constantes con potencial es lo que se necesita hoy en día para transformarse en verdaderas áreas de negocio.

Para saber más: Pepsi presenta nueva bebida relajante

Ingresa Ahora