Ojo de Tigre, todo lo que tienes que saber sobre el mundo del mezcal

Esta marca se distingue por su sabor único y originalidad, es uno de los destilados que ha robado el corazón de muchos mexicanos.
El actor y productor mexicano Luis Gerardo Méndez es uno de los emprendedores detrás de este mezcal.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
14 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Mezcal Ojo de Tigre es una marca que salió al mercado en mayo de 2018 y esta nace de dos agaves, el primero de Espadín y el segundo de Tobalá, que son provenientes de Oaxaca y Puebla. Todos sus agaves son cultivados y sustentables, respetando a todos los que son silvestres. 

“Llevamos dos años que la lanzamos, y el día de hoy estamos a la venta a nivel nacional en México y a nivel internacional a finales de este mes, la próxima semana tenemos nuestro lanzamiento en Estados Unidos”, platica Patricio Cuevas, quien es brand manager de Ojo de Tigre. 

La marca se lanzó hace a penas dos años, en 2018. Ojo de Tigre ha buscado posicionarse en el mercado mexicano con buenos resultados. Esto gracias a la sinergia de un grupo de emprendedores mexicanos abanderado por el actor y productor mexicano Luis Gerardo Méndez, además del arquitecto y hotelero Sebastián Sas, y los cofundadores de la agencia COLOURSMX Jorge Mondragón y Cory Crespo.

El 37 por ciento de la producción de mezcal se vendió en México, sin embargo, los mayores consumidores de este licor son los estadounidenses, 45 por ciento se comercializó en el país del norte en 2019.

El mezcal ha sido el licor que más crecimiento ha tenido en el último año, según el sistema de Información Sistematizada de Canales y Mercados (ISCAM) y ha alcanzado ya los 603 millones de pesos, los cuales representan el dos por ciento de toda la industria lidera por el tequila con el 40 por ciento.

Existen varios criterios que son muy importantes de tomar en cuenta cuando se quiere comenzar con un negocio de mezcal

“Lo más importante para empezar un negocio de mezcal, de entrada es conocer y entender al mercado, comprender quiénes son tus principales competidores, qué es lo que hace cada uno de ellos y evidentemente conocer al consumidor, que es lo que busca, que quiere, que necesita, todo esto con la intención de ofrecerles el mejor producto y que te puedas diferenciar tanto en el centro de consumo, en el anaquel y en la experiencia que van a tener cuando tomen el mezcal”, comenta Patricio.

Teniendo en cuenta lo anterior, Patricio expone como ha sido la experiencia emprendiendo en un negocio relacionado con este tipo de producto. 

“La experiencia ha sido muy interesante, la verdad ha sido única, diferente, pero a su vez es enriquecedora y es también gratificante ver cómo el consumidor va aceptando la marca o la ha ido aceptando, no sólo ellos, y ver que tu objetivo como empresa se está cumpliendo, como marca desde que decides lanzarla al mercado la estás cumpliendo, que nuestro propósito desde el principio ha sido transmitir y llevar el patrimonio sensorial de México al mundo y qué mejor que hacerlo a través de una bebida alcohólica como el mezcal, que lleva años de existir en el país y que además ha venido ganando muchísima relevancia en los últimos tiempos”, dice Patricio.

Imagen: Ojo de Tigre vía Instagram

Cómo emprender con mezcal

Los puntos relevantes que se deben de tomar en cuenta para emprender en un negocio de mezcal.

“Crear un mezcal en sí, no es difícil.  Es decir, existen nueve estados de la república que cuentan con denominación de origen, en donde puedes producir el mezcal y en cada uno de estos estados hay muchos pequeños productores que le maquilan o le hacen una producción o un lote específico a algunas marcas. Sin embargo, debemos considerar que para poder posicionar una marca de mezcal debes de tener un producto único y que se logre diferenciar en el mercado, hoy existen más de 300 marcas de mezcal. Entonces, sí es súper importante que sepas que es lo que estás vendiendo y no solo eso, sino que logres transmitir una historia o que sepas que hay algo más detrás del mezcal o del producto que estás tratando de hacer”, explica Patricio. 

No basta solamente con tratar de vender una marca más de mezcal, sino que debe de existir ese factor diferenciador que atraiga a los consumidores, basándote en lo que ellos quieren, para así poder entrar en el mundo del mezcal, ya que eso ayudará a colocarte, puesto que es una industria demasiado competida y la cual requiere de bastante inversión. 

“Es súper importante conocer el mercado y además debes de entender hacia donde y que es lo que están buscando. No es lanzar cualquier producto, también se debe de ser muy apasionado, es una industria muy competida, es una que requiere de mucha inversión y que a cualquier marca que tú lances el día de mañana, no sólo en la industria de bebidas alcohólicas ni en la categoría de mezcales, si no eres consistente con lo que estás haciendo, si no crees en lo que estás buscando y no sientes al consumidor, pues no lo vas a lograr. Todo está en la perseverancia, dedicación, ser consistente es lo más importante para poder emprender e involucrarse en este mundo”, añade Patricio. 

Para poder incursionar en la industria del mezcal, se requieren algunos permisos que son sumamente importantes.

“En el caso específico del mezcal hay un Consejo que lo regula, se llama el Consejo Regulador del Mezcal y para poder comercializar el mezcal debes de cumplir con la norma 070 qué te habla sobre todo este proceso de producción que debes tener para poder ser declarado o considerado mezcal.  Puedes ser considerado mezcal, mezcal artesanal o mezcal ancestral, siempre y cuando tú cumplas con eso, obviamente tienes que ser aprobado y validado por el Consejo Regulador y además de cumplir con las normas de etiquetado que hay para bebidas alcohólicas, tenemos reglas específicas para México y estas van cambiando dependiendo del país en donde tú quieras comercializar el mezcal”, explica Patricio.

Emprender con mezcal puede ser una idea viable, pero que requiere de mucha pasión, dedicación y perseverancia. 

“Es una idea viable, la verdad es que a nosotros nos gusta mucho lo que hacemos, sobre el impacto, puedes tener impactos tanto negativos como positivos. El impacto negativo te digo de hacer todo esta tala, usas mucha madera en el proceso del mezcal, entonces hacer la tala ilegal de árboles o portar agaves silvestres es el impacto negativo. Nosotros por ejemplo, al utilizar agaves cultivados sustentables estamos permitiendo que las plantas sigan, nosotros producimos nuestras propias plantas, nuestra propia materia prima y además la madera que se utiliza tiene las segaderas sustentables, entonces todo esto te ayuda a controlar muchísimo la producción y a que no afectes de manera negativa. En cuanto a impactos positivos, tenemos una bebida ancestral mexicana que estamos dando a conocer al mundo, también la parte que estamos transmitiendo sobre el patrimonio de México al mundo y en nuestro caso, tenemos más de 65 familias que dependen del proceso de producción de Ojo De Tigre, tanto en el campo como en los diferentes puntos, es decir, puntos de venta, en el corporativo, toda la gente que hay detrás de la marca son más de 65 familias que apoyas. Entonces, sí es un impacto muy positivo el que tiene la marca”. 

Imagen: Ojo de Tigre vía Instagram

Respecto a la inversión aproximada que se requiere en esta industria, es complicada definirla, ya que existen diferentes factores que influyen en la misma. 

“Te podría decir que hay tres factores que influyen mucho en la inversión que hay detrás de una marca. Es una industria muy competida y en donde hay muchísimo dinero atrás. Entonces, sabes que hay grandes empresas de bebidas alcohólicas que hacen inversiones gigantescas y para las que apenas están naciendo o creciendo es muy difícil invertir. La inversión que hay detrás está un poco complicada determinarla, pero hay tres factores principales: la producción, es decir, que puedas contar con producción propia, con distribución propia y la inversión estimada que puedas llegar a hacer, depende mucho también del precio de venta. No es como que por vender una botella en 400 pesos quiera decir que tu margen es igual que una de 5,000 pesos.  Esos al final son muy parecidos y pues de eso depende, no te podría decir que hay una inversión específica por marca, pero son inversiones agresivas”, aclara Patricio. 

El análisis de mercado sobre los consumidores es sumamente importante, hay varios aspectos que deben de tomarse en cuenta. Por ejemplo, el comprender perfectamente lo que vas a hacer y a quienes debes enfocarlo, sobretodo entender de que puntos vas a partir para perfeccionar su experiencia. 

“Nosotros cuando empezamos con Ojo de Tigre, nos dimos cuenta de lo que ya había en el mercado. Para sacar una nueva marca tienes que entender muy bien qué es lo que vas a hacer, saber a quién se lo vas a enfocar y dirigir. Nosotros nos dimos cuenta de cuáles eran las características negativas mezcal y tratamos de basarnos en los puntos que no le gustaban a los consumidores para partir de ahí y perfeccionarlo.  Es lo que tenemos hoy en día con Ojo de Tigre, un mezcal que se presenta en una botella icónica y en que es muchísimo más sutil en boca, que no tiene notas tan agresivas, que luego esas son las que conflictúan un poco al consumidor. Entender al  100% lo que el mercado está buscando y sobre eso enfocar y desarrollar tu producto”, cuenta Patricio. 

Todo este concepto nace de la pasión y amor por México, por el mezcal y las ganas de llevar este destilado a todo el país y al mundo. 

“Sin la pasión, la dedicación y el amor, no puedes lograr desarrollarlo y transmitirlo. Es muy importante que con todas estas cosas que hay detrás de una marca, lo logres aterrizar. En el caso de Ojo de Tigre hay varios socios involucrados que son pilares estratégicos para la marca, que nace de ellos esta pasión y gracias a lo que le aporta cada uno de ellos a la marca es que hemos logrado evolucionar hasta donde estamos el día de hoy y ya preparándonos para exportar, que no creímos que lo fuéramos a lograr tan rápido. Para nosotros era muy importante posicionar la marca en México antes de llegar a otro mercado”, externa Patricio. 

La marca está principalmente dirigida a mujeres y hombres jóvenes, pero el propósito que tienen es que puedan animarse a incursionar en el consumo de este tipo de producto típico de México.  

“El caso específico de la marca, estamos enfocados mucho a hombres y mujeres de edad joven. La mayoría de los consumidores actualmente, de 20 a 30 años, la mayoría de los consumidores ahorita de mezcal es gente mucho más grande, es decir, de 35 a 40 años, que no estoy diciendo que no haya jóvenes, obvio también los hay… son quienes todavía muchos de estos consumidores no se atrevían a incursionar en el mezcal y que también tienen miedo de probarlo… Por ahí hay una leyenda o mito con el mezcal que tomas uno y sientes que vuelas, esto es justo lo que queremos hacer, el atraer nuevos consumidores de otras categorías que les da miedo explorar este destilado que se creen que con tomarte uno te pones muy mal y justo eso son lo que queremos cambiar en la mentalidad de la gente o que conozcan algo que va mucho más allá”,  emite Patricio.

Imagen: Ojo de Tigre vía Instagram

Planeación, clave para una buena operación

 Teniendo lo anterior en mente, debemos comprender que una buena operación se basa en una excelente planeación, tienen que existir objetivos claros. 

“Con planeación me refiero a todo lo que involucra la operación de una marca, lo que hay detrás, la cadena de suministros, la parte de logística, en la parte de finanzas, la parte de mercadotecnia, todos estos diferentes eslabones que hay, que luego la gente da por hecho que son muy sencillos o que no estás  considerando si te va a llegar a tiempo alguna parte de los materiales que requieres para producir y necesitas también entender saber cuál va a ser tu demanda, tu objetivo de ventas para determinar todo esto de manera correcta”, expone Patricio. 

Por último, el mismo añade que el perfil de los emprendedores es que una persona sea apasionada, creativa, con ambiciones y dispuesta a tolerar los distintos riesgos que implique emprender.  Si no hay amor, pasión o dedicación por todo lo que estás desarrollando en el proyecto que estás haciendo, no lo vas a lograr. Para poder emprender no solo basta con tener una idea y desarrollarla, porque lo más importante está en las ganas y el deseo. 

“Antes de aventurarte a emprender, debes tener muy claro tu plan de negocio y que nunca se te olvide el porqué empezaste, si pierdes esto de vista, ya no tiene razón de ser. Si no eres una persona paciente también es muy fácil perder la visión y las ganas. No puedes esperar a emprender un negocio y que al día 1 ya estés teniendo utilidades, debes de entender que hay una inversión y es un proceso muy largo para poder lograrlo, hay mucha gente que se pierda en el camino, que se olvida por qué empezaron y al mes dice que no está jalando pero los resultados reales los empiezas a ver a uno o dos años a partir de que empiezas y eso es sí va bien… o sea esto puede ser mucho más largo”, concluye Patricio.  

Imagen: Ojo de Tigre vía Instagram

Keep Reading

Latest on Entrepreneur