Estas son las tendencias que dejó el 2020 para el sector EdTech

Las plataformas de educación online tuvieron que adaptarse a las necesidades actuales, además de simplificar su experiencia de usuario en beneficio tanto de la usabilidad como de los recursos institucionales y personales.
Estas son las tendencias que dejó el 2020 para el sector EdTech
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
6 min read

El 2020 ha sido un año muy desafiante y prometedor para el aprendizaje. Apoyada básicamente en la tecnología, la educación se vio forzada a acelerar algunas de las transformaciones que ya se venían preparando, sobre todo en lo digital. Si bien esto se traduce como un avance en el sector, lo vertiginoso del cambio evidenció también las áreas de oportunidades que tiene el aprendizaje en línea. 

Desde integrar a los aún no nativos digitales hasta fortalecer nuevas habilidades por medio del aprendizaje continuo, la educación presenta un panorama muy interesante para los próximos años. 

Adaptación y experiencia de usuario: primera reacción ante la pandemia.

Según la encuesta anual a directores ejecutivos de la firma PWC, en 2019, el 79% de los CEOs en todo el mundo estuvieron preocupados por la falta de habilidades esenciales en su fuerza laboral; porcentaje que incrementó en un 16% respecto al 2016. Esto indica que, con la llegada de nuevas tecnologías, también se van acrecentando algunos intereses respecto a capacidades específicas. 

Con la llegada de la pandemia, se puede casi afirmar que el porcentaje de 2019 se verá  superado, debido al ritmo acelerado con que se tuvieron que realizar los cambios en el sistema. No obstante, dichos cambios no resultan una sorpresa. En palabras de Santiago Salazar, CEO de hackU, la startup que capacita a los no nativos digitales por medio de WhatsApp, “el 2020 no trajo nada nuevo, lo único que hizo fue acelerar un futuro inevitable, uno donde la tecnología se adapta a las personas y no al revés”. Asimismo, presenta a la experiencia de usuario y a la adaptabilidad como dos de las necesidades esenciales para el desarrollo del sector educativo.  

Esto quiere decir que las plataformas de educación online más que surgir, tuvieron que adaptarse a las necesidades actuales, además de simplificar su experiencia de usuario en beneficio tanto de la usabilidad como de los recursos institucionales y personales. Cuestión que prioriza a la educación continua y a las habilidades blandas como herramientas básicas a desarrollar.


Foto: Cortesía

Reducir las diferencias: el reto de la educación actual

Resulta importante afirmar que la adaptación en el sector educativo debe darse en todos los sectores, es decir, es necesario crear soluciones para toda la población y no solo para las personas nativas digitales. Esto debido a que la pandemia evidenció las diferencias de recursos y habilidades que existen entre generaciones, países y distintos sectores sociales.

De entrada, quedó en evidencia que el 80% de la fuerza laboral actual estaba en manos de individuos no nativos digitales; por lo que resulta necesario reentrenar a más de 375 millones de personas. Del mismo modo, gran parte de la base de la pirámide deja las sesiones virtuales al no sentirse cómoda con el canal. A esto hay que sumarle que muchas personas carecen de una disciplina autodidacta, así como aquellas que no cuentan siquiera con una computadora o un teléfono con suficiente memoria para instalar más aplicaciones.

Lo anterior trae como resultado una formación incompleta en las competencias que exige el e-learning en la actualidad, por lo que muchos colaboradores de empresas abandonan los proyectos rápidamente. 

Ocupar los recursos existentes: una medida práctica y efectiva.

En un mercado e-learning de 36 billones de dólares y enfocado en el 80% de la población (no nativos digitales), hackU, es una de las iniciativas más prometedoras para el beneficio de nuestra nueva forma de aprender, ya que se ocupa de los no nativos digitales a través de capacitaciones con cápsulas educativas a través de WhatsApp y con acompañamiento de un coach personal. La propuesta de esta innovadora startup se centra en personas que no tenían condiciones ni oportunidades para aprender, aquellos que no cuentan con educación superior o con los recursos tecnológicos necesarios.

Con la experiencia de sus fundadores, hackU despuntó este 2020 gracias a su enfoque estratégico y humano. Actualmente reporta un crecimiento que se ha multiplicado por 10 veces en su primer año comercial, pasando de 180 usuarios pagos en un país comenzando el año, a más de 10,000 usuarios pagos en nueve países en este cierre de 2020, y facturando más de 500 millones de pesos colombianos este mismo año. De esta forma, hackU busca ser el aliado de la educación continua de la sociedad que eduque a los más de 350 millones de no nativos digitales de manera simple y a lo largo de su vida. 

Respecto a lo que viene para la educación, se proyecta como uno de los sectores donde habrá mayor inversión; aprovechando el desarrollo y transformación resultado de la pandemia. Las compañías buscarán cada vez más formaciones especiales en forma digital, por lo que el sector se ampliará aún más, generando condiciones para que todos los públicos se vinculen.

Desarrollar nuestras capacidades digitales es una prioridad absoluta. Ya no se trata de calcular las habilidades necesarias frente a la transformación digital, sino se trata de desarrollarlas, de asegurarnos que todas las personas las posean y practiquen, sin importar dónde se encuentren. Las empresas están requiriendo con urgencia estas capacidades en sus empleados y colaboradores, por esto son tan valiosos los desarrolladores de talento centrados en la persona, ya que no sólo se encuentran apostando por un mundo mejor educado, sino que saben que esta es una gran opción para un mundo con mejores oportunidades para todos.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur