Una ciudad gastó 4.6 millones de pesos que eran para el COVID-19 en... un calamar gigante

Los funcionarios del pueblo pesquero de Noto en Japón han sido criticados por gastar dinero en algo que muchos consideran trivial.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
News Writer
3 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.

Una ciudad japonesa ha sido criticada después de que gastó casi 230,000 dólares (unos 4.6 millones de pesos al tipo de cambio actual) en fondos de ayuda para el COVID-19 en una estatua de 43 pies de un calamar volador, informa el New York Times.

En marzo, Noto, un pueblo de pescadores principalmente de calamares, erigió la estatua de cinco toneladas y media frente a un restaurante con temática de calamares, en un esfuerzo por atraer a los turistas una vez que la pandemia se calme. Según el Times, Tetsuji Shimoyachi, un funcionario de la ciudad, dijo que la esperanza era que la estatua del calamar fuera "una atracción de fuerza motriz en el período posterior a COVID".

Sin embargo, muchos criticaron la decisión de la ciudad, argumentando que los fondos podrían haberse utilizado mejor. Un usuario de Twitter se preguntó cómo percibiría el mundo el calamar en "un país donde no se suministran vacunas, las pruebas de PCR no aumentan y el sistema médico se ha derrumbado", según el Times.

Otros expresaron su disgusto al periódico en japonés Hokuriku Chunichi. Según lo traducido por The South China Morning Post, un residente dijo: "Puede traer gente a largo plazo, pero debe haber habido una mejor manera de usar el dinero, como para el personal médico o en instalaciones de atención a largo plazo. son los lugares que requieren apoyo urgente debido a la pandemia ".

El Post señaló además que, para completar el proyecto, los funcionarios de la ciudad habían recurrido al fondo de reserva de la comunidad.

En respuesta a la reacción violenta, Shimoyachi explicó que Noto había recibido aproximadamente 6.2 millones de dólares en ayuda de Covid el año pasado, según el Times. De ese dinero, la ciudad gastó 2.5 millones de dóalres en control de infecciones y 1.3 millones de dólares para promover negocios locales. Los fondos que se gastaron en la estatua del calamar eran parte del dinero restante que tenía la ciudad, dijo Shimoyachi.

Desde el inicio de la pandemia, Noto, una ciudad de 16,000 habitantes, ha registrado poco menos de 30 casos de Covid, según el Times. Pero si bien Japón, en su conjunto, ha controlado la pandemia mejor que otros países, recientemente ha sido criticado por su manejo de la vacuna en medio de un aumento en los casos de COVID-19 en Tokio y otros municipios, y actualmente hay algo más de 60,000 infecciones activas a nivel nacional.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur