La primera vez que Jessica Alba presentó su startup falló. Así es como logró convertirla en un unicornio.

De "no muy prometedora" a una valoración de mil millones de dólares, The Honest Company de Jessica Alba se repuso al rechazo inicial.
La primera vez que Jessica Alba presentó su startup falló. Así es como logró convertirla en un unicornio.
Crédito: Hannes Magerstaedt | Stringer | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network VIP
Founder and Consultant, Hefty Media Group
6 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Si quieres tener éxito en un pitch con inversionistas al primer intento, aprende de los inicios de una emprendedora tremendamente exitosa. La startup de Jessica Alba, The Honest Company, es un verdadero éxito: cerca de 350 millones de dólares en ventas durante un año en el que muchas empresas tuvieron problemas, pero los capitalistas de riesgo rechazaron la idea al principio.

En 2009, Alba tuvo un problema real: no podía encontrar productos de bebé para su recién nacido que tuvieran la garantía de ser seguros y ecológicos. Después de experimentar una reacción alérgica a un detergente supuestamente seguro para bebés, desarrolló su idea de la forma en que comienzan muchos emprendedores exitosos comienzan: propuso construír la solución que ella misma deseaba que estuviera en el mercado . 

Alba le propuso su idea al emprendedor en serie Brian Lee, quien supuestamente declinó después de decir que no era "muy prometedora". La sensación de que los demás no ven potencial en ti o en tu idea de negocio es una frustración conocida por los emprendedores en ciernes. En ese momento, Alba comentó que sentía que nadie la tomaba en serio como emprendedora, ni siquiera creían en su idea, aunque sabía que habría demanda.

Pero solo cinco años después, The Honest Company alcanzó el estatus de 'unicornio', valorado en más de mil millones de dólares. ¿Qué cambió en esos cinco años que le permitieron convertir su pitch fallido en una historia de éxito?

Para perfeccionar tu pitch, experimenta

Vayyamos a 2012. Jessica Alba se encuentra ahora en Washington, presionando para reformar la Ley de Control de Sustancias Tóxicas de 1976. Animada por su creciente conocimiento sobre el tema, regresó con Lee y le volvió a presentar su pitch.

Esta vez, su presentación fue mucho más concisa, con menos de 30 minutos de principio a fin. En un mundo donde la mayoría de emprendedores se rinden después de un rechazo o dos, Alba, en cambio, había pasado los años entre ambas reuniones presentando su idea a sus amigos, identificando huecos en su posicionamiento, y respondiendo todas y cada una de las preguntas que surgían sobre la cadena de suministro.

Otro cambio había ocurrido en los últimos tres años: los capitalistas de riesgo como Lee, a quien estaba pitchando, habían formado familias jóvenes. El discurso de Alba era sólido como una roca y, como ventaja adicional, sus posibles inversores querían el producto ellos mismos.

Lee dijo que sí al segundo pitch y ayudó a Alba a conseguir inversiones adicionales. El primer año que The Honest Company estuvo en el negocio, reportó unos ingresos asombrosos de 12 millones de dólares, una cifra aumenta cada año. Tras enfrentar el rechazo inicial de su pitch, la decisión de Alba de perseverar ha llevado a The Honest Company a un éxito espectacular.

Cómo superar el fracaso inicial

El fracaso es parte del camino de todo emprendedor. Cuando te involucras profundamente con una idea, puede ser difícil encontrar personas que no comparten o no ven tu visión. A continuación, se ofrecen algunos consejos para mantener el rumbo cuando las cosas no salen como quieres al principio.

Rodéate de críticas cariñosas

Alba reclutó amigos en cada paso del camino que le sirvieron de caja de resonancia. Estas personas no la mimaron ni le dieron falsas esperanzas; le hicieron preguntas difíciles que expusieron todas y cada una de sus posibles debilidades. Pon tu fe en amigos de confianza y confidentes para que te brinden un amor duro, y tu discurso será más fuerte para aquellos que tendrán la última palabra.

Conoce lo que tus clientes quieren

Al principio, todos le dijeron a Alba que debería comenzar con un producto y luego expandirse una vez que tuviera éxito. Pero esto no encajaba con la visión de Alba de una línea completa de productos seguros para el bebé, la fundadora sabía que los padres que querían productos limpios deseaban una marca que pudiera ofrecer múltiples soluciones.

Al final, Alba ignoró los consejos convencionales y se lanzó con 17 productos, que mucha gente creía que eran demasiados. Pero debido a que ella no aceptó eso, ni para los capitalistas de riesgo ni para ella misma, el lanzamiento fue un éxito total.

Cree en tu idea

Alba sabía por experiencia propia, que esta era una idea con fuerte demanda. Había una brecha real en el mercado que ella misma experimentó y creía en su capacidad para satisfacer esa demanda. Solo necesitaba convencer a los inversionistas. Esa confianza en sí misma la ayudó a superar los fracasos y a convertir la retroalimentación negativa en combustible para crecer aún más.

Es casi seguro que enfrentarás rechazos, como lo hizo Alba, sin importar en qué etapa del camino empresarial te encuentres. Al fortalecerte sabiendo que tu idea es buena, independientemente de cómo la valoren los demás, te darás el ímpetu para continuar cuando no tengas éxito de inmediato.

Una de las cosas más difíciles de superar como emprendedor es mantenerse positivo frente al rechazo. Cuando encuentre un fracaso, piense en fundadores como Alba que han perseverado para dar vida a sus visiones. Obtenga ayuda de aquellos en quienes más confía, marque su propio camino y pronto verá un movimiento para convertir sus sueños en realidad.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur