Para viajar a Alemania, mexicanos deberán presentar prueba negativa a COVID-19

El país europeo impuso la medida a 20 nuevos países declarados de 'alto riesgo' por el coronavirus, y entre ellos está México.

Por
Nota original publicada en Alto Nivel

A partir de este domingo 24 de enero, los mexicanos que deseen entrar a Alemania deberán presentar una prueba con resultado negativo a COVID-19. La nación europea incluyó a México en un listado de veinte nuevos países considerados de ‘alto riesgo’, por sus elevadas tasas de contagio de coronavirus.

Depositphotos.com

La Embajada Alemana en México confirmó la noticia a través de redes sociales. Detallaron que la medida se aplicará a todos los viajeros mexicanos mayores de 6 años, quienes tendrán que demostrar que no son portadores del virus mediante una prueba PCR o de antígenos, realizada en las 48 horas previas a su llegada a Alemania.   

 

 

El Ministerio del Interior alemán explicó que la normativa se implementará de forma sistemática en aeropuertos y puertos. En cuanto a las vías terrestres, los controles se realizarán de forma aleatoria.

Además de México, la disposición también se aplicará a todos los viajeros provenientes de países como Estados Unidos, España y Portugal. Otras naciones europeas que tendrán que cumplir la medida son República Checa, Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Montenegro, Kosovo, Macedonia del Norte, Estonia, Letonia, Lituania, Albania y Andorra.

Completan la lista Panamá, Colombia y Bolivia, en Latinoamérica; así como Irán, Israel, Líbano y Emiratos Árabes Unidos, en el suroeste asiático.

Distintos tipos de riesgo

Alemania establece tres categorías para los viajeros que visitan el país: regiones de riesgo, regiones de alto riesgo y regiones con variantes del virus. Para cada una se aplican diferentes normas de control y cuarentena, según explica Europa Press.

Las zonas de riesgo son aquellas cuya incidencia supera las 50 nuevas infecciones por cada 100 mil habitantes en los últimos siete días. Esto se aplica actualmente a casi toda Europa, excepto algunas zonas de Grecia, Finlandia, Noruega, Austria y Dinamarca. Los viajeros de estas regiones deben someterse a un test de coronavirus en las 48 horas posteriores a su llegada y pasar diez días en cuarentena.

Las zonas de alto riesgo son aquellas con tasas de infección significativamente más altas que Alemania. Por regla general, se trata de países con un valor de incidencia superior a 200, ya que la incidencia en Alemania es de 111. Sin embargo, otros países por debajo de esta marca también pueden ser declarados ‘zonas de alta incidencia’ bajo ciertas condiciones.



Las zonas de variantes del virus son aquellas donde se han detectado cepas altamente infecciosas del virus SARS-CoV-2, como Reino Unido, Irlanda, Sudáfrica y Brasil.

Con información de Europa Press.

Ingresa Ahora