Esta yerba mate con CBD argentina está triunfando en Miami

Según Shadi Atassi, su yerba "Milonga" logra conseguir un buen sabor y, debido a la dosis permitida de CBD, generar un toque de tranquilidad.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
6 min read
This story originally appeared on El Planteo

Por Hernán Panessi

“La de Milonga es una historia rara”, avisa Shadi Atassi, un futbolista norteamericano de origen sirio y de familia argentina que diseñó -junto a su padre- la primera yerba mate orgánica con CBD de Estados Unidos. “Es una fusión diferente y única en todo el mundo”, continúa.

¿En todo el mundo?

—Sí, hay unas en Uruguay, pero hacen otra cosa. Ellos mezclan la hoja de cáñamo con la de yerba mate. No significa que haya CBD. Es un proceso diferente al que hacemos nosotros. Somos los primeros en hacer ese proceso orgánico, en hacer la infusión de yerba mate con extracto de CBD.

Imagen: Cortesía Milonga vía El Planteo  

El evangelizador del mate

Criado en Miami, donde todavía vive su familia (mitad argentina, mitad siria), y con un presente profesional en el Lebrijana, de la tercera división andaluza de España, Shadi siempre tuvo una obsesión con el mate.

Y, en sus viajes por el mundo, se fue convirtiendo en una especie de evangelizador.

“Lo conocí de chiquito porque mi mamá tomaba en casa. Siempre lo viví como algo nostálgico. También veía que lo tomaban Messi y Suárez. Nunca fui de matear hasta que jugué en Banfield y viví en su pensión. Ahí estaba con chicos del interior y viví con riojanos, salteños, mendocinos, de todos lados. Si en Buenos Aires toman mate, en el interior toman el triple”, recuerda en perfecto castellano.

Así las cosas, con esta experiencia futbolera que cruza lo sentimental y lo cultural, Shadi incorporó el mate a sus rutinas. “Es una excusa para hablar, es una señal de confianza. Entendí al toque la importancia del mate para los argentinos”, cuenta.

El mate y el CBD

Debido a su crianza familiar orgánica, el CBD siempre le resultó cercanoDe hecho, su padre, Samer, usa productos con CBD para calmar sus dolores corporales. “En vez de usar pastillas farmacéuticas, siempre fue más de lo natural”.

Imagen: Cortesía Milonga vía El Planteo

Entretanto, la expansión del mundo del cannabis en el mercado norteamericano hizo que la familia juntara sus dos pasiones y que encarara el proyecto de Milonga. “Damos un producto con transparencia pura. Explicamos el proceso de la infusión, queremos ofrecerle al público algo que no se vio y que le traiga beneficios”, asegura.

Durante el inicio de la pandemia y en plena cuarentena estricta, su padre –responsable para América Latina de una compañía que comercializa tecnología anti fraude- y él –un joven futbolista en el pico de su carrera- tuvieron la oportunidad de compartir tiempo juntos.

“Hablando con mi padre sobre emprendimientos novedosos, siempre las ideas estaban en torno a la yerba mate. ‘¿Y si mezclamos yerba con CBD?’ Y, bueno, encontramos una idea hermosa. Fueron unos meses para encontrar la fórmula, la yerba, el CBD que nos dé el beneficio que buscamos, el diseño del paquete y toda la identidad. Queríamos sacar un producto y que la gente entendiera todo de 0 a 10”, Shadi dixit.

Propiedades ansiolíticas

En esta fusión, yerba Milonga logra conseguir un buen sabor y, debido a la dosis permitida de CBD, generar un toque de tranquilidad. “Entre otras cosas, Milonga sirve para bajar la ansiedad”, dice.

Y sigue: “Es una mezcla que nos identifica a nosotros”.

En su página web, una bolsa de 200g. de yerba cuesta unos u$s 16,95 y alcanza para 7 mates. A su vez, la bolsa mediana de 340g. vale u$s 20,95 y rinde unas 10 raciones. Y el costo de una bolsa grande de medio kilo es de u$s 29,75 y lleva 14 raciones.

El dato: cada ración tiene 25mg. de extracto de CBD.

Imagen: Cortesía Milonga vía El Planteo

¿Qué onda Estados Unidos y el mate?

—En Estados Unidos hay mucha gente que conoce la yerba mate. Se convirtió en moda beberlo en lata, como un energizante. A los latinos les gusta que haya un mate y una yerba de Estados Unidos. Ver un producto norteamericano que toca sus raíces le da un giro sentimental. Y a quienes realmente les gusta, se interesan por tomarlo como lo tomamos nosotros.

¿Qué tipo de público tienen?

—Muchos latinos que están en Estados Unidos. Si bien es un nicho, es uno enorme. Hay muchos latinos y muchos veganos que quieren un producto sano. Ellos saben que con Milonga tienen una transparencia pura. Nos consume gente curiosa de entre 24 y 45 años. Y ni que hablar del mundo del CBD, que no lo quieren consumir como chocolate o gominola. Con Milonga encuentran una forma creativa de tomarlo. En Estados Unidos no hay mucha gente que tenga el mate de calabaza y se ponga a tomarlo con bombilla como para que se aprecie el producto por ese lado.

Negocio en ascenso

Por estos días, Milonga tiene distribución oficial en Alemania, Suiza, Francia y República Checa, entre otros.

Todavía no en Argentina ni en España, su lugar de residencia. “Acá se permiten tópicos, cremas y aceites, pero no comestibles”.

Imagen: Cortesía Milonga vía El Planteo

A la sazón, con la prosperidad del negocio, planean sacar unas cápsulas compatibles con Nespresso y Keurig. “Eso saldrá muy pronto para el público yankee que no quiere cebar”. En el corto plazo, planean sumar una versión sin CBD. En el mediano, mate cocido en bolsitas de té. Y, en el largo, como para fin de año, unas latas frías.

“Hay un proceso especial para cada producto”, cierra el joven.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur