Tus empleados probablemente se sienten agredidos en el trabajo

Con toda probabilidad está sucediendo. A continuación, te mostramos cómo saber cuándo tus empleados se sienten provocados y qué hacer al respecto.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Sentirse agredido en el trabajo no es divertido para nadie. No es divertido para el empleado provocado por un comentario desconsiderado de un colega. Y no es divertido para el empleador que se está preguntando por qué tantos miembros de su personal se sienten enojados, retraídos e improductivos en el trabajo.

skynesher | Getty Images

Hay razones reales por las que los empleados de tu empresa pueden sentirse especialmente vulnerables a las provocaciones en este momento. Con la actual crisis de salud, la persistente injusticia racial y social, los disturbios políticos y los problemas de salud personal, presentarse al trabajo sin cargar el peso del mundo exterior puede ser un verdadero desafío.

Aunque estos desafíos ocurren simultáneamente y los empleados de tu empresa pueden sentirse física, emocional y espiritualmente agotados, hay algunas cosas que puedes hacer para apoyar a tus trabajadores si se sienten atacados en el trabajo.

Pero primero, es importante reconocer los signos de alguien que se siente hostigado:

Señales comunes de que un colega se siente agredido

A continuación, presentamos algunas formas alguien que se siente atacado puede expresar sus sentimientos en el lugar de trabajo:

  • Comportarse a la defensiva o tener poca energía después de una reunión en la que fueron muy criticados o señalados.
  • Aislarse en su cubículo u oficina después de un proyecto fallido.
  • Estar retraído después de una interacción incómoda con un colega o gerente.
  • Culpar abiertamente a otras personas de la empresa por proyectos que salieron mal y expresar falta de control respecto al resultado.
  • Expresar sentimientos de ira o tristeza por un trato injusto percibido por parte de compañeros de trabajo, líderes o gerentes.
  • Ponerse a la defensiva cuando las creencias o valores personales de alguien son desafiados en un entorno grupal.

Estas situaciones ocurren todo el tiempo, pero es posible que nunca lo hayas notado. Es importante tener en cuenta que muchas personas de color, mujeres, personas LGTBQ y personas con discapacidad experimentan provocaciones con más frecuencia de lo que crees.

Ten en mente que tu colega no es solo una "mujer negra enojada", un "hombre latino ruidoso" o un "introvertido retraído". Si crees que las 'microagresiones' son solo personas siendo demasiado sensibles, probablemente no eres parte de una minoría. Quizá seas blanco, o un hombre, o heterosexual, o todas esas cosas. Los miembros de la mayoría cultural no tienen la experiencia vivida por las minorías, pero su falta de comprensión no cambia el hecho de que las minorías en tu empresa son seres humanos que pueden estar experimentando microagresiones y provocaciones a diario.

Un estudio encontró que algunos hombres negros experimentan hasta 7 veces más discriminación en el lugar de trabajo que los hombres blancos. Y esa discriminación en el lugar de trabajo fue mayor para las mujeres (12%) que para los hombres (8%). Para las minorías, las mujeres y las personas de color, los factores desencadenantes pueden ocurrir simplemente por existir en una empresa.

Estas estadísticas pueden resultar abrumadoras. Pero la verdad es que hay muchas cosas que los directivos, la administración e incluso los compañeros de trabajo pueden hacer para bajar la temperatura, expresar compasión y apoyar a las personas que se sienten agredidas.

Aquí hay tres formas de ayudar a los empleados si se sienten intimidados en el lugar de trabajo.

1. Reconócelo

Lo primero que debes hacer es reconocer que tu colega puede ser provocado por algo que sucedió en el trabajo. Usando las señales y escenarios mencionados anteriormente, puedes darte una idea de si alguien pudo haberse sentido atacado por una interacción particular en el trabajo.

Si notas que el comportamiento de alguien está 'fuera de lugar', no juzgues la reacción de la persona ni intervengas para salvarla tan rápido. Simplemente reconoce que algo está pasando.

Un error que cometen las empresas es que después de una experiencia difícil y traumática, ya sea global, local o dentro de la empresa, los directivos quieren que el negocio continúe como siempre. Esto es un error y, dicho claramente, es insensible.

Parte de reconocer que alguien está siendo provocado es dar espacio para que las personas dejen de hacer lo que están haciendo, den un paso atrás y reflexionen sobre lo que acaba de suceder.

Observa si los colegas están desconectados, fatigados, agotados o tienen problemas para concentrarse después de un evento importante. Siempre ten cuidado de no sacar conclusiones sobre por qué o cómo se sienten. Simplemente reconoce que algo no está bien con tu colega y que está bien darle espacio para procesar, descomprimir y relajarse.

Imagen: SDI Productions | Getty Images

2. Habla con ellos

Ahora que reconociste que algo le provocó molestia a un colega, es posible que desees hablar con él. Eso está bien, pero asegúrate de ir con cuidado. Quizá Recursos Humanos, la dirección o un gerente sea la mejor persona para comunicarse con este empleado. Pero si tienes una relación positiva con un colega y notas que está enfadado, es posible que prefieras hablar con él tú mismo.

A veces, las personas al mando evitan preguntar cómo se sienten los trabajadores en la oficina. Es posible que los líderes no quieran interferir en las relaciones interpersonales que ocurren dentro de la empresa, o puede que no vean un problema desde su perspectiva. Pero eso no debería evitar que se comuniquen con sus empleados frecuentemente.

Los chequeos deben ser una norma de la empresa en todos los niveles. Los colegas deben comunicarse entre sí. Los gerentes deben consultar con la dirección. Y los directivos deben comunicarse con sus empleados.

Una forma de cuidar a los empleados como miembro del equipo ejecutivo es ofrecerles días de autocuidado. Dales la tarde libre después de un duro evento mundial. O bien, anima a las personas a tomarse un tiempo libre para relajarse después de una semana difícil.

Una empresa cuyo equipo directivo está implementando el autocuidado para toda la empresa es LinkedIn.

LinkedIn decidió recientemente ofrecer una semana libre pagada durante la cual toda la empresa cerró y animaron a sus empleados a practicar el cuidado personal. El objetivo era evitar el burnout entre los empleados que experimentaban niveles más altos de estrés. El equipo ejecutivo de la empresa promueve el cuidado personal, el tiempo libre y la gestión del estrés de una manera que otras empresas pueden replicar.

Pero si no eres como LinkedIn, siempre puedes implenmentar chequeos más pequeños internamente. Ofrécete para tomar un café con un colega que se sienta agredido o para tener una conversación privada en la sala de conferencias.

Cuando te encuentres en una situación en que puedas comunicarte con un colega que se siente hostigado, permite que la persona exprese por completo qué le estaba sucediendo en ese momento. Antes de apresurarte a validar o invalidar su experiencia, simplemente escucha. Escuchar con la intención de comprender y no para diagnosticar puede permitir que la persona que reaccionó ante una provocación procese, reflexione y se sienta totalmente escuchada.

Mientras alguien comparte su experiencia, puedes hacer preguntas más profundas para demostrar que realmente estás escuchando y expresar una preocupación genuina. Puedes preguntar:

  • ¿Cómo puedo ayudarte?
  • ¿Qué te ayudaría más en este momento?

Como gerentes y líderes de una empresa, existe el deseo de solucionar problemas y resolverlos. Pero el objetivo aquí es estar atento y abierto. éstas son habilidades de diversidad, equidad e inclusión (DEI) que todos deberían aprender.

Los chequeos son una herramienta poderosa. Te permiten evaluar cómo se encuentran tus colegas y brindarles apoyo durante los momentos difíciles.

3. Participa en conversaciones genuinas

Ahora que reconociste que algo no anda bien con un colega, los escuchaste y sabes todo acerca de qué lo provocó, ya puedes entablar una conversación genuina sobre el evento.

Mucha gente se tropieza en el tema de conversación. Los jefes pueden preguntarse qué podrían decir para ayudar a mitigar las provocaciones existentes. Los directivos incluso pueden tener problemas con el lenguaje inclusivo y cómo usarlo con un empleado que está experimentando emociones negativas.

Por mucho que el idioma importe, el esfuerzo más importante es mostrarse con autenticidad. Con eso me refiero a expresar vulnerabilidad y voluntad de involucrarse por completo en el tema con el colega.

Apoyarte en tus propias vulnerabilidades es otra habilidad de DEI que todos deberían aprender. Puedes hacerlo diciéndole a tu colega lo que pensanste en el momento en que lo provocaron. Cómo te hizo sentir eso y qué pensaste cuando terminó. Mostrar vulnerabilidad crea un espacio para que otros sean vulnerables y también se muestren auténticamente.

Demostrar fragilidad también desbloquea nuevos niveles de confianza y camaradería en una empresa. Abre un pozo de empatía y compasión del que ambas partes pueden beneficiarse. Valida los hechos del evento que ambos pudieron haber presenciado o que un compañero de equipo experimentó. Y permite que el colega sea visto, escuchado y reconocido por completo.

Pero si alguien se siente agredido, es posible que todavía no esté en el estado mental para mostrarse frágil. Ser sensible y abrir la puerta a la conversación ayuda a la otra persona a sentirse segura para hacer lo mismo.

Lo más importante es que la vulnerabilidad modela la alianza, la solidaridad y el respeto. Si eliges profundizar con tu colega, debes saber que no es tan importante mostrarte 'perfecto' con el mejor lenguaje inclusivo y entendimiento. Lo más importante es presentarte de forma auténtica.

Estar presente para colegas hostigados puede ser un desafío difícil. Pero vale la pena el esfuerzo. Apoyar a alguien que fue provocado por un evento en el mundo o en el lugar de trabajo puede construir nuevas relaciones y construir una relación laboral más sólida. Estos tres pasos pueden revolucionar la forma en que tu empresa aborda los problemas más difíciles que ocurren en el lugar de trabajo y más allá. Al comprometerte con estas accciones cruciales, puedes revertir una mala situación y liderar con compasión y comprensión.

Ingresa Ahora
Nika White

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network Contributor

Dr. Nika White is a national authority and fearless advocate for diversity, equity and inclusion.