Qué debes hacer antes de solicitar un crédito hipotecario en pareja

Al contratar un crédito en pareja se incrementa el valor del patrimonio.
Qué debes hacer antes de solicitar un crédito hipotecario en pareja
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Se aproxima el 14 de febrero, Día del amor y la amistad. Qué mejor manera de celebrarlo que planear el futuro con tu compañero o compañera de vida y adquirir una vivienda. El portal inmobiliario Propiedades.com explicó qué deben hacer antes de solicitar un crédito hipotecario en pareja.  

Analicen su solvencia económica

Si quieren comprar un patrimonio, primero analicen su situación económica. ¿Cómo? Hagan un presupuesto. Este ejercicio les ayudará a saber en qué rubros gastan más y replantear sus prioridades. También, la cantidad que pueden ahorrar.

¡Ojo! La CONDUSEF explica que no se trata de ahorrar lo que sobre en el mes o la quincena, sino de fijar una cantidad periódica que puedan cumplir.

Otro tip es revisar cómo está su calificación en el Buró de Crédito. Si alguno tiene un mal historial crediticio, puede afectar el porcentaje que les van a prestar. 

Estudien el mercado

Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, explica que al contratar un crédito en pareja se incrementa el valor del patrimonio. Esto hace posible adquirir una casa o departamento más grande, con mejor ubicación y mayor potencial comercial.

Para elegir el instrumento hipotecario que mejor se adapte a su contexto y necesidades, estudien las opciones del mercado.

Opciones crediticias Infonavit y Fovissste

Si ya están casados, una alternativa es el Crédito Conyugal de Fovissste. Con él, si uno de los dos cotiza en el Fovissste y el otro en el Infonavit, pueden unir los préstamos y comprar una casa nueva o usada. Las principales características de este programa son: 

  • Las tasa de interés va de 4 a 6 por ciento
  • El plazo de amortización es de hasta 30 años
  • Quien sea derechohabiente del Fovissste debe de tener, como mínimo, 18 meses de aportaciones en su subcuenta de vivienda

En caso de no estar casados, la opción es Unamos Créditos. Es un préstamo al que pueden recurrir si ambos son derechohabientes del Infonavit, tienen relación laboral vigente y cuentan con la puntuación mínima para tramitar el financiamiento. Las características principales son:

  • Sin importar quién aportó más dinero, los dos son dueños de la vivienda a partes iguales
  • Si uno de los dos quiere mejorar la propiedad, deberá tener el consentimiento del otro 
  • Si alguno se queda sin empleo, recurren al Fondo de Protección de Pagos (FPP)
  • La tasa de interés es de 12 por ciento

Alternativas en la banca 

¿Ninguno es derechohabiente de Fovissste o Infonavit? Existe el crédito mancomunado que ofrece la banca. BBVA explica en su portal que para este financiamiento:

  • No requieren estar casados. De hecho, se puede tramitar con un familiar de línea directa (hermano, hermana, padre, madre, hija o hijo) 
  • Los dos firman el contrato, sin embargo, si los ingresos de uno son mayores será reconocido como acreditado y el otro como coacreditado
  • Ambos tienen las mismas responsabilidades y beneficios
  • Al inicio del trámite y al final del préstamo los dos serán dueños del inmueble a partes iguales

La empresa Creditaria dice que cuando se adquiere un préstamo mancomunado es importante:

  • Conocer la protección les ofrece el banco en caso de que uno de los dos fallezca. Por esta razón, aparte del seguro de vida deben tener un seguro de desempleo  
  • Que sus finanzas estén sanas. Si uno de los dos tiene mal historial crediticio pueden negarles el financiamiento  
  • Sociedad conyugal o bienes separados

Sea cual sea el instrumento hipotecario que contraten, si están casados es importante que revisen qué tipo de relación tienen. Puede ser:

  • Sociedad conyugal o mancomunada
  • Bienes separados

En el primer régimen, según la CONDUSEF, lo que adquieran después del día de matrimonio civil será propiedad de ambos al 50 por ciento. Sin contar aquello que cada uno tenía antes de casarse.

En el segundo, todos los bienes que se compren después del día de matrimonio civil, serán propiedad de la persona que los adquiera. Los obtenidos antes del matrimonio siguen siendo de quien los compró. Si se casaron por bienes separados, el propietario puede disponer de este sin pedir consentimiento de su pareja.

Independientemente del préstamo que soliciten, para que las cosas salgan bien y conforme a lo planeado, ambos deben estar conscientes del compromiso que van a contraer. También pagar en tiempo y forma. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur