Un casino fue hackeado a través del termómetro de una pecera

¿Están seguras sus peceras?
Un casino fue hackeado a través del termómetro de una pecera
Crédito: Mirko_Rosenau | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network VIP
President of The Marks Group
4 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Asegura tu computadora portátil. Asegura tu teléfono inteligente. Asegura tu tableta. Y, antes de que se me olvide, asegura tu pecera. Sí, me leíste bien. Tu pecera.

Esa fue la lección aprendida hace unos años de los operadores de un casino norteamericano. Según un informe de Business Insider de 2018, la ejecutiva de ciberseguridad Nicole Eagan de la firma de seguridad Darktrace contó la historia mientras se dirigía a una conferencia.

“Los atacantes usaron eso (un termómetro de pecera) para afianzarse en la red”, relató. "Luego encontraron la base de datos de grandes apostadores y retiraron la información a través de la red; salieron del temómetro y llevaron los datos a la nube".

¿Realmente se puede hacer esto? Ciertamente puede. Y puedes culpar al Internet de las cosas.

Tal vez haya oído hablar de IoT, pero en caso de que no lo hayas hecho, se explica fácilmente. Se trata de objetos tontos e inanimados. Estos son ascensores, motores, maquinaria, camiones, teléfonos, sistemas de rociadores, inventario y, sí, incluso termómetros para peceras. Estos objetos se equipan con sensores y luego se vuelven a conectar a redes, bases de datos y sistemas de comunicación. Tanto es así que para 2025 algunos analistas predicen que habrá hasta 31 mil millones de dispositivos conectados en todo el mundo.

Esto es bueno, porque cuanto más "inteligentes" se hacen estos objetos, más información podemos obtener de ellos para evitar problemas y optimizar su uso. Rolls Royce, por ejemplo, está utilizando motores de avión conectados a IoT para informar sobre la marcha de los datos de rendimiento. El fabricante de ascensores ThyssenKrupp está creando "edificios inteligentes" conectando sus ascensores individuales a estaciones de monitoreo en todo el mundo para advertir de cualquier problema potencial.

Los dispositivos conectados nos ayudan a rastrear el estado de las entregas, la hidratación de los campos de golf y el flujo óptimo de agua a través de las estaciones de bombeo. Y sí, incluso la temperatura de las peceras de un casino. Porque nadie quiere ver peces muertos cuando juega con los ahorros de toda su vida. Mataría la emoción, ¿no?

Pero todos estos dispositivos conectados están creando una enorme oportunidad para los piratas informáticos. Eso se debe a que muchos de ellos no están equipados con los tipos de protecciones de seguridad que se ven en computadoras portátiles, servidores, teléfonos y tabletas. Y, lamentablemente, muchos de nosotros no somos conscientes de los riesgos.

"El sector industrial se enfrenta a un nuevo conjunto de desafíos cuando se trata de asegurar un entorno de TI-OT convergente", dijo a Security Info Watch Tim Erlin, vicepresidente de gestión y estrategia de productos de la firma de seguridad Tripwire. "En el pasado, la ciberseguridad se centraba en activos de TI como servidores y estaciones de trabajo, pero la mayor conectividad de los sistemas requiere que los profesionales de la seguridad industrial amplíen su comprensión de lo que hay en su entorno. No se puede proteger lo que no se sabe".

Entonces, ¿cómo abordamos este problema nosotros, como dueños de negocios? La única táctica es mantenerse a la vanguardia. Por eso es importante contratar a un experto en TI con regularidad para realizar una evaluación completa de la seguridad de nuestra red. Pero debemos asegurarnos de que dicha evaluación incluya la evaluación de todos y cada uno de los dispositivos conectados. Eso significa que los controles de calefacción de nuestro edificio, altavoces inteligentes, detectores de humo, sistemas de alarma, iluminación del techo e incluso la máquina de café en la sala de descanso.

Ah, y no te olvides de la pecera. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur