Cómo tener éxito como emprendedor millennial

Cinco pasos viables que los millennials pueden implementar para ayudarlos a superar obstáculos y forjar su camino hacia el éxito empresarial.
Cómo tener éxito como emprendedor millennial
Crédito: Drakula & Co. | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network Contributor
CEO of LeapVista
7 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
  • Como generación hemos pasado muchos obstáculos, úsalos a tu favor para tener éxito en los negocios.

Todos tenemos nuestros viajes empresariales únicos. Como miembro de la generación millennial que ahora domina la población mundial, el desafío de nuestra generación es construir un mundo mejor a través de los productos y servicios que ofrecemos, y también a través de los valores que representan nuestras empresas.

Esta misión hercúlea para los emprendedores millennials viene con desafíos que son únicos para nuestra generación. Y cuando surgen nuevos problemas, también nos vemos obligados a abordarlos con nuevas soluciones.

Aquí hay cinco pasos prácticos que los millennials pueden implementar para ayudarlos a superar obstáculos y forjar su camino hacia el éxito empresarial.

1. Elimina tus distracciones

Los millennials son una generación distraída. Se nos conoce por tener períodos de atención tan cortos que una simple notificación de Facebook podría romper una racha productiva. Y aunque muchas cosas exigen nuestra atención, eso no significa que todas sean importantes.

Como emprendedores, es esencial que podamos dejar de lado las distracciones y concentrarnos en las cosas que realmente importan: nuestras metas y visiones, y las tareas que tenemos entre manos para hacer realidad esos sueños.

Como generación conocedora de la tecnología, nos conviene utilizarla al igual que las redes sociales, en nuestro beneficio. Puedes desactivar las notificaciones para tus plataformas de redes sociales e instalar aplicaciones que te ayuden a concentrarte y bloquear las distracciones. Manten tus ojos en el premio y elimina las actividades que te hacen perder el tiempo y que consumen tu energía mental.

2. Crea una historia en torno a tu marca

Los millennials ahora constituyen la mayoría de la población de consumidores. Como pertenecemos a la misma generación que nuestro mercado objetivo, somos más capaces de identificar realmente sus necesidades y deseos. Una forma de llegar a nuestro público objetivo es crear una historia interesante sobre nuestra marca.

Nuestros clientes quieren nuestra narrativa, conocer los principios que defendemos como marca y las historias detrás de nuestros productos. Las historias aumentan el valor comercial. Los clientes están más dispuestos a gastar su dinero en una marca que esté alineada con sus sistemas de creencias.

Ilustra tus porqués y cómo: ¿por qué comenzaste tu negocio? ¿cómo obtienes tus materiales? y, en última instancia, ¿cómo tu marca hace del mundo un lugar mejor?

Los millennials prosperan con las historias y, a través de ellas, podemos involucrarnos y conectarnos con los consumidores a un nivel que los inspire a actuar.

3. Colabora con personas competentes

Una de las trampas de vivir en la era de la información es que asumimos que podemos hacer y aprender cualquier cosa porque creemos que todo está disponible en Internet. Parte de ser un emprendedor inteligente es reconocer tus debilidades y darte cuenta de que estudiar los tutoriales de YouTube no puede llenar grandes lagunas en tu conocimiento. Es por eso que te beneficiarás enormemente al trabajar con profesionales competentes y orientados a un propósito.

Cuando tienes miembros del equipo con diferentes conjuntos de habilidades y fortalezas, entonces tu empresa puede responder de manera más efectiva a los problemas que requieren cierta experiencia. Tener diferentes perspectivas también puede abrirte a nuevas soluciones que activen tu propia creatividad o te ayuden a ver las cosas desde un ángulo diferente.

Creo que tener mentores y socios de confianza que sean buenos en lo que hacen y compartan la misma visión y objetivos que tú es una necesidad si deseas escalar tu negocio. Todas sus experiencias y conocimientos combinados pueden eventualmente llevar a la empresa a mayores alturas.

4. Mantente optimista

La generación del milenio nació durante un período tumultuoso de la historia. Esto significa vivir la Gran Recesión a fines de la década de 2000 y, más recientemente, enfrentar la crisis de salud mundial que marcó el comienzo de otra recesión económica. A pesar de estas circunstancias sombrías, vale la pena tener una perspectiva optimista.

¿Cuáles son los beneficios del optimismo? Un estudio realizado por Michelle Gielan y Frost Bank encontró que los optimistas tienen más probabilidades de experimentar una mejor salud financiera que los pesimistas. También es más probable que posean hábitos monetarios más saludables.

El estudio a nivel nacional encontró que el 61 por ciento de los optimistas han iniciado un fondo de emergencia, mientras que solo el 43 por ciento de los pesimistas lo hizo. La encuesta también descubrió que el 90 por ciento de los optimistas asignan dinero para compras importantes en comparación con el 70 por ciento de los pesimistas. Esto muestra que los optimistas están orientados al futuro, lo que agrega una capa de protección financiera contra las recesiones económicas.

Como emprendedores, tener una actitud optimista durante situaciones desafiantes nos permite cambiar nuestro enfoque de lo negativo a lo constructivo. Apoya el pensamiento creativo y la toma de riesgos, que son cruciales para convertirse en propietarios de negocios millennials exitosos.

5. Cultivar la resiliencia y la flexibilidad

La Asociación Estadounidense de Psicología define la resiliencia como "el proceso y resultado de adaptarse con éxito a experiencias de vida difíciles o desafiantes, especialmente a través de la flexibilidad mental, emocional y conductual y el ajuste a las demandas externas e internas".

Los emprendedores, incluso los más exitosos, no son ajenos al fracaso. Pero la resiliencia es lo que nos permite recuperarnos de esos fracasos y emerger como individuos más fuertes y sabios.

Vivimos en un mundo acelerado que a menudo se transforma a la velocidad de la luz. La nueva información y las tendencias pueden variar repentinamente las anteriores, por lo que debemos adaptarnos a nuestro entorno en constante cambio con agilidad y precisión. La flexibilidad en los negocios significa que podemos realizar modificaciones internas para responder de manera efectiva a los cambios hacia el exterior.

Este es el desafío para muchas startups lideradas principalmente por millennials. Según una investigación realizada en 2019, el 21,5 por ciento de las nuevas empresas fracasan en su primer año, el 30 por ciento en su segundo año y el 50 por ciento en su quinto año.

Muchos factores contribuyen a las fallas de las startups, y parte de cultivar la resiliencia es prever las posibles causas de las fallas y prepararse para ellas con mucha anticipación. Se esperan contratiempos en cualquier negocio, por eso tenemos que estar preparados para fallar rápido, aprender de la experiencia y recuperar nuestro impulso.

Pensamientos finales

Ahora vivimos en un clima empresarial y económico completamente diferente al de las generaciones anteriores. Nos enfrentamos a nuevos problemas y tenemos que encontrar soluciones novedosas para asegurarnos de que tenemos éxito en nuestras empresas.

Tenemos la suerte de vivir en un momento en el que contamos con numerosas herramientas tecnológicas y educativas a nuestra disposición. Y además de eso, podemos aprovechar nuestras fortalezas como una generación resistente armada con las habilidades y la mentalidad necesarias para resistir los cambios y las pruebas en nuestros viajes empresariales.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur