Por qué debes darle una oportunidad a Clubhouse

Clubhouse es una plataforma donde se puede recuperar la conversación, sin emojis, textos, fotos o videos que nos distraigan. 
Por qué debes darle una oportunidad a Clubhouse
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Mi trabajo se basa en las redes sociales. Vivo de ellas y con ellas las 24 horas.

Después de dirigir una agencia de SEO y una plataforma para influencers por más de 6 años, puedo decir que he visto mucho, no digo todo porque en el mundo de las redes sociales lo único constante es el cambio.

Algunas redes me han enganchado más que otras y, como todo usuario, he tenido momentos de hartazgo y saturación, molestia y hasta rabia por los mensajes falsos o llenos de odio que veo en el mundo digital. 

Hasta que llegó Clubhouse y encontré un espacio flexible en el que puedo escuchar y opinar sobre temas que son de mi interés sin todo ese “ruido” que hay en las otras redes sociales.

En un mundo lleno de mensajes de texto, correos electrónicos a todas horas y “scrolling” infinito, Clubhouse es una plataforma donde se puede recuperar la conversación, sin emojis, textos, fotos o videos que nos distraigan. 

Una oportunidad a la conversación

Imagen: Depositphotos.com

Clubhouse es una plataforma conversacional. 

Hasta el momento juega con el aura de exclusividad ya que para ser parte de la plataforma debes ser invitado por un miembro existente.

Una vez que estás dentro, tienes la oportunidad de unirte a diferentes salas donde las personas organizan conversaciones de audio. Estas salas pueden ser muy específicas y estar basadas en temas (como una conferencia o charla TEDx) o pueden ser más sociables, como los chats con familiares o amigos.

No sé si es efecto de la pandemia o el ruido que mencioné anteriormente, pero mi percepción es que la gente tenía ganas de tener buenas conversaciones. No por nada Clubhouse ha crecido exponencialmente desde su inicio en 2020 y en los primeros meses de este año ha registrado más de 4 millones de nuevas descargas (solo en febrero se unieron 1 millón de personas).

Por lo demás, es similar a cualquier red social. Cada usuario tiene seguidores y sigue a otros. Un icono de lupa permite buscar contactos y temas, y una campana informa de la actividad de los usuarios a los que se sigue. En cada sala, los administradores tienen herramientas de moderación que permiten bloquear, silenciar o cerrar una sala. 

Por su novedad, todavía hay muchas más salas en inglés que en español, lo que da a quienes hablamos español la ventaja de estar antes que otros y ser innovador en el uso de nuevas formas de conectar.

Todos somos influencers 

Imagen: Depositphotos.com

Conectarse en Clubhouse, por ahora, significa realmente centrarse en la interacción personal y en comunicarse auténticamente con las personas con las que entra en contacto. Para conseguir seguidores en Clubhouse, debes estar preparado para invertir tiempo.

En esta época de restricciones y cancelación de eventos, crear salas y conversaciones sobre tu industria te puede dar grandes ventajas. Pero si solamente usas Clubhouse para hacer autopromoción sobre tu producto o servicio, los usuarios perderán el interés rápidamente.

Actualmente, las marcas no pueden crear sus propios perfiles, lo que significa que tienen menos oportunidades de realizar ventas directas y publicitar sus productos. Sin embargo, las marcas pueden contar con personas que las representen, creen salas y organicen charlas que se alineen con sus áreas de especialización.

Por ejemplo, como especialista en marketing digital e influencers, puedo abrir una sala para hablar de temas relacionados con la industria e invitar a colegas que están en ella o que tienen negocios complementarios. Si la hago de manera consistente poco a poco me iré haciendo un nombre en una comunidad afín a mis intereses, lo que significa que yo mismo me convertiré en un influencer. 

Por ahora el engagement de Clubhouse no está impulsado por hashtags o algoritmos y lo que la plataforma premia es contar historias, colaborar y compartir ideas. Si aprovechamos el poder de la convesación, todos somos influencers. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur