Ahora el banco -y las fintech- conocerán tu ubicación

Tú, como usuario, puedes negarte a otorgar tu ubicación, pero si lo haces, el banco no te permitirá usar su aplicación.
Ahora el banco -y las fintech- conocerán tu ubicación
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Como saben, entró en vigor este 23 de marzo una nueva ley que obliga a los bancos a conocer la ubicación de sus usuarios en sus aplicaciones digitales para poder otorgarles el servicio, y las fintech nacimos con ese requisito de Ley. 

Tú, como usuario, puedes negarte a otorgar tu ubicación, pero si lo haces, el banco no te permitirá usar su aplicación. Entonces, aceptémoslo, te están forzando a aceptar, o tendrías que ir a la sucursal a realizar tus transacciones. Pero si evitas dar tu ubicación y decides acudir a la sucursal para ser no conformista, considera que también conocerán que tu ubicación es la de la sucursal. En resumen, si quieres usar servicios financieros, resígnate a que conozcan por dónde andas.

Sin embargo, no debería preocuparte que conozcan tu ubicación. Es probable que antes de que esta ley entrara en vigor, dichas aplicaciones ya obtenían tu ubicación estimada mediante tu IP. Pero si tienes delirio de persecución, hay aplicaciones que permiten que modifiques la ubicación que tu celular reporta, además de utilizar una VPN para “esconder” tu IP y completar la hazaña. Si decides “engañar” al banco con tu ubicación, te recomiendo evites fingir estar en Irán o Coreo del Norte, países altamente riesgosos en términos de Prevención de Lavado de Dinero de acuerdo con la GAFI (Grupo de Acción Financiera Tradicional), pues correrás el riesgo de que tus cuentas sean congeladas.

Esto me lleva a la razón por la cual la ubicación ahora es un requisito de las autoridades para los bancos, y se resume a la Prevención de Lavado de Dinero (PLD). Las mismas Fintech reguladas como Prestadero, que dirijo, también requerimos conocer la geolocalización de los usuarios.

Las Disposiciones de Carácter General a que se Refiere el Artículo 58 de la Ley Para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera mencionan en sus Artículos 11, 35 y 101, la necesidad de conocer la geolocalización de los usuarios para integrar los expedientes, y el requisito de considerar dicha información en el perfil transaccional de los mismos. Es decir, para poder determinar posibles riesgos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo en las transacciones, la autoridad considera importante saber que un cliente que declara su domicilio en México no esté realizando transacciones desde Irán o Yemen, lo que podría generar una alerta. 

Por lo general, bancos y Fintechs ya considerábamos datos de ubicación mediante IP no solo para PLD, sino para prevención de fraudes. Por ejemplo, alguien que dice vivir en Ciudad de México, pero cuya IP se geolocaliza en Durango, puede representar un riesgo de suplantación de identidad. O alguien que está utilizando una VPN (detectable en la mayoría de los casos) también puede representar un riesgo.

Algunos han expresado que tienen miedo que los empleados del banco conozcan su ubicación y den el “pitazo” para que sean asaltados. Pero 99% de los empleados del banco no tendrán acceso a esta información, por lo que ese riesgo será minúsculo.

La ubicación es sin duda información muy poderosa, y puede utilizarse para fines más allá del fin principal para mejorar las prácticas de PLD, siempre y cuando esté así mencionado en el aviso de privacidad de la institución. Por ejemplo, el conocer la ubicación de los usuarios podría permitir teóricamente:

  1. Localización de deudores morosos
  2. Identificación de posibles suplantaciones de identidad o fraudes
  3. Robustecimiento en auditorías por fraude
  4. Datos para scoring de crédito alternativos
  5. Datos que pueden utilizarse por las autoridades (tras debida orden de cateo) para conocer la ubicación de criminales (incluyendo bandas completas de criminales y sus guaridas).
  6. Datos para la designación de planes estratégicos de expansión o mercadotecnia (por ejemplo, donde colocar/eliminar sucursales), donde colocar anuncios con promociones del banco, etc.
  7. Datos para ofrecerte promociones en el momento (“Bienvenido a Walmart San Jerónimo, utiliza tu tarjeta del Banco ABC para comprar XYX y te hacemos un descuento del 5%”).
  8. Muchos otros, sólo limitados por la creatividad de los analistas de datos.

¿Qué puedes hacer? En mi opinión, aflojar el cuerpo. No hay mucho que puedas hacer ante un tema regulatorio, y si esta información se utiliza correctamente por las instituciones, puede contribuir a tener un país con transacciones financieras más seguras.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur