¿Cómo crear un Ecosistema Ágil Mínimo Viable guiado por resultados para detonar la innovación regional?

Se trata de un ecosistema empresarial que está relacionado con la estrategia y el desarrollo de un Producto Mínimo Viable de algún nuevo producto o servicio.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Depositphotos.com

Por: Andrés Guzmán Velgis, Partnership and Selection Manager en Wadhwani Foundation LATAM. 

Mucho hemos oído sobre los grandes ecosistemas de emprendimiento e innovación a lo largo del mundo y cómo han logrado este impresionante desarrollo económico basado en tecnología e innovación, algunos de los casos más sonados son Medellín, Tel Aviv, Singapur o el gran Silicon Valley, entre otros, su éxito se ha debido a un sin número de factores y mi objetivo no es analizarlos, sino dejar claro que estos exitosos casos han sido sistemáticos y sobre todo regionales.

Es importante reconocer y entender que no existe ni existirá una receta, cada región tendrá que definir su modelo de sistema de innovación público, es posible definirlo a través de una serie de hipótesis, que al validarlas pueden ser traducidas en un Ecosistema Mínimo Viable, que tendrá que ser desarrollado de manera incremental e iterativa por los actores del ecosistema.

¿Cómo lograr convertir una serie de instituciones vinculadas en un ecosistema?

Todos en algún momento hemos visto o jugado fútbol, en el mismo todos los jugadores del equipo están guiados por resultados, en este caso goles, el meter o evitar un gol brinda beneficios para todos, esto genera que trabajen como equipo, ya que el fin es común y todos se benefician de eso, claro que habrá jugadores más talentosos que otros, pero a fin de cuentas los triunfos son de todos, lo mismo sucede en los ecosistemas de innovación, para que funcionen tienen que perseguir resultados comunes o “goles”, trabajar como equipo para lograr objetivos claros que se traduzca en éxitos de innovación regionales, pero ¿Qué pasa cuando los resultados que se buscan son mucho más complejos que simples goles?

¿Qué es un Ecosistema Ágil Mínimo Viable (EAMV)?

Empecemos definiendo, ¿qué es un ecosistema de innovación?, según Ruta N, un ecosistema de innovación es un “entorno que se construye en un territorio para promover el desarrollo económico, haciendo más eficiente el desarrollo de proyectos de innovación entre empresas, universidades, emprendedores, inversionistas, gobierno y demás interesados.”

El término de Ecosistema mínimo Viable fue mencionado por primera vez en el libro The Wide Lens, por el Dr. Ron Adner, un Ecosistema Mínimo Viable (EMV) se enfoca en el desarrollo del ecosistema empresarial, que está relacionado con la estrategia y el desarrollo de un Producto Mínimo Viable de algún nuevo producto o servicio, entonces un EMV es un entorno que facilita el desarrollo y el encaje de un Producto Mínimo Viable dentro de un ambiente.

Ya hemos definido dos de los tres grandes componentes de un Ecosistema Ágil Mínimo Viable, una parte fundamental para el diseño, ejecución y desarrollo de un EAMV es la agilidad, este elemento fundamental permite que una vez que se ha encontrado el encaje problema-solución de nuestro ecosistema y a través de la las historias de usuario podamos lograr desarrollar un EAMV de manera iterativa e incremental.

En resumen, un Ecosistema Ágil Mínimo Viable (EAMV) es un entorno sistematizado con las características fundamentales para aprovechar las cualidades regionales, su desarrollo es iterativo e incremental y es orientado a resultados institucionales y del ecosistema, su principal objetivo es eficientar el desarrollo de proyectos de innovación que detonen el desarrollo económico.

¿Qué pasos puedo seguir para implementar un EAMV?

Mi experiencia profesional me ha permitido colaborar con actores de todos los tipos, he tenido la oportunidad de conocer de primera mano las perspectivas de innovación en grandes corporativos, MiPymes, emprendimientos propios, sector público, universidades y dentro de una ONG internacional, está experiencia me permite entender gran parte del ecosistema y sobre todo conocer cuáles son las motivaciones de cada sector y como poder sistematizar actores de innovación, con este objetivo he creado los Ocho pasos para desarrollar un Ecosistema Ágil Mínimo Viable:

1. Empieza por lo local

Es fundamental partir de lo local y entender que los ecosistemas sólo funcionan cuando efectivamente se visualizan como sistemas complejos, donde coexisten diversos componentes con distintas capacidades, características y sobre todo necesidades.

Partiendo de este hecho fundamental, es de vital importancia el sumar a todos los actores locales del ecosistema, incluyendo a los individuos que son quienes pudieran fungir como beneficiarios de estas estrategias de desarrollo económico, construye un listado de actores que se te vengan a la mente, pero sobre todo motívalos para que inviten a más actores que sumen al proyecto.

No olvides que dentro de cada actor existen autoridades, sin embargo, no siempre la máxima autoridad es quien está altamente motivado, es importante detectar a los early adopters (adoptantes tempranos) y asegurarte de sumarlos al proyecto.

2. Identifica claramente los problemas y ventajas competitivas de la región

Una vez que sumamos a la mayoría de los actores clave del ecosistema, conversamos con ellos y han entendido la razón por la cual se está desarrollando este proyecto, el siguiente paso es identificar con claridad las problemáticas de tu región y la ventaja competitiva con la que cuenta, puedes implementar sesiones de lluvia de ideas con los actores para tener diferentes opiniones y perspectivas, este ejercicio te permitirá formular hipótesis de problema, que deberás validar directamente a través de entrevistas con los individuos que coexisten dentro del ecosistema, invita a los actores a realizar entrevistas de problema, una vez que hayan concluido este proceso, reúnanse y comenten los resultados.

No olvides que también los actores tienen puntos de vista, necesidades y problemáticas a tomar en cuenta, después de todo un ecosistema de innovación tiene características similares a un modelo de negocio multi-sided business donde se genera y entrega valor a distintos beneficiarios.

3. Establece los indicadores y objetivos clave del ecosistema

El ecosistema deberá ser guiado por resultados, es vital establecer en conjunto con los actores los indicadores que se estarán midiendo y los resultados esperados, puedes ser más ambicioso de lo normal en la definición de estos objetivos, no caigas en la tentación de poner objetivos vanidosos que no aporten real valor económico, estos son algunos ejemplos de indicadores clave para ecosistemas de innovación:

  1. Empleos generados.
  2. Incremento de ingresos.
  3. Empresas creadas.
  4. Sumatoria de inversiones de capital.
  5. Patentes generadas.
  6. Incremento en sueldo promedio.
  7. Inversión extranjera generada.

4. Identifica y alinea los indicadores y objetivos de cada institución con los del ecosistema

Una vez definidos los objetivos tangibles del ecosistema, se deberá generar una alineación con los indicadores de cada actor, es importante considerar que muchos pueden no tenerlos tan claro, este proceso puede demorar un poco más de lo esperado, pero como mi analogía anterior del fútbol, si el equipo no está buscando meter goles nunca se ganará el partido, invierte el tiempo necesario para definirlos correctamente, los indicadores de cada actor deben de perseguir sus objetivos y estar alineados hacia los del ecosistema, después de todo esto es un sistema y si un componente falla puede llevar a un colapso.

5. Identifica la propuesta de valor de la región donde se implementará el EAMV

Gracias a todo el aprendizaje validado sobre las características y problemáticas de tu ecosistema, podrás determinar en conjunto con los actores la propuesta de valor de tu ecosistema, puedes utilizar las distintas herramientas que ya conoces para definirla.

Una vez que has definido tu propuesta de valor y las soluciones que en conjunto ofrecerán a los individuos beneficiarios de tu ecosistema, es momento de validar qué es lo que realmente quieren, formula tus hipótesis de solución que te permitirán saber con menor incertidumbre si realmente esta propuesta genera el intercambio de valor dentro del ecosistema.

6. Define un Producto Mínimo Viable (PMV) para los individuos del ecosistema 

En conjunto con los actores, diseña el PMV que en conjunto estarán desarrollando. Para definir y planear correctamente tu PMV sigue estos pasos:

  1. Prioriza las características de solución y encuentra las vitales.
  2. Define las características finales.
  3. Convierte estas características en historias de usuario.
  4. Define y planea los sprints de desarrollo (No te olvides que cada desarrollo debe ser testeable).
  5. Ejecuta el primer sprint.
  6. Valida e itera la solución hasta encontrar el encaje problema-solución.
  7. Continua con los siguientes sprint.

7. Crea un sistema para reportar, medir y analizar los indicadores de libre acceso para todos

Un sistema de indicadores claro y sencillo permitirá a todos los actores visualizar los logros de manera sencilla, estos se entenderán como logros propios y como la analogía del fútbol, todos entenderán que se están metiendo goles en equipo.

8. Evalúa y mide el cumplimiento de los objetivos de manera mensual, trimestral y anual

De manera periódica se deberá medir el cumplimiento de los objetivos, tomado como base los indicadores clave que se definieron, además de la retroalimentación constante que debes estar obteniendo tanto de actores como de individuos, habrá que pivotar o iterar la solución de manera incremental y permanente, cuando logres resultados siempre será bueno “cacarear el huevo” quien sabe tal vez tu región sea el nuevo ecosistema de innovación referente a nivel mundial.

Ingresa Ahora