Por esta razón Starbucks de Dublín recibió una multa de más de 14 mil dólares por un dibujo en un vaso

Una sucursal Starbucks ubicada en Irlanda recibió la orden de pagar una compensación de 12 mil euros, debido a que una de las trabajadoras dibujó una cara "insultante" a una consumidora de origen tailandés.

Por

Luego de que una empleada de un Starbucks de Dublín dibujara una carita sonriente con los "ojos rasgados" en el vaso de papel de una clienta de origen tailandés, un tribunal de Irlanda multó a la empresa considerando este hecho como una ofensa racial.

Depositphotos.com

Según el sitio The Irish Examiner, el Tribunal de Relaciones Laborales de Irlanda tomó la decisión que Suchavadee Foley había sufrido una ´agresión racial´ debido a que la empleada del lugar de los hechos ´hizo una referencia clara´ a su origen étnico, al identificar el vaso con dicha ilustración, en lugar de anotar el nombre, como usualmente se hace en esta cafetería.

El 12 de febrero de 2020, la mujer identificada como la Sra. Foley, fue quien ese día pidió una taza de té matcha con leche, percatándose del dibujo. La Comisión de Relaciones en el Lugar de Trabajo (WRC), Kevin Baneham, solicitó a Atercin Liffey Unlimited, que cotiza como Starbucks Tallaght que pague a la mujer ofendida una indemnización de 12 mil euros (unos 14,500 dólares), ya que fue acosada racialmente en virtud de la Ley de Igualdad de Estado cuando asistió a dicho establecimiento.

Cabe mencionar que el Sr. Baneham afirma que no está a discusión el hecho de que un empleado haya marcado la taza con una imagen de una sonrisa y ojos rasgados quedando como evidencia de que se refiriera a la bebida de la Sra. Foley, ya que se menciona que ella tiene ascendencia tailandesa – irlandesa y que es claro que la representación visual se refiere a la misma.

Pese a que el trabajador alega que su intención no era ofender a nadie, el impacto generado fue negativo en la Sra. Foley, descrito como un suceso "degradante y humillante".

El Sr. Baneham argumenta que la empresa no tomó las medidas pertinentes para evitar el acto de acoso y que es responsable de manera indirecta.

Foley afirmó durante una audiencia anterior que se "apanicó" y se puso nerviosa cuando le quiso dar su pedido, por ende su novio lo recogió por ella.

En cuanto a los abogados de Starbucks, habían solicitado que no se identificara el nombre de la compañía en esta demanda, dado que puede afectar a la imagen de la marca, esta petición fue negada.

Un portavoz de Starbucks expresó que la compañía “lamenta profundamente este incidente y que no toleran ningún tipo de discriminación”.

“Aceptamos que las conclusiones del tribunal indican que nuestra trabajadora no quiso ofender al cliente y hemos vuelto a formar la plantilla de esta cafetería para asegurarnos de que esto no volverá a suceder”, añadió el portavoz de la empresa.

Por si te interesa: Desarrollan en España un cubrebocas que asegura desactivar coronavirus en dos horas

 

Ingresa Ahora