La conexión inalámbrica entre el cerebro humano y una computadora ya es realidad

Un equipo de neurocientíficos en Estados Unidos logró por primera vez la conexión cerebro-computadora de forma inalámbrica, que será de gran ayuda para pacientes con parálisis y prótesis robóticas, entre otros.
La conexión inalámbrica entre el cerebro humano y una computadora ya es realidad
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
4 min read

La conexión inalámbrica entre el cerebro humano y una computadora, que hace unos años parecía una lejana utopía de ciencia ficción, es hoy una realidad. La hazaña es obra del equipo de neurocientíficos de la organización BrainGate, dedicada al desarrollo de tecnologías para pacientes con enfermedades neurológicasperdida de extremidades.

El estudio, publicado esta semana en IEEE Transactions on Biomedical Engineering, explica que BrainGate realizó la primera prueba de una interfaz inalámbrica cerebro-computadora (BCI, por sus siglas en inglés).

Esta tecnología funciona a través de una matriz de electrodos o chip implantado en la corteza motora del cerebro humano. El chip capta las señales emitidas por las neuronas y envía los datos a una computadora capaz de decodificarlos y convertirlos en instrucciones. Estas órdenes se transmiten sin necesidad de una conexión por cable a dispositivos externos. Así, los pacientes que sufren parálisis pueden ‘escribir’ en una pantalla o manipular una prótesis robótica solo con sus pensamientos.

 

“Las señales se registran y transmiten con una fidelidad similar, lo que significa que podemos usar los mismos algoritmos de decodificación que usamos con el equipo cableado. La única diferencia es que las personas ya no necesitan estar 'atadas' físicamente a nuestro equipo, lo que abre nuevas posibilidades en términos de uso del sistema”, puntualizó en un comunicado John Simeral, autor principal del estudio y profesor asistente de ingeniería de la Universidad de Brown.

Hasta ahora, las BCI dependían de cables para conectar la matriz de sensores cerebrales a las computadoras. Por supuesto, esto limita su uso a un espacio determinado y requiere la supervisión de un experto.

Los investigadores de BrainGate lograron reemplazar todo ese cableado por un pequeño transmisor de 5 centímetros y un peso cercano a los 40 gramos. Este se coloca en la parte superior de la cabeza y se conecta al chip instalado dentro del cerebro para captar las señales neuronales.

El dispositivo BCI inalámbrico utilizado en el estudio se desarrolló en el laboratorio de Arto Nurmikko, profesor de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Brown. Imagen vía Brown.edu.

Las pruebas de la nueva tecnología BCI inalámbrica se realizaron en dos hombres de 35 y de 63 años con lesiones en la médula espinal. Los participantes pudieron usar el sistema en sus hogares, en contraste con otros ensayos similares realizados en laboratorio.

“Hemos demostrado que este sistema inalámbrico es funcionalmente equivalente a los sistemas de cableados que han sido el estándar de oro en el rendimiento de las BCI durante años”, señaló Simeral.

Los neurocientíficos de BrainGate, con sede en Estados Unidos, afirman que la conexión inalámbrica cerebro-computadora es un gran avance en el terreno de las BCI. Esta tecnología implantable acerca a la organización a su objetivo principal, que es ayudar a los pacientes con enfermedades neurológicas, lesiones o pérdida de extremidades a recuperar la comunicación, la movilidad y la independencia.

Ya antes se había informado de dispositivos inalámbricos con menor ancho de banda, pero este es el primer sistema de banda ancha que transmite el espectro completo de señales registradas por un sensor intracortical.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur